Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Los padres de bebés prematuros también necesitan apoyo moral

Foto: archivo

Cada año nacen en Bulgaria casi 6.000 bebés prematuros, o sea un 10% de todos los recién nacidos en el país. Para muchos es estremecedor ver un bebé prematuro, pero para los padres son las criaturas más hermosas, tiernas y frágiles que deben comenzar su vida luchando. 

En esta lucha por la supervivencia están involucrados todos: los pequeños héroes, los especialistas en las unidades de neonatología y las familias que deben hacer frente a un sinfín de preguntas y miedos, y a la vez deben conservar la esperanza de que su bebé superará este reto. 

Hace exactamente un año, en febrero, surgió la idea de respaldar a los padres cuyos bebés hayan nacido antes de la semana 37 del embarazo. Se trata de una iniciativa de voluntarios, gracias a la cual toda persona que se solidarice con los problemas de los bebés prematuros puede expresar su apoyo bajo la forma de un pequeño gesto dirigido a los padres. El organizador de la campaña es la Fundación Nuestros Bebés Prematuros.

Monika Zlatanova (izq.) y Margarita Gabrovska, de la Fundación Nuestros Bebés Prematuros

La idea era recolectar 750 *mártenizas, tantas como los partos prematuros previstos en las unidades de neonatología −explica Mónica Zlatánova, de la mencionada Fundación− . Para nuestra gran sorpresa, fueron recolectadas 1.300 mártenizas. El entusiasmo que se había apoderado de nosotros nos motivó a repetir la iniciativa también este año. Nuestro entusiasmo se debió además al hecho de que todos aceptaron la causa de manera muy personal”. 

La idea de las mártenizas no es casual. En sus hilos están entrelazados votos de salud, calor humano y bendiciones. Aparte de ser una tradición e importante elemento del folclore búlgaro, los hilos de blanco y rojo son un presagio de la vida naciente y de un futuro mejor. Cuando están cargadas con el cariño y los votos de bienestar de las personas que las elaboran, las mártenizas obsequian sonrisas, calientan el corazón e insuflan fe en el Bien.

“En realidad, los requisitos no son muchos −prosigue Mónica Zlatánova− . Hemos dejado a los benefactores dar rienda suelta a su imaginación. No se requiere nada más sino manos hábiles y materiales para elaborar las mártenizas. La idea es que no sean pulseras, sino de tamaño más grande. Cuando las recibamos, las colgamos en postales especiales que hemos hecho. En el reverso escribimos el nombre de la persona que las envió. Este gesto es realmente algo muy personal. Así, los padres de los bebés prematuros que están en neonatología saben que alguien está pensando en ellos en este momento y los está apoyando”.

En caso de que las mártenizas recolectadas superen la cantidad necesaria, las que sobren serán puestas en venta con fines benéficos, en apoyo a las actividades de la Fundación Nuestros Bebés Prematuros.

*Mártenitza − adorno tradicional de hilos blancos y rojos que los búlgaros intercambiamos el primer día de marzo como símbolo de la primavera.

Adaptado por Darina Grigórova a base de una entrevista hecha por Veselina Milánova

Versión en español de Hristina Táseva

Fotos: Fundación Nuestros Bebés Prematuros, BGNES y archivo

Más de la sección

El Gobierno interino: expectativas y aspiraciones

El segundo Gobierno interino, formado en el marco del mandato del presidente de Bulgaria, Rumen Radev, ha tomado posesión de sus funciones en ceremonia oficial en el Salón del Escudo de la sede de la Presidencia de la Nación. Algunos de los ministros..

Publicado el 12/05/21 13:05

La fabricación y administración de vacunas en Europa va cobrando velocidad tras un arranque arduo

“La campaña europea de vacunación contra la Covid-19 va cobrando velocidad. Europa es líder mundial en la tecnología de la revolucionaria vacuna ARN, y la Unión Europea está suministrando vacunas al mundo entero en plena crisis sanitaria sin..

Publicado el 12/05/21 09:15

Diana Dimitrova embellece el medio ambiente con bordados de tapas de plástico

Diana Dimitrova crea bordados con tapas de plástico, transmitiendo los mensajes codificados de las búlgaras con la ayuda de un material moderno . Sus paneles embellecen el cerco del parque ecológico de su ciudad natal, Elín Pelin, y con la ayuda de sus..

Publicado el 10/05/21 14:15