Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

La huella búlgara en los frescos del monasterio Cora de Estambul

La última morada de los Asénidas, amenazada con seguir la suerte del templo de Santa Sofía

4
Foto: BGNES

El *monasterio de Cora en Estambul, famoso por sus inconfundibles frescos, probablemente corra la misma suerte que ha tenido el emblemático templo estambulí de Santa Sofía. La noticia de su conversión en mezquita, a raíz del decreto del presidente turco Recep Tayyip Erdogan del pasado 21 de agosto, ha vuelto a conmocionar a la comunidad cultural mundial.

”Semejante paso es, por igual, una pérdida para el orbe cristiano y un golpe al patrimonio cultural mundial”, ha comentado, entrevistado por la agencia de noticias BGNES, el Prof. Emanuel Mutafov, de la Academia de Ciencias de Bulgaria. A mediados de agosto, con motivo de la magna festividad cristiana de la Dormición de la Virgen, se ha hecho público el estudio científico del Prof. Mutafov, dedicado a la veneración de la Madre de Dios en el arte en los templos de Constantinopla.

“Mi libro, por concurso de las circunstancias, es la última obra científica escrita sobre esta iglesia mientras aún seguía siendo un museo −destaca el Prof. Mutafov− . No me siento feliz con este hecho. Como ha llegado a decir el patriarca ecuménico Bartolomé I, la decisión de convertir la iglesia en mezquita ha causado también dolor físico a los cristianos. Conmigo es un dolor por partida doble ya que soy uno de los estudiosos, aunque modesto, de esta iglesia”.

En su monografía, el autor defiende la hipótesis de que en la capilla de la iglesia de Cora habrían recibido sepultura descendientes de los Paleólogos, quienes gobernaron Bizancio desde 1261 hasta 1453, y de los Asénidas, soberanos del Segundo Imperio Búlgaro desde 1187 hasta 1280.

“Rastreando toda la historia y básicamente las fuentes asociadas a Cora en forma de textos y epitafios, he llegado a la conclusión de que en el arcosolio recibió sepultura la reina Irene Paleóloga. Fue una princesa bizantina, hermana del emperador Andrónico II Paleólogo y esposa del zar búlgaro Iván Asén III. En los otros dos arcosolios recibieron sepultura dos de sus hijos. Es un hecho irrebatible el que en los frescos de Cora están presentes los monogramas de los Asénidas”.

Iván Asén III e Irene Paleóloga sentaron el comienzo de una de las estirpes bizantinas más poderosas, que desempeñaría un papel importante no sólo en los Balcanes sino también en Europa Occidental y Rusia. Fueron descendientes suyos los últimos reyes del Imperio bizantino, como también el zar Iván el Terrible. El primer zar de Rusia fue nieto de Sofía Paleóloga, sobrina del último emperador bizantino y tataranieta de Iván Asen III, y que fue una de las figuras brillantes del Imperio ruso.

Sin embargo, ahora toda esta historia será borrada por su conversión en símbolo espiritual islámico, temen los historiadores. Además, este acto pone freno al acceso a uno de los más significativos monumentos del arte bizantino de los Paleólogos, que reviste significación mundial.

“Por ser estas actuaciones políticas, deberá ser igualmente política la respuesta a las mismas −estima el Prof. Mutafov− . Debe producirse ésta con rapidez y contundencia, no sólo a nivel de Estado, sino también al de toda la Unión Europea. Cuando se produjo la transformación de la basílica Santa Sofía de museo en mezquita, la reacción fue muy laxa y muy vacilante. Ahora estamos arrancando un capítulo entero del manual de arte bizantino, y esto lo lamentarán muchas generaciones venideras, porque Cora es una joya auténtica. Nadie reniega del período en que restos monumentos funcionaban como mezquitas. Fue bastante largo y nadie que tenga sentido común pretende que Santa Sofía y Cora sigan teniendo estatuto de iglesias. Lo que pretendemos es que permanezcan como espacios neutrales o museos”.

El estudioso opina, categórico, que lo que viene sucediendo en los últimos años en Turquía se propone borrar el Estado laico y transformar Turquía en país líder del Islam. Muy probablemente, en la materialización de este plan vayan a correr la misma suerte otros templos bizantinos.

*El monasterio Cora es uno de los monumentos más importantes de la época del Bizancio. En 1453 fue arrasado por los turcos otomanos tras la toma de Constantinopla. Alrededor del año 1511, la iglesia fue convertida en mezquita y desde el 1945 viene funcionando como museo.

Versión en español por Mijail Mijailov


Galería

Más de la sección

El primer edificio del BNB, a principios del siglo XX

El edificio del Banco Nacional de Bulgaria cumple 85 años

En el centro de Sofía , en proximidad al llamado Triángulo del Poder comprendido entre las sedes de la Presidencia de la Nación, el Consejo de Ministros y la Asamblea Nacional, se encuentra uno de los edificios más vigilados de la capital: el del..

Publicado el 21/10/20 15:37

Bulgaria venera la memoria del “ángel en la tierra” san Juan de Rila

El 19 de octubre, la Iglesia Ortodoxa Búlgara celebra el solemne traslado de las reliquias de san Juan de Rila a Sredets (la actual capital de Bulgaria, Sofía) y su canonización oficial como santo. A san Juan de Rila se le llama Taumaturgo debido a la..

Publicado el 19/10/20 07:00

La antigua botica del Dr. Antoniadi en Plovdiv

Formados en el conocimiento moderno de las universidades europeas, los farmacéuticos diplomados de las tierras búlgar as dirigían la mirada también a los recetarios de antaño. Y mientras en el s. XIX colocaban las bases de la ciencia farmacológica,..

Publicado el 18/10/20 07:05