Podcast en español
Radio Nacional de Bulgaria © 2022 Todos los derechos reservados

Ritos y creencias tradicionales del Día de san Silvestre

Foto: archivo

El 2 de enero los cristianos ortodoxos rinden homenaje a la memoria de san Silvestre, papa romano que vivió en los siglos III al IV. En el año 314 fue elegido obispo y papa romano y como tal vivió hasta 335, año de su muerte, en una época en que se promovieron las reformas más importantes de Constantino el Grande (306-337) para el cese de la persecución de los cristianos y la afirmación de la Iglesia. En el santoral búlgaro el 2 de enero es el de la festividad Silvéstrovden o Día de san Silvestre, cuya celebración se ha difundido, básicamente, en la porción oriental y en algunas regiones del centro-norte de Bulgaria. Se le llama a la festividad con otros nombres como Karamánovden, Fiesta de los Bueyes, Rináchovden, Silvestri.



La festividad tiene características de una depuración y se celebra para homenajear al ganado bovino: búfalos, bueyes etc. En la época moderna, 2 de enero celebran sus onomásticas quienes llevan los nombres de Silvia, Silva, Sillvana, Silvester.

El nombre Rináchovden es el que mejor explica la esencia de las acciones habituales, ya que es entonces cuando, por vez primera tras el comienzo de las festividades navideñas, se hace la limpieza de los establos. En la noche, víspera de Silvéstrovden los mozos que como koledar habían recorrido la aldea, vuelven a formar unas cuadrillas y esos grupos van a esta ocasión a las casas en que se suelen criar animales de tiro. El inicio de su recorrido suele ser anunciado con música y cantos, entonados en todo el trayecto por el que avanzan alumbrándolo con faroles. En esta noche los dueños y quienes limpian los establos no se cruzan ni conversan unos con otros ya que hacerlo les traería mala suerte. Las puertas de las casas no se cierran a llave, los perros están bien atados. Los dueños dejan en los establos. hogazas de pan, carne, vino. Después de limpiar el establo los mozos recogen lo que los dueños les habían dejado y se van sin despedirse. En algunas comarcas los dueños de esas casas suelen convidar al día siguiente a los “limpiadores” a sus casas.



Si algún mozo se siente afrentado o le da calabazas la moza que le agrada, el Día de san Silvestre el joven tiene la oportunidad de tomarse el desquite y, en vez de limpiar el establo, meter dentro más excrementos de ganado. Semejante acto se suele considerar como un auténtico bochorno y por esto el padre de la chica se mete a limpiar el establo antes de salir el sol.



En la porción occidental de la montaña Ródope los dueños de la casa se fijan en Silvéstrovden en quién será el primero en traspasar su umbral. El visitante ha de ser una persona buena y acaudalada y así ser al año también bueno y próspero. La costumbre manda no poner en la mesa carne de cerdo ni tocino, para que sean sanos los animales. En Silvéstrovden también se suelen entonar canciones en las que los búfalos suelen ser llamados “abedules”.

Goza de especial popularidad la canción que alude al búfalo Karamán, que forma parte del repertorio de la cantante folklórica Nedyalka Keránova.


Versión en español por Mijail Mijailov
Fotos: archivo

Más de la sección

Chíprovtsi acoge el Festival de la Alfombra, tradicional para la ciudad

Más de 60 artesanos de todo el país participarán en el Festival de la Alfombra de Chíprovtsi, organizado en la ciudad de Chíprovtsi, en la Cordillera de los Balcanes, que se desarrollará del 29 de abril al 1 de mayo, informa el alcalde Plamen Petkov. Se..

Publicado el 29/04/22 09:05

Una exposición en Plovdiv revela el lenguaje de los delantales

El Museo Etnográfico Regional de Plovdiv muestra el día a día, el mundo espiritual y la cultura de los búlgaros de principios del siglo XIX hasta los años 30. Los visitantes de la muestra El delantal, símbolo y elemento apotropaico..

Publicado el 25/04/22 10:05
María Malcheva

María Málcheva y la riqueza de los huevos pintados de Pascua

El Museo de Historia de Vélingrad tiene la mayor colección y exposición de huevos pintados de Bulgaria. Un enorme mérito para conservar esta tradición antigua tiene una artista local, María Málcheva, quien dedicó muchos años de su vida a la tarea de..

Publicado el 23/04/22 09:05