Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Cobertizos de madera elaborados a mano embellecen la fuente de agua cerca de la aldea de Típchenitsa

Foto: tipchenitsa.mezdra.bg

Los habitantes de una pequeña aldea en el noroeste de Bulgaria han mostrado una vez más desde dónde comienza el camino hacia una vida mejor, más ordenada y más bella: desde nosotros mismos. La composición de tres cobertizos de madera elaborados a mano embellece desde hace poco tiempo la zona de la fuente de agua cerca de la aldea de Típchenitsa. El cobertizo con bancos, una mesa y barbacoa está situado cerca de la fuente de agua, en medio de un hayal, a unos 300 metros antes de la entrada al pueblo. Es obra del tallador de madera local, Serguey Tsekov, quien necesitó un mes para elaborarlo y montarlo.

Iván Ivanov, otro vecino de la aldea, financió con medios personales la urbanización del lugar, siguiendo el ejemplo de nuestros ancestros acaudalados que deseaban dejar algo a las generaciones venideras. Su esperanza es que la nueva carretera E79 que se construye allí incentive el interés por el pueblo y que éste se convierta en un lugar mejor para vivir. “Nuestra aldea es muy viva. Al atardecer, en torno a la barbacoa se reúne un gran número de personas. El agua de la fuente que fluye del hayal tiene un excelente sabor y brota durante todo el año”, dice Iván Ivanov, y agrega que las iniciativas encaminadas a urbanizar Típchenitsa continuarán en el futuro.

Uno de los lugares de interés turístico en la aldea es la iglesia local construida en 1830, en la que otrora existía una escuela monacal. Los iconos de 200 años han sido bien conservados gracias al sacerdote de la aldea vecina, que los guardó mientras la iglesia se estaba destruyendo. La antigua escuela municipal ha sido transformada en un acogedor hotel con restaurante y propia bodega que ofrece vinos blancos y tintos de especies de uvas locales.