Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

8 de Mayo, día mundial del burro

Historias de burros

El doctor Abdul Razik Kakar: ”Bulgaria es uno de los hábitats más importantes de los burros y la gente aquí sigue respetando esta criatura”

Foto: archivo

A veces manso y dócil, en otras ocasiones terco, el burro lleva al menos 5.000 años, y probablemente más, como ayudante fiel del ser humano. Si uno se pone a hurgar en los “cuentos de burros”, comprobará regocijado que este cuadrúpedo trabajador disfruta de un buen trato por parte de sus amos en la época moderna. Los representantes de esta especie de la fauna van mermando a escala mundial y ello es completamente lógico ya que en las últimas décadas las faenas agrícolas han ido cambiando y, además, las personas jóvenes se están dedicando con cada vez menor frecuencia a la agricultura y a la ganadería. El número de estos animales también va bajando en Bulgaria pero hay organismos que se ocupan de esta problemática. 

Hace unos 7 años en la aldea de Bánichan abría sus puertas una especie de hospicio para burros” jubilados”. El centro sigue funcionando hasta hoy en día e incluso ha pasado a convertirse en peculiar atracción turística en la que se han combinado más de medio centenar de esos animales de orejas caídas y los hermosos parajes que conforman su hábitat.

“Abajo las burradas del ser humano, respetemos lo humano en los burros”. Es con este lema con el que desde 1971 - con interrupciones pasajeras - en la ciudad de Gúrkovo, de la provincia de Stara Zagora, se organiza un Bio-Rally , una competición en la que, en vez de coches, rivalizan burros. El certamen recibe, además el nombre de Rally de Burros. La idea se les ocurrió a tres estudiantes universitarios que deseaban conseguir notoriedad para su lugar natal. Se trata de la primera competición de estas características en el mundo, que incluso ha acabado patentada como tal. Entre las modalidades obligatorias de la competición figuran la carrera de carretas condecoración auténtica, tiradas por burros y la cabalgata de burros “al desnudo” - que no significa que se desnude el jinete, sino que va a lomos de un burro sin ensillar, etc.

„Monta el burro, elogia el caballo”

Es bien sabido que en Bulgaria el burro siempre ha sido uno de los animales domésticos utilizado, sobre todo, para el transporte de carga. Es “el caballo del pobre”. Se consideraba que a gente acaudalada no debía ir a lomo de un burro porque, si no, se le “caía” la reputación. El rango inferior que el burro ocupa frente al caballo también se palpa en algunas costumbres. Por ejemplo, si en la primera noche después de las bodas resulta que la recién casada no es “honrada” - léase virgen - el suegro localiza un burro y le manda a la joven subirse al burro sin ensillar, vistiendo sólo camisón y montarlo, sentada al revés, de cara a la cola del burro. Luego, abochornada la joven para siempre, el suegro se la devuelve a su padre.

Los chistes y bromas asociadas a algunos de los rasgos de genio del asno abundan en el lenguaje cotidiano. Huelga señalar cuán frecuentemente se hacen referencias a la terquedad de burro que uno tiene. Antaño se creía además que no era correcto que a uno se le hiciera un corte de pelo en marzo, mes en que eran esquilados los burros.

El búlgaro prefiere frecuentemente al burro por ser éste un animal paciente y resistente que come poco y trabaja mucho, lleva cargamentos muy pesados y no desiste de hacerlo ni siquiera en terreno muy accidentado, en los que otros animales no hubieran podido hacer nada. Cabe decir que en algunos cuentos tradicionales el burro aparece como más sabio que el engreído caballo.

La historia más curiosa, sin duda, es que desde el año 2018 existe un Día Mundial del Burro. La idea pertenece al doctor Abdul Razik Kakar, con doctorado en Ciencia Animal, de Pakistán. El objeto esencial de las investigaciones científicas es el camello. El doctor Razik ha escrito para Radio Bulgaria lo siguiente: ”Mientras estudiaba los camellos llegué a entender que el burro tenía su importante papel como animal de carga, que era resistente a la escasez de agua y comida. En cuanto terminé mi doctorado me puse a estudiar los burros. Redacte varios escritos generales, encontré distintos tipos y comunidades de burros. El burro es una pobre criatura a la que poca atención solemos prestar. Me puse en contacto con gentes del mundo entero, interesadas en restos animales. Así acabé topándome con Peta Jones, y ella respaldó mi causa a favor de un Día Mundial del Burro. Ella sugirió la fecha 8 de mayo, justo una semana después del Día Internacional del Trabajador, y es que el burro es un trabajador importante por antonomasia ¿verdad?

Cuando anunciamos el Día Mundial del Burro, me di cuenta de que numerosas personas manifestaban un importante interés por tal celebración. Abrí mi página en Facebook y, en corto tiempo, se sumó mucha gente. El interés por el pobre burro se va expandiendo a nivel mundial y esto hace que me sienta muy feliz. Su país es uno de los hábitats más importantes para el burro y la gente aquí sigue tratando a esta criatura con mucho respeto”.

Según el doctor Razik ,el día 8 de mayo es jornada propicia para estudiar la historia, conocer la naturaleza del burro y rendir tributo a este incansable trabajador.

¡Feliz Día mundial de burro!

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: archivo, Pixabay, starazagora.utre.bg

Más de la sección

Búlgaros y españoles rinden homenaje a Julio Palencia

La Embajada de España, en estrecha colaboración con la Agencia Estatal de Archivos de Bulgaria, acaba de presentar una edición sumamente interesante titulada Tras los pasos de un diplomático español en Sofía: Julio Palencia. Una ruta de los lugares y..

Publicado el 23/06/21 13:26

Salvados tres oseznos en la montaña Ródope

El destino de tres ositos de la región de el macizo Ródope, en el sur del país, ha conmovido a la sociedad búlgara. Después de una acción de rescate en la región de Smolian, la tercera organizada en diez días, expertos estatales de la región,..

Publicado el 21/06/21 10:31

La Fiesta de los Shopes en la ciudad de Elín Pelín: un triunfo del espíritu y la identidad del terruño

“Debe el mundo dar vueltas a nuestro alrededor en vez de hacerlo nosotros”. Esto se encuentra recogido en el chistoso Código de los Shopes. Los habitantes de Elín Pelín emplean por argumento esta regla para organizar su festividad, de siete días de..

Publicado el 21/06/21 10:24