Podcast en español
Radio Nacional de Bulgaria © 2022 Todos los derechos reservados

La incertidumbre dispara los precios de las materias primas energéticas

Según experto, las instituciones búlgaras no están preparadas para la afluencia de un número elevado de refugiados

Es importante para Bulgaria el término, lo antes posible, de las obras de la conexión gasista con Grecia

Foto: BGNES

“De momento no existe ninguna amenaza directa para Bulgaria, vemos que las cosas se mantienen serenas. Sin embargo, pagamos todos un precio más elevado, por el riesgo enorme que está siendo ponderado por las bolsas internacionales”. En estos términos ha comentado los precios crecientes de las fuentes energéticas Lachezar Bógdanov, economista principal en el Instituto búlgaro de Economía de Mercado. A su juicio casi no hay inversores búlgaros en Rusia, y las exportaciones a ese país fueron por valor de poco menos de 500 millones de euros en 2021.

Sin embargo, el precio que Ucrania pagará será elevadísimo, destaca Bógdanov en Radio Bulgaria, y aclara:

“Hay zonas de destrucciones efectivas en el territorio de Ucrania, de modo que los problemas no se derivan solamente de los impedimentos en el comercio y de la suspensión del proceso de producción sino que los hay también en relación con las infraestructuras y edificios arrasados, entre otras instalaciones. Todo esto tras declararse una paz reclamaría serios gastos económicos. En Rusia, desde luego, no se han producido tales estragos directos”.

Lachezar Bógdanov

Lachezar Bógdanov ha señalado que las sanciones ya están golpeando al sistema financiero ruso y esto se va trasladando también al día a día de los empresarios y la población rusos. Esto ha acarreado la devaluación de la moneda ruso y la imposibilidad de transferir recursos fuera de Rusia.

¿En qué tipo de reordenamiento de las economías se traducirán las sanciones contra Rusia en lo que hace a las relaciones comerciales entre Rusia y Europa?

“Europa tiene una dependencia de Rusia básicamente en lo tocante a las materias primas energéticas y, sobre todo, el gas natural. Este invierno, en Europa la dependencia del gas natural ruso es del orden de un 27% a un 28% y esto significa que hay una reducción de la misma, en comparación con lo que existiera hace unos años,cuando el consumo de gas ruso en Europa llegaba a un 40%. Sucede lo contrario con Rusia, ya que la economía de ese país es bastante dependiente de su posibilidad de vender a Europa. Por lo que se refiere al gas natural, en concreto, hay alternativas muy escasas. Ni siquiera China tiene la capacidad para el transporte. Incluso si la tuviera,el gas ruso se habría vinculado con un cliente único y esto sí que entrañaría un riesgo político para Rusia”.


¿Cuáles son los riesgos económicos para Bulgaria? Aquí se está notando el alza creciente de los precios del. Gas natural, del crudo. ¿Se estará especulando, acaso, con la guerra?

“De momento no hay cortes en los suministros de Rusia con destino a Europa. Esto, desde luego, es única y exclusivamente una decisión política. El precio del crudo de la marca Brent se ha disparado en todas las bolsas, en tanto que el del gas ruso Ural se ha desplomado por la renuncia de numerosos clientes europeos a comprar gas ruso. Ahora las bolsas mundiales están incorporando al precio sus cálculos de una escalada de la guerra, de unas sanciones más severas y de una total suspensión de los suministros. Todo ello lo único que hace es disparar los precios. A mi juicio, si se resolviera el conflicto con mucha rapidez se produciría un movimiento en el sentido contrario”.

¿Sufriría conmociones el sector turístico de Bulgaria?

“Los turistas rusos y ucranianos han venido representando en los últimos años de un 3% a un 8% del total de los turistas. Es decir,los dos países traen a Bulgaria de un 6,5% a un 8% de la afluencia global de turistas a Bulgaria, sobre una base interanual. La crisis causada por la Covid-19 ha reducido, así y todo, la cifra delas visitas turísticas desde Rusia, debido a la necesidad de ir dotado de certificado verde, hacerse testeos etc. De mantera que el turismo ya ha sufrido una conmoción por la bajada de los turistas rusos, que en los de Ucrania no fue tan acentuada. Las consecuencias serán graves, pero hay que ser realista y no olvidar que sólo se trata de un10% del volumen global de los turistas extranjeros en Bulgaria”.

Los refugiados en Europa ya han superado la cifra de 1.500.000. El 7 de marzo ya habían entrado en Bulgaria 38.000 ciudadanos ucranianos, de los que más del 60% lo hacía sólo en tránsito. ¿Se encuentra Bulgaria preparada para afrontar esta afluencia de personas, enorme para la dimensiones del país?

“Se produce con esto una paradoja peculiar. Organizaciones de empresarios llevan años tratando de encontrar formas para la acogida y el acceso a Bulgaria de ciudadanos de terceros países. Ucrania es uno de los países en el mercado laboral y de ahí se podrían contratar trabajadores. A estas alturas afrontamos una situación en la que una parte de los refugiados arriban a Bulgaria pero ésta no está preparada, ni siquiera tras anunciarse la resolución de la UE de conceder, en todo el ámbito comunitario, estatuto de asilo temporal a los refugiados y el derecho a trabajar para ellos. Nuestros procedimientos y nuestras instituciones no se encuentran aún preparados, al parecer, la situación las ha cogido desprevenidas. Urge transformar y reajustar el funcionamiento de la Administración y de todos los funcionarios, que deben ofrecer a la gente que huye de la guerra la oportunidad de ejercer su profesión y sentirse como una parte de la economía búlgara”.

Se está asegurando que el efecto a medio y largo plazo de la crisis resultará mucho más importante. ¿Qué se está teniendo en cuenta en estas afirmaciones?

“La guerra ha puesto un peculiar precio a la seguridad. En Europa íbamos viviendo con la tranquilidad de que la seguridad la dábamos por sentada y que no había que hacer gastos en prevenirse de la agresión. Por otra parte, otro tanto era válido con respecto a la dependencia energética de un solo proveedor, dominado por un Gobierno. En el caso concreto los suministros de energía están siendo controlados por el Gobierno de la Federación Rusa. Para Bulgaria es muy importante que se termine de construir lo antes posible la conexión gasista con Grecia para poder disponer de una fuente alternativa de gas. Esto es una urgentísima necesidad”.

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: BGNES

Más de la sección

El salario medio crece un 7,8% durante el segundo trimestre

El salario medio del segundo trimestre se sitúa en 1.730 levas (886 euros), un 7,8% más que en los primeros tres meses del año, según datos del Instituto Nacional de Estadística. La remuneración media más alta y más baja en junio fue de 2.352 levas (1.205..

Publicado el 12/08/22 18:45

La conexión gasista con Grecia ayudará a la diversificación real de Europa Central y del Este, según el presidente Rumen Radev

La conexión de gas intersistema con Grecia no es solo un proyecto de infraestructura, sino que es de gran importancia para lograr una diversificación real para Bulgaria y los países de Europa Central y del Este, destacó el presidente Rumen Radev en una..

Publicado el 12/08/22 16:32

El precio del gas natural sube un 60%

La estatal Comisión Reguladora de Energía y Agua aprobó el precio del gas natural para agosto conforme el aumento solicitado por el operador, también estatal, Bulgargaz. Así se pagarán 298 levas (152 euros) por un megavatio por hora lo que representa..

Publicado el 12/08/22 14:58