Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

La carrera de caballos en Tódorovden, una tradición inmarchitable

Foto: BGNES

Tódorovden, o Día de san Teodoro, cae siempre una semana después de Sirni Zágovezni, el primer sábado de la Cuaresma. Esta festividad popular, que marca el linde entre el invierno y la primavera, está dedicada a los caballos.

Se cree que los ritos practicados este día proporcionarán salud y garantizarán buena fertilidad a los equinos. Los panes rituales que se suelen amasar en Tódorovden tienen frecuentemente la forma de herradura, caballo o muñeco y se les colocan encima dientes de ajo, nueves, granos de maíz. En las creencias populares san Teodoro aparece montando un corcel blanco. El santo es patrono de los caballos pero al mismo tiempo figura entre las fuerzas tenebrosas que campan sus anchas en la semana anterior al día de san Teodoro.


La celebración de la festividad de san Teodoro en las tierras búlgaras se remonta ya al Medioevo. Temprano en la mañana de este día las mujeres iban repartiendo panes rituales entre parientes y vecinos. Ponían pedacitos de esto panes también en la comida que daban a sus cabalgaduras. En algunas regiones la gente se lanzaba a correr por las calles imitando el galope de caballos. Lo hacían creyendo que ello llevaría salud y fertilidad a los caballos y a las mozas recién casadas.


Una de las tradiciones del folclore más resistentes, que ha trascendido hasta la actualidad, es la de organizar en Tódorovden carreras de caballos. Antaño los jinetes eran principalmente jóvenes solteros. Haciendo gala de su destreza y habilidades, procuraban mostrarles a los padres de las mozas casaderas que ya eran aptos para contraer matrimonio. De madrugada, antes de que saliera el sol, los mozos llevaban sus caballos a beber agua, les daban a comer, ritualmente pan y sal, los limpiaban y los adornaban con abalorios, lazos, ramilletes y ristras de pimientos rojos.

Hasta hoy en día, en algunas regiones de Bulgaria el grupo de jinetes jóvenes primero suelen recorrer las casas del pueblo, y la gente les  obsequia con roscas y copas de vino. Existe asimismo la tradición de dar tres vueltas al patio de la iglesia, el cementerio la plaza pueblerina antes de iniciarse la carrera. Este día la persona más feliz es la que triunfa en la carrera, puesto que no sólo se alza con algún premio material, sino que se granjea el respeto de la comunidad por la destreza y aptitudes físicas de que ha hecho gala en la competición.


En numerosas localidades de Bulgaria se ha mantenido hasta hoy en día la costumbre de sacrificar algún animal por el santo de los caballos, rindiéndole homenaje al patrono de los caballos. Este día es de fiesta asimismo para la gente ocupada en la cría caballar y para la hípica.

Celebran su onomástica quienes llevan los nombres Tódor, Todorka, Todorina, Teodor, Todora.

Versión en español por Mijail Mijailkov

Fotos: BGNES

Más de la sección

El folclore autóctono en el punto de mira en Primorsko

Todas las personas que tienen un lugar reservado al folclore en sus corazones son bienvenidas como participantes o espectadores al 1 er Festival de Folclore Auténtico “Tertulia en la costa del mar”. Al menos 100 intérpretes individuales y 20 grupos de..

Publicado el 28/05/21 15:49
Kosta Kolev

Kosta Kolev, el descubridor de tesoros folclóricos

“Clásico de la música folclórica”, “una época en Radio Nacional de Bulgaria”, éstos son los altos reconocimientos que recibe el acordeonista, el director y compositor Kosta Kolev. Es excepcional su aportación al arte escénico folclórico que colocó en..

Publicado el 27/05/21 15:20

La cantante folclórica búlgara Verka Siderova: “La vida lo enseña todo”

Es un privilegio conocer a Verka Siderova, es un honor ser invitado a su casa, es una felicidad gozar de sus canciones que han calentado los corazones de varias generaciones de búlgaros. Su nombre figura en los manuales de música, está inscrito en las..

Publicado el 26/04/21 13:48