Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

La asombrosa colección de objetos de uso hogareño de Rumyana Péncheva

13
Foto: archivo personal

Rumyana Péncheva lleva más de 40 años coleccionando antiguos y auténticos objetos de uso doméstico creados por talentosas manos búlgaras. Hoy en día probablemente sea la dueña de la mayor colección privada de artículos para el hogar de Bulgaria. Retrotrayéndose al pasado, Rumyana se está dando cuenta de que el cariño que sintiera por los hermoso la ha acompañado durante toda su vida.

”No me acuerdo de cuándo exactamente me puse a ir recolectando estos objetos, probablemente ocurrió cuando estudiaba en la secundaria, a la edad de 16 o 17 años. Una de las primeras cosas en mi colección fue la cantimplora de mis abuelos en la que aparece estampado el rostro de nuestro legendario revolucionario y poeta Jristo Botev. Luego se fueron sumando a mi colección objetos mucho más hermosos y de dimensiones mayores, pero aquel objeto es el que sigue siendo mi objeto predilecto pues encierra la nostalgia y el recuerdo de mi infancia”, dice Rumyana.

Los primeros objetos se los regalaron familiares y allegados, luego comenzó a comprarlos. Recuerda los años en que objetos antiguos se vendían en tenderetes montados a la orilla de las carreteras o en los mercadillos. Se entera dónde hay lugares donde se podrían conseguir objetos antiguos e interesantes, recorre las aldeas trabando amistades con personas mayores que le cuentan sus vidas y, como no, la historia de los objetos de su posesión.

”Las cosas que siento como más entrañables para mí son las que compré directamente a gente que había heredado aquellos objetos o prendas de vetusta indumentaria. De ellas consigo recabar en ocasiones cierta información −explica Rumyana− . Sobre muchos de los trajes tradicionales sé cuándo habían sido lucidos: si los habían vestido la bisabuela o la abuela de esos descendientes. De uno de los trajes me consta que había pertenecido a una mujer nacida en el año 1864. No es la indumentaria más hermosa, pero me da mucha alegría, puesto que, con todo, ha sido confeccionada a finales del siglo XIX”.

La hermosura genuina e inconfundible del traje tradicional búlgaro se fue revelando ante los ojos de Rumyana Péncheva cuando se dedicó a comprar indumentaria autóctona en Internet. Se puso a leer y a estudiar, fue trabando contactos con personas que enriquecieron su conocimiento sobre el inmenso mundo de la vestimenta de la mujer búlgara.

”Estos trajes despiertan en mí el orgullo de ser una búlgara −confiesa Rumyana− . Además de ellos, a lo largo de los años fui reuniendo bastantes objetos de cerámica, madera y metal, entre recipientes para vinagre y aguardiente, jarras, tinajas, pucheros, platos, bandejas, cántaros, máquinas de hilar, ruecas, baúles. Tengo toallas singulares, delantales, tapices, almohadas de los *kapántsi, las cuales me gustan muchísimo”, dice Rumyana, enumerando sólo una pequeña parte de su magnífica colección. Agrega que la mayoría de los objetos son de principios del siglo XX a los años 40 y 50, pero también tiene algunos que se remontan a finales del siglo XIX como, por ejemplo, un recipiente para aguardiente en el que aparece marcado el año 1884.

La impresionante colección, reunida por Rumyana Péncheva con mucho cariño y con el apoyo de su esposo, despierta sincera admiración y deleite. ¿Cuáles son sus planes con respecto a esta colección?¿Ha pensado alguna vez en mostrársela al amplio público para que más gente pueda disfrutar de esta increíble riqueza?

“Lo primero que quiero hacer es sistematizar todo lo que poseo, confeccionar un catálogo de los objetos que tengo, y quizás un álbum en papel −comenta Rumyana−. He decidido enseñar estos objetos a amigos míos, entiendo que no debo guardarlos sólo para mi misma. También deseo montar una exposición donde todo quien se interese por tales objetos pueda apreciar la riqueza y el patrimonio que nos han legado nuestros ancestros. Porque si ignoramos este patrimonio, no habrá manera de cogerle cariño. Este es mi deseo y ojalá tenga la suerte de hacerlo realidad”, concluye la coleccionista de objetos antiguos.

*Grupo etnográfico búlgaro en el noreste del país

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: archivo personal

Más de la sección

Ha abandonado este mundo la gran cantante folclórica Olga Borisova

A los 80 años de edad ha abandonado este mundo la gran cantante folclórica búlgara Olga Borisova, han informado sus colegas de la formación Svetoglas. “Olga Borisova pasó por esta vida con el ímpeto de sus ideas sublimes y puras,..

Publicado el 22/09/21 15:31

El conjunto folclórico Dikani celebra su décimo aniversario

Múltiples conciertos, prestigiosos premios, miles de kilómetros recorridos en Bulgaria y en el extranjero y, lo más importante, la enorme riqueza de canciones folclóricas auténticas y una colección de trajes antiguos. Este es el balance del camino..

Publicado el 22/09/21 09:05

Conservemos la fe en el bien

Envuelta en misterios, la región folclórica de Strandzha guarda muchos tesoros. Hasta hoy en día allí se practican   los juegos de los nestinar, así como un gran número de antiguas costumbres y canciones. En toda la región se pueden encontrar..

Publicado el 09/09/21 13:42