Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

El balneario búlgaro de Albena comienza con buen pie la temporada turística veraniega

Foto: albena.bg

El balneario Albena, situado en el litoral norte del mar Negro, ha experimentado un aumento del 30% del número de turistas que lo visitan en comparación con el mismo período del año 2020, imprevisible por la crisis de la Covid−19. A pesar del inusual período lluvioso, la temporada de este año ha arrancado con éxito, reforzada por la sucesión de eventos deportivos organizados en este centro de veraneo. Actualmente, la ocupación de las instalaciones hoteleras oscila entre el 65% y el 100%, y la demanda de alojamiento se ha disparado. “Ya nos estamos desempeñando en medio de una situación en la que estamos bien informados sobre el virus, pese a que van surgiendo nuevas variantes y cepas. Ahora sabemos cómo hay que actuar”, dice en Radio Bulgaria Velina Guiúmova, gerente de ventas en Albena.

En la actual situación pandémica, Bulgaria se inserta en la llamada zona verde de la Unión Europea debido a su baja incidencia de contagios, por lo que este país resulta ser un destino seguro, apreciado también por los turistas extranjeros. Los turistas que llegan procedentes de los países comunitarios ya llevan encima su certificado COVID digital y se dirigen a los centros de veraneo en las costas de Bulgaria. Actualmente, amén de los veraneantes búlgaros, están de vacaciones en Albena turistas de Francia, Alemania, Polonia, República Checa, los países del Báltico, Rumanía, Ucrania, Bielorrusia y Moldavia. Sin embargo, Velina Guiúmova reconoce que el balneario no ha llegado todavía a los niveles de turistas que acogía antes del 2019. Es perceptible asimismo la ausencia de los turistas escandinavos.

No obstante, julio se está perfilando como un mes bastante animado por la afluencia de turistas. En algunos de los hoteles las reservas llegan al 100%.

“Somos un centro de veraneo para el turismo familiar, y en esta temporada es de una importancia primordial para nuestros huéspedes no tanto el precio de los paquetes turísticos, sino la calidad de la oferta y, antes que nada, la seguridad en las actuales condiciones de coronavirus −Velina Guiúmova− . Ya tenemos puestas las vacunas, una parte de nuestro personal ha pasado la enfermedad y tenemos inmunizada una parte importante de nuestra plantilla, así que no tenemos la preocupación de que en un momento determinado debamos cerrar por una elevada incidencia de contagios. En una de nuestras instalaciones tenemos la plantilla vacunada al 100%, mientras que en el resto de instalaciones la media de trabajadores vacunados oscila del 60% al 70%”.

Al igual que en el resto de los centros de veraneo del litoral búlgaro del mar Negro, también en Albena se respetan rigurosamente las tres D: disciplina, desinfección, distanciamiento. Al mismo tiempo, se ha pensado sacar algún partido de las condiciones de pandemia: el diseño y la oferta de un programa de rehabilitación pos−Covid, único por sus características.

“Hemos resuelto, secundados por expertos prestigiosos en la esfera de la Salud Pública en Bulgaria y en Europa, confeccionar un programa de rehabilitación de personas que hayan pasado la infección –prosigue Velina Guiúmova−. Ofrecemos diferentes paquetes adaptados a las necesidades individuales y el estado de salud de dichas personas. Las sesiones de rehabilitación son variadas: inhalación, fitoterapia, terapia cinética y natación, entre otras”.

Hasta el momento solo unas cuantas familias se han sometido a esta rehabilitación, si bien cabe esperar un aumento de interés en otoño, época en la que se produce la culminación de los programas SPA. En este sentido se apuesta, asimismo, por los turistas de Alemania, puesto que el balneario Albena desde hace años mantiene suscrito un contrato con cajas de seguro sanitario germanas, que sufragan parcial o íntegramente los gastos de los clientes.

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: albena.bg
Подкасти от БНР