Podcast en español
Tamano del texto
Radio Nacional de Bulgaria © 2023 Todos los derechos reservados

El 28 de octubre, Día Mundial de la Animación

El animador Teodor Ushev, embajador del bien

En octubre se estrenó "φ 1.618", debut del animador de fama mundial Teodor Ushev, y el primer documental sobre el creador bajo el título "Teodor Ushev: Vínculos invisibles"

Teodor Ushev
Foto: Ani Petrova

Los cuentos de hadas son la primera forma en que un niño comienza a conocer el mundo que le rodea y empieza a distinguir el bien del mal, lo bello de lo feo, lo correcto de lo incorrecto. A los adultos estos "cuentos de hadas" se les transmiten a través de las historias personales de la gente que los rodea, y a través de los individuos que son un ejemplo para nosotros y constituyen los pilares de nuestro modo de entender al mundo. Ellos son los modernos próceres de la ilustración.

Hoy les contaremos uno de estos cuentos de hadas: la historia de un niño nacido en el memorable año 1968 en Kyustendil. Un niño siguió los pasos de su padre que era pintor...

Su nombre es Teodor Ushev: el animador más influyente del mundo en los últimos 25 años, según una encuesta del Festival de Animación de Lérida (Animac) y el Centro Cultural de Barcelona, de principios de 2021. Galardonado con más de 200 premios internacionales, incluida una nominación al premio Óscar en 2017 por la película "Vaisha Ciega", basada en un relato del escritor búlgaro Gueorgui Gospodinov.

Su carrera comenzó en Plovdiv, donde Ushev se graduó por la Escuela de Arte para Personal Escénico; luego hizo un máster en diseño gráfico en la Academia Nacional de Bellas Artes de Sofía, y en 1999 se marchó a Montreal donde durante años colaboraba con la Junta Nacional Fílmica de Canadá en la creación de algunas de las películas de animación más premiadas de nuestra época. El resto es una historia de "lazos invisibles" con un tinte búlgaro y con la participación de Radio Bulgaria, sobre los cuales narra el último documental de Borislav Kólev dedicado al famoso pintor búlgaro.

La película "Teodor Ushev: Lazos Invisibles" se estrenó por primera vez el 10 de octubre en el festival "Cinelibri" de Sofía.

Borislav Kolev

"Siempre me ha interesado la gente del arte, la cultura y el deporte. A pesar de que mis personajes tienen distintos destinos, caracteres y profesiones, pertenecen a la misma generación, a la cual pertenezco yo. Todos ellos nacieron en los años 60, se formaron en los 70 y 80, cuando empezaron sus carreras profesionales, y vivieron activamente en los años 90 y después. De hecho, a través de la historia personal de mis protagonistas, siempre procuro hacer un retrato de la época", dijo Borislav Kolev a los periodistas de Radio Bulgaria en Varna. 

Ushev: "A pesar de que vivimos en el extranjero, buscamos una interacción con gente con la cual respiramos al mismo ritmo"

En el documental también se percibe la activa posición social que tiene Teodor Ushev respecto a la situación en Bulgaria y su lugar en el mapa geopolítico de Europa. Estos temas se perciben de forma indirecta asimismo en la película de debut del animador. La producción canadiense-búlgara "φ 1.618, esperada impacientemente por los fans, se estrenó el 8 de octubre durante la inauguración del festival "Cinelibri", de Sofía.El propio director visitó el estudio del programa "Hristo Botev" de la Radio Nacional de Bulgaria para contar más detalles sobre la cinta. La película se inspira en la novela “Pumpal” (Trompo), del culturólogo Vladislav Todorov, que también lleva varios años viviendo en los EE.UU. 

Fotograma de φ 1.618

"La interacción de los artistas búlgaros que viven fuera de Bulgaria es extremadamente importante, porque así es como se crean las obras maestras -dice Teodor Ushev-. Aunque vivimos en el extranjero, buscamos la interacción con personas con las cuales respiramos al mismo ritmo. Nuestro patriotismo no consiste en tatuarnos los héroes nacionales que traicionamos en el pasado. Nuestro patriotismo consiste en buscar personas que hayan nacido en el mismo lugar y que comparten el mismo modo de concebir el mundo, que se identifican con las mismas ideas de convertir el lugar donde nacimos un sitio cada vez más atractivo e interesante para las próximas generaciones".

El título de la película es el valor de la intersección divina en la naturaleza: la correlación de los dos últimos números de la Sucesión de Fibonacci. "Soy un pintor y me encantan las proporciones y los números”.

Teodor Ushev se siente infinitamente agradecido a sus colegas de Canadá, que aceptaron a trabajar sobre la película casi sin recibir dinero, sólo por ser él el director.

"Me encanta cuando la gente trabaja por una causa sin beneficiarse materialmente con ello y sin que esto le facilite la vida. A menudo trabajar por una causa te complica la vida, porque toda causa supone una resistencia, y requiere una enorme dedicación. Por eso es difícil hacer las cosas aquí (en Bulgaria)", explica nuestro mundialmente conocido compatriota.

Teodor Ushev destaca que para él era muy importante que el primer estreno de su película tuviera lugar en Bulgaria, su país natal. Aunque vive en el extranjero, está muy comprometido socialmente: recordemos los dibujos de Teodor Ushev de los ojos de los médicos en la unidad intensiva de Covid de la Academia Militar de Medicina, de Sofía, y los carteles que dibujó en apoyo a los refugiados ucranianos.

"La guerra nunca es una buena salida de la situación, y hoy la guerra estalló cerca de nuestra "puerta", dice el animador, admitiendo que por primera vez se siente preocupado por los acontecimientos.

"Lo más preocupante es que hay gente en Bulgaria que está dispuesta a abrir la puerta y dejar que esta guerra llegue a nuestras casas, ocupando el lado del usurpador. Los artistas, en la medida de lo posible, están obligados a expresar su opinión y participar en la victoria de la normalidad sobre el mal y de lo bello sobre lo malo".

Teodor Ushev trata de vivir así mientras prepara sus próximos proyectos cinematográficos: dos largometrajes y dos películas de animación. Una de éstas, "El lobo", está basada en un relato del escritor búlgaro Emilian Stanev. Se trata de una historia que el propio escritor resume en las siguientes palabras: "Odiamos al lobo (en nosotros mismos), pero sin él no podemos llegar a ser felices. ¡Qué cosa más complicada!".

*Teodor Ushev es uno de los embajadores búlgaros de la cultura para 2021 en el concurso de Radio Nacional de Bulgaria. 

Versión al español de Borislav Todorov

Fotos: Ani Petrova, Teodor Ushev, Elitsa Mateeva, Cinelibri 

Más de la sección

La primera producción hispano-búlgara "Vasil" ya se proyecta en los cines de Bulgaria

"Unidad en la diversidad": hoy más que nunca, el lema de la UE nos recuerda el poder que tiene la amistad con el otro ser humano, diferente de nosotros, que puede ampliar nuestro mundo interior y hacerlo más profundo y más colorido. De esto versa..

Publicado el 03/02/23 15:04

La prima ballerina Marta Petkova: “Estoy aprendiendo paso a paso cómo ser directora del ballet de Sofía”

Hace pocos días la prima ballerina de la Ópera y del Ballet de Sofía, Marta Pertkova, celebró su 37 cumpleaños con dos papeles nuevos: en la vida y en el arte. En octubre de 2022 la estrella asumió el cargo de directora artística del ballet de..

Publicado el 02/02/23 17:10

El 1 de febrero la ciudad de Kiustendil se convierte en centro de la pintura

“El genio es el fermento que hace que la syrah se convierta en vino. En cada gota de syrah hay millones de fermentos que bullen y hierven pero, fíjate hijo que esto sucede si encuentran las condiciones para poder expresarse. En cada persona vive un..

Publicado el 01/02/23 08:27