Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Eventos musicales con motivo del 100 aniversario del nacimiento de Boris Hristov

{ include file="./partials/authors.html" } БНР Новини
Boris Hristov en el papel de Boris Godunov
Foto: Archivo



En mayo de 2014 se cumplen 100 años del nacimiento de Boris Hristov, uno de los más grandes cantantes líricos del siglo XX. Sus espléndidas interpretaciones escénicas forman parte de la historia de la música universal. Generosamentedotado de una hermosa poderosa voz, Hristov se sumergíaliteralmente en cada personaje para impregnar de riqueza y exquisitez el más nimio detalle de su interpretación. Empezó su camino desde Bulgaria. Nació en una familia de intelectuales. De niño cantó en el coro de la Catedral de San Alejandro Nevski, luego fue solista del coro masculino Gusla. En 1942 se fue a Italia para estudiar canto lírico. Unos años más tarde ya recorría los escenarios mundiales: la Scala de Milán, el Covent Garden de Londres, los teatros operísticos de Roma, Venecia, Nápoles, Barcelona, Lisboa, Río de Janeiro, entre muchos otros. Aunque había conservado su nacionalidad búlgara, durante el régimen totalitario a Boris Hristov se le negó entrada en la patria hasta el año 1967. Afortunadamente, más tarde Bulgaria cambió su actitud hacia este artista de renombre internacional. En 1986, en Roma fue inaugurada la Academia Búlgara de Artes y Cultura, que lleva su nombre. Allí, el gran bajo enseñó a jóvenes cantantes operísticos hasta el 1992, un año antes de su muerte.

El comité nacional que está apoyando las iniciativas de la celebración del centenario de Boris Hristov es patrocinado por Mihail Mikov, presidente de la Asamblea Nacional de Bulgaria. El comité está formado por organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, y los medios de comunicación nacionales. “Nuestra tarea es celebrar  el centenario de Boris Hristov de una manera que esté a la altura de esta gran persona. – dice Momchil Georgiev, representante del comité, y agrega:

"La idea es que los actos conmemorativos a nivel nacional sean múltiples y vayan más allá de los eventos tradicionales organizados en semejantes ocasiones. Naturalmente, el concurso de jóvenes cantantes líricos Boris Hristov tendrá una edición más este año. El 18 de mayo, en el día del nacimiento del gran bajo, habrá una celebración en la Ópera de Sofía y muchos conciertos en varias ciudades. Con el afán de atraer a más músicos de todo el mundo, lanzamos la iniciativa de que los músicos búlgaros dediquen sus actuaciones musicales en Bulgaria y en el extranjero a esta fecha importante. No podría enumerar a todos, pero entre nuestros seguidores están el violinista Vesko Eshkenazi, los conductores de orquesta Zhan Anguelov y Rosen Milanov. Varias importantes giras de músicos búlgaros serán dedicadas al centenario de Boris Hristov. Hemos propuesto películas, exposiciones y otros materiales dedicados a Boris Hristov a más de cien festivales en el mundo para que los incluyan en sus programas. Invitamos a 128 óperas a celebrar la obra de nuestro eminente compatriota. Ya tenemos la confirmación de Teatro Real de la Moneda, de Bruselas y de varios teatros líricos checos. Algunos compositores búlgaros han compuesto o están trabajando sobre obras dedicadas a Boris Hristov. Las clases maestras de Renata Scotto en Roma con cantantes búlgaros y las de Fiorenza Cosoto en Sofía transcurren bajo el signo de este aniversario".

Al final de su vida, Boris Hristov donó su vivienda en Sofía al Estado búlgaro "para fomentar el desarrollo de jóvenes cantantes líricos". Hoy en día, en este sitio se ubica una exposición museística, se organizan muestras artísticas, hay una vida concertística activa. Su directora es la musicóloga y periodista Elena Dragostinova, que acompaña a los visitantes del museo para contarles interesantes historias de esta casa.

"El centenario es un motivo para evocar el credo creativo del gran cantante, sus principios artísticos y sobre todo sus convicciones. Era un verdadero ciudadano del mundo, y siempre hizo para la Patria lo que su corazón le dictaba. En el museo Boris Hristov los talentos jóvenes se encuentran con maestros del arte. Para ellos esto es un trampolínalos escenarios del mundo. Lo bueno es que luego vuelven a este salón, cómodo y no muy grande, y entran en nuestro círculo de amigos. Hace dos años, con la asistencia del Ministerio de Cultura, tratamos de lograr que Boris Hristov fuera nombrado una de las personalidades de la UNESCO para el año 2014. Los eventos mundiales dedicados a su aniversario empezaron en la Casa Internacional de la Música en Moscú. Recibimos una invitación de la Orquesta Estatal de Instrumentos de Viento de Rusia y la organización corrió a cargo del Instituto Búlgaro de Cultura en Moscú con la asistencia del Foro Bulgaria – Rusia. El evento fue un triunfo del arte lírico búlgaro representado por los bajos Plamen Beikov, Ivailo Dzhurov y Alexander Nosikov y la mezzosoprano María Zhekova. En el museo Shalyapin, que fue un ídolo de Boris Hristov, di una conferencia sobre Boris Hristov como reformador de la ópera. Un hecho curioso que mencioné fue el estreno de la opera Boris Godunov en Covent Garden en 1958, durante la época del Telón de Hierro. Haciendo uso de su renombre y fama, Boris Hristov logró que la interpretación fuese exclusivamente en ruso. En un palco estaban sentados el embajador de la Unión Soviética de aquella época y la primera ministra del Reino Unido. Una semana más tarde, durante el segundo estreno, Elizabeth Segunda personalmente felicitó a Boris Hristov por su éxito".

El teatro musical Boris Hristov visitará varios países europeos. El 28 de febrero en Roma presentará un programa con la participación de dos cantantes jóvenes, María Zhekova y Alek Avenisian y los últimos alumnos de Boris Hristov, Plamen Beikov y Mariana Tsvetkova. El concierto en la Academia Boris Hristov se realizará bajo el patrocinio del embajador búlgaro en el Vaticano.

“Acepté esta invitación con gran emoción – dice Mariana Tsvetkova. Me gustaría ir al sitio donde casi un año estuve trabajando con este gran maestro, en 1991. Desde entonces siempre él está presente en cada una de mis actuaciones. Siempre está allí, en una silla en la sala. Sé que me está escuchando y que está dispuesto a criticarme cuando no doy todo de sí. No importaba si presentábamos una canción, un aria o una obra completa, él exigía que fuésemos sinceros, que diésemos el 100 % de sí mismos, que no volviésemos a casa con “un esfuerzo ahorrado”. Volver a Roma, a la Academia, significa volver a experimentar todas las emociones y miedos en su presencia”.

Versión en español: Ekaterina Bobeva


Más de la sección

La joven intérprete Delya y su canción "No eres"

Delya Jaralampieva es una cantante de pop, actriz, autora de la letra de algunas de las canciones de su repertorio. Una de éstas , No eres , ha permanecido durante varios meses en el BG Top 20, la clasificación de música pop y rock de Radio..

Publicado el 29/11/21 12:52

El coro Bodra Smiana celebra su 75º aniversario

Bodra Smiana (relevo joven) es el primer coro infantil búlgaro que ha recibido fama mundial. Este año se cumple el 75º aniversario de su fundación y esto ha motivado a un comité de iniciativas de ex coristas a organizar una exposición fotográfica bajo el..

Publicado el 26/11/21 09:10

La vida como un milagro y un monstruo en un espectáculo individual de Diana Dáfova

Diana Dáfova es conocida por el público búlgaro por sus proyectos artísticos grandiosos, que la cantante ha presentado a lo largo de los años en el país, pero también en Europa y en los Estados Unidos. La artista también participa en diversas iniciativas..

Publicado el 23/11/21 13:33