Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

La salvación de la crisis política en Bulgaria, en manos de quienes en ella se debaten

Foto: BGNES

En el umbral de la nueva temporada política y sobre el telón de fondo de las protestas antigubernamentales, el desenlace de la crisis política en Bulgaria continúa incierto. En vez de dimitir, el Ejecutivo ha propuesto la convocatoria de una Magna Asamblea Nacional y enmendar la Constitución. Esto, empero, no ha podido satisfacer las exigencias de los jóvenes en protesta, quienes reclaman un cambio real del statu quo.

¿Cómo evolucionará esto?

Los comentarios de figuras políticas antiguas y actuales, de politólogos y sociólogos son dispares y van desde las afirmaciones de falta de alternativa hasta la opinión categórica de que el actual Ejecutivo está definitivamente desprestigiado tanto a los ojos del electorado como en el plano internacional.

La mayoría de los expertos coinciden en que las dimisiones sólo son “válvulas de escape parcial” de la tensión, sin llevar a  una solución al problema, algo que Bulgaria ha venido viendo durante los últimos años. Cada vez que estalla el descontento popular, en vez de eliminarse la causa originaria, se van borrando los efectos.

Con el manejo del principio ”hay hombre, hay problema; no hay hombre, no hay problema”, se van relevando ministros, pero la credibilidad de los políticos se ha agotado a tal extremo que cualquier político siguiente está siendo considerado como nueva figura precaria en el poder.

Según Reneta Indzhova, única mujer primera ministra de un gobierno interino de Bulgaria (desde octubre de 1994 hasta enero de 1995), la causa de ello reside en que “en la vida política, los gobernantes y la oposición” en vez de “relevarse como alternativas categóricas siguen siendo una especie de hermanos gemelos”. No obstante, “el relevo entre ellos debe hacerse de manera más frecuente, ya que se trata de la manera única para llegar a tener ha habilidad política de elegir lo correcto”, destaca Reneta Indzhova, entrevistada por Radio Nacional de Bulgaria (BNR por sus siglas en búlgaro). A su juicio, es innecesario que los políticos aparenten estar resolviendo problemas de peso aprobando asignaciones complementarias de fondos de los Presupuestos. En vez de ello, deberían reconocer que en la misma forma en que accedieran al poder se habrán de ir.

La percepción de falta de justicia y el descontento que se ha ido acumulando de las instituciones es el tema esencial ”allende las pasiones políticas coyunturales”, reconoce el actual viceprimer ministro Tomislav Donchev en entrevista con BNR. Ha opinado que el debate en torno a las enmiendas constitucionales se ha de insertar en el marco de más justicia, mejoramiento de la representación política y contacto entre ciudadanos e instituciones. ”El simple relevo de la guardia no sería capaz de corresponderse íntegramente con las reivindicaciones de la gente. Las figuras importan, pero importan diez veces más las reglas por las que se eligen aquéllas”, opina tajante Tomislav Donchev.

¿Serán, empero, las elecciones honestas tal y como lo reclaman los manifestantes, que pretenden que tales comicios los convoque un gobierno interino? También en este caso, los expertos coinciden en que la desconfianza frente a los resultados electorales estriba en la Ley Electoral. El problema es, ¿quién se encargaría de cambiar esta Ley?

“Los juristas de calidad en el Parlamento se pueden contar con la mitad de los dedos de una mano”, dice en una entrevista con el diario 24 Chasa el Prof. Ogñán Guerdzhikov, ex presidente de la Asamblea Nacional y primer ministro interino de enero a mayo de 2017. En lo tocante a las enmiendas importantes a la Constitución, Guerdzhikov ha expresado con contundencia que “la actividad legislativa es la labor jurídica suprema. Se trata de la materia más compleja en la esfera del Derecho y requiere un profesionalismo muy alto, y lo que pasa es que son pocas las personas que lo poseen”.

Según el Prof. Guerdzhikov, los buenos juristas han abandonado la política hace ya tiempo por “no desear participar en el sórdido juego de ésta”.

Y, puesto que brillan por su ausencia figuras competentes en el poder, es probable que cualquier empeño en prolongar el statu quo político alimente en cada vez mayor medida el descontento popular.

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: BGNES

Más de la sección

Calidoscopio balcánico

Grecia reclama ante la ONU que Turquía devuelva el estatuto de museo a la mezquita de Santa Sofía   Grecia, junto con varias organizaciones internacionales, quiere que Turquía restaure el anterior estatuto del Museo Santa Sofía en..

Publicado el 26/02/21 15:13

¿Es inevitable un gobierno de coalición en Bulgaria?

Bulgaria se enfrenta a las elecciones más importantes desde el comienzo de la transición a la democracia en 1989, aseguran analistas nacionales. Quedan días contados hasta el comienzo de la campaña electoral. Una de las incógnitas principales en este..

Publicado el 25/02/21 11:48

Para los búlgaros, Rusia, China y EE.UU. serán las superpotencias mundiales en un futuro próximo

A la pregunta de cuáles serán las superpotencias mundiales en el año 2030, el 58% de los búlgaros asigna el primer puesto a Rusia, el 50% a China y el 46% se lo otorga a Estados Unidos. Esto indica un sondeo global de la Asociación Gallup..

Publicado el 23/02/21 11:51