Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

”En Bulgaria no hay crisis política, sino de personal de los partidos”, opina un polítologo

Dimítar Avramov
Foto: BNR

Ya van dos las Legislaturas que no lograrán constituir un gobierno legítimo y Bulgaria tendrá que celebrar elecciones parlamentarias por tercera vez en un año. Este estancamiento en el impasse político ha movido a numerosos analistas a sacar la conclusión de que el país está metido en profunda crisis política. El politólogo Dimítar Avramov ha emitido una opinión contraria en una entrevista con Radio Nacional de Bulgaria. A su juicio, en el sistema partidista búlgaro hay una falta de confianza y “éste parece haber sido golpeado por un virus grave”;

”El problema mayúsculo que afronta el sistema partidista búlgaro es de cuadros y está provocando incesantes crisis en su seno −comenta Dimítar Avramov− . Un gran número de gente cree que en Bulgaria hay una crisis política. No, en Bulgaria no hay una crisis política. Las instituciones se mantienen estables y la sociedad sigue con su orden del día. La Unión Europea, de la que Bulgaria forma parte, avanza con una tendencia positiva de desarrollo. Es únicamente el sistema de los partidos búlgaro el que no deja de generar falta de decisiones, escándalos incesantes y malas noticias”.

A juicio del analista, la sencilla conclusión es que la sociedad deberá crear nuevos partidos en el próximo par de años. Advierte, sin embargo, que este asunto complicado no hay que abordarlo con ánimos destructivos. ”No puede existir, empero, un consenso político con estos partidos que son incapaces de fomentar la confianza en sí mismos y entre ellos”, ha agregado Dimítar Avramov, y ha enfatizado que las dos fuerzas políticas más importantes en la 46 Legislatura Parlamentaria: el GERB (Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria) y Hay tal Nación (ITN), vienen teniendo un comportamiento destructivo desde el primer día de labores de la actual Legislatura.

”Las dos formaciones parlamentarias mayores forman una mayoría en el Parlamento, y se presume que al menos una de ellas debería actuar de modo constructivo para que la matemática electoral pueda alumbrar una evolución. El GERB dice “no” a todo y obra de forma destructiva, en tanto que el ITN manifiesta: “Hagan ustedes lo que nosotros queramos, de lo contrario no hay consenso”. De esta manera no se puede arribar a acuerdo alguno. No cabe que el resto de partidos se reúnan y consigan un consenso. Esto se logra siempre sea con la primera o sea con la segunda fuerza política. Tales son los ejemplos que nos ofrece la historia parlamentaria mundial, nosotros no vamos a inventar precedentes”.

Lo cierto es que la sociedad búlgara ha alumbrado un Parlamento fragmentario en el que resulta arduo formar una mayoría. Por esto Dimítar Avramov considera que hay necesidad de partidos políticos nuevos o, de ser esto inviable, un nuevo liderazgo político en el marco de los partidos actuales.

Sin embargo, las incidencias del juego político ponen de relieve que hasta las próximas elecciones, que probablemente se celebren en noviembre del año en curso, no hay tiempo para crear un agente político nuevo y zanjar el problema causado por la fragmentación. Por esta razón va situándose en primer término la pregunta de qué podría mover a los partidos actuales con los líderes que ahora tienen a lograr obligatoriamente un consenso y formar un gobierno ordinario en la próxima Legislatura Parlamentaria. Según Avramov, las formas para conseguirlo son dos:

”La primera consiste en el ejercicio de una presión pública muy recia. Si hasta ahora en Bulgaria ha habido acciones de protestas tendentes a la destitución de un gobierno, no me sorprendería que durante la próxima Legislatura haya protestas ante la sede del Parlamento, reclamando la formación de un gobierno. Y segundo: si la Unión Europea llegara a considerar que la crisis de personal en el sistema partidista búlgaro puede desembocar en una crisis institucional y ser peligrosa para Bulgaria, es muy posible que los partidos búlgaros se vieran sometidos a la presión internacional para formar gobierno, aunque provisionalmente y con mandato limitado, en la próxima Legislatura de la Asamblea Nacional”.

Una entrevista de Diana Yankúlova

Versión en español de Mijail Mijailov

Más de la sección

Las prioridades de la nueva Legislatura de la Asamblea Nacional

Bajo la presidencia del doctor Silvi Stefanov, el diputado de mayor edad, los diputados de la nueva 47ª Legislatura de la Asamblea Nacional han prestado juramento para servir al pueblo de Bulgaria. Dirigió un mensaje a los diputados y a la nación el..

Publicado el 03/12/21 14:06

La presencia de personas sin experiencia política en el Parlamento podría tener efecto benéfico en el sistema

Los nuevos diputados inician oficialmente su labor hoy, 3 de diciembre. Entre los 240 diputados de la 47ª Legislatura de la Asamblea Nacional destacan numerosos rostros nuevos con experiencia parlamentaria escasa o casi nula. Sus currículos..

Publicado el 03/12/21 09:10

¿Qué rumbo van tomando las negociaciones en torno a un gabinete futuro de Bulgaria?

La primera sesión de la nueva Legislatura de la Asamblea Nacional de Bulgaria, la 47ª, se celebrará el   3 de diciembre , ha informado el Centro de Prensa de la Presidencia de la Nación. Mientras tanto, ha concluido la primera ronda de las..

Publicado el 29/11/21 12:44
Подкасти от БНР