Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

Europa por las minorías

Por qué las minorías étnicas y culturales de Europa necesitan ser protegidas y qué medidas toma la UE

Casi el 8% de los ciudadanos de la Unión Europea (UE) pertenece a minorías, y un 10% habla un idioma regional o minoritario, muestran datos citados en la resolución del Parlamento Europeo (PE). Esto corrobora una vez más la idea de que Europa es un mosaico de culturas, idiomas, religiones y tradiciones que unen a personas con valores comunes. También existe una comprensión común de que todos los ciudadanos europeos deberían poder hablar sin temor su lengua materna en la calle o en otros lugares públicos. No obstante, el término “minoría” aún carece de un marco legal paneuropeo. En una serie de documentos internacionales el término está explicado, pero no definido, lo cual quizás sea la razón por la que diferentes países también tengan enfoques distintos respecto al concepto de “minoría”. En Alemania, por ejemplo, sólo enumeran las minorías étnicas o lingüísticas, como daneses, sorbios, frisones, sinti, gitanos. En Bélgica, pero también en países al margen de la UE, como Rusia y Moldavia, se da una definición común de minoría, sin especificar qué comunidades étnicas y lingüísticas la integran.

Del mismo modo está resuelto el problema de la financiación de las comunidades a fin de preservar su identidad nacional, cultura e idioma. La solución por separado de este caso por parte de cada país implica una serie de problemas. También crea inseguridad entre las comunidades que desempeñan actividades orientadas a preservar su cultura y tradiciones.

En Bulgaria, existe un marco legal que define explícitamente la igualdad de derechos para las personas, independientemente de su nacionalidad, raza, religión y origen social. Además, los poderes del ministro de Asuntos Exteriores incluyen la protección de las minorías nacionales búlgaras en el extranjero. Así y todo, las comunidades búlgaras en el exterior siguen experimentando dificultades a la hora de conseguir fondos para sus actividades. El periodista Yosif Davidov, del periódico de los búlgaros en España Nova Duma, afirma que la ayuda financiera a los medios informativos búlgaros en el extranjero es importante no solo con miras a asegurar esta ayuda, sino también en términos de los objetivos que se propone lograr.

Cada búlgaro en España que tiene un negocio es capaz de aportar 50,000 euros, mientras que el Estado búlgaro nos niega financiamiento. Rumania tiene un ministerio para la diáspora. Cada año se organiza un concurso que asigna un subsidio de entre 10,000 y 15,000 euros a los medios rumanos en el extranjero.

En Croacia el Estado financia a las minorías y sus actividades. Diana Glasnova publica en Zagreb la revista bilingüe Lengua patria para las necesidades de los búlgaros en aquel país, y también de los croatas.

Lo que nos proponemos con esta publicación es explicarles también a los croatas quiénes somos los búlgaros, cómo es Bulgaria. Es que cómo se podría pedir respeto por una minoría si ésta se mantuviera ignorada y desconocida. Es por esto que redactamos nuestros escritos tanto en búlgaro como en lengua croata, y en este empeño somos únicos en este terreno. Ahora, en la práctica, nuestra revista la leen, por igual, el presidente de Croacia y los ministros del Gobierno. Además, esta revista búlgara, por cuarto año consecutivo, está siendo adquirida por la Biblioteca del Congreso en Washington. Nuestra revista está siendo íntegramente subvencionada por el Estado croata. Lo mismo es válido para todas las minorías nacionales en Croacia.

Con el fin de armonizar y mejorar las condiciones de las minorías nacionales y lingüísticas en Europa, el Europarlamento votó hace un año una resolución instando a la Comisión Europea a elaborar las llamadas normas mínimas para las minorías en la Unión. Garantizar la igualdad de oportunidades para que las comunidades minoritarias participen en la vida política y pública es una de estas normas, como también lo son respaldar sus conocimientos y habilidades para preservar y desarrollar el patrimonio cultural, incluso mediante la creación y el mantenimiento de fondos culturales materiales. También se fomenta el uso de los idiomas minoritarios en los medios informativos y la concesión de licencias de servicios informativos a grupos minoritarios. Se destacan, asimismo, otros temas, como el acceso a la educación en lengua materna y en el idioma oficial del país de residencia, la eliminación de las barreras administrativas y financieras que impedirían la diversidad lingüística y que podrían entorpecer la inclusión de las minorías en la gama completa de profesiones practicadas en un país concreto. Ahora le toca actuar a la Comisión Europea, cuya presidenta Ursula von der Leyen, en su discurso programático declaró que defendería la primacía de la Ley para todos los ciudadanos de la UE, por ser ésta la esencia de su visión de una Unión de igualdad, tolerancia y justicia social.

Versión en español de Daniela Radíchkova
Fotos: BTA

Más de la sección

El rating de Bulgaria ha subido en 2019 tras sumar una serie de indicadores

Bulgaria ocupa el puesto 58 entre 80 países del mundo, según la clasificación de los mejores países del mundo de la revista “ US News and World Report ". En la clasificación para el año 2020, este país sube del puesto 67 que había tenido en..

Publicado el 26/01/20 08:15

Se encarece ocho veces moneda con la efigie del poeta Geo Milev

A la semana de haber puesto en venta el Banco Nacional la moneda conmemorativa con la efigie de Geo Milev, el valor de la misma se disparó superando 8 veces el precio al que se comercializaba al principio. El valor facial de la moneda es de 2..

Publicado el 26/01/20 08:10

Stefan Krastanov, el físico cuántico búlgaro en Harvard

Descubrió la ciencia gracias a dos profesores eruditos en secundaria. Hoy, cuando se desempeña en los círculos académicos más encumbrados, no se olvida de devolver lo aprendido al mundo. Es que el saber le despierta, cambia y eleva a uno..

Publicado el 25/01/20 08:20