Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

El lugar donde el propio san Atanasio se comunicaba con Dios

Fieles de cerca y de lejos acuden al monasterio de Chirpan el día de san Atanasio

Foto: bulgariatravel.org

No hace falta viajar miles de kilómetros para llegar a lugares sacros para los cristianos y beber del manantial milagroso de la fe ortodoxa. Las tierras búlgaras están plagadas de centenares de iglesias y monasterios construidos con fe y con la esperanza de traer paz e inspiración a los búlgaros. Durante más de 18 siglos el monasterio de Chipan, consagrado a San Atanasio el Grande, tiene la fama de una eterna fuente de fe. De su hagiografía sabemos que el monasterio fue fundado personalmente por el santo en el año 344 cuando visitó las tierras búlgaras en relación con el Concilio de Sárdica de 343 a 344.

El autor de la hagiografía cuenta que durante este viaje San Atanasio se alojó cerca de la ciudad de Beroe, la actual Stara Zagora, y fundó un monasterio. Hay un testimonio posterior del paradero exacto del monasterio, de Ana Comneno, del siglo XII, que confirma la estancia de san Atanasio cerca del pueblo actual de Zlatna Livada, en el municipio de Chipan, donde actualmente se encuentran la capilla y el monasterio. Según la hagiografía, el santo pasaba por estas tierras para llevar libros litúrgicos a la ciudad de Beroe y no se proponía hacer una parada por el camino. Sin embargo, sintió una energía que aumentaba la fe y esto hizo que san Atanasio se quedara allí para orar.

La santidad del monasterio de Chirpan y el gran número de milagros que sucedieron allí atraen a fieles no solo de Bulgaria, sino del mundo entero. Se considera que este fue uno de los primeros monasterios que fueron fundados en Europa y el lugar era estratégico para los cristianos de aquel entonces.

Cerca de este lugar sagrado pasaba la importante vía Constantinopla-Sárdica, a lo alto del monasterio se encontraba una antigua fortaleza romana cuyos restos se pueden ver hasta ahora. Cerca estaba también el ninfeo tracio, un santuario consagrado a las ninfas,que san Atanasio convirtió en un santuario acuático cristiano. Hay también sigue viva la fe en la fuerza curativa del agua del manantial del convento.

El monasterio existió tanto tiempo gracias a la fuerte fe de la gente. El 18 de enero, cuando la iglesia ortodoxa venera la memora de san Atanasio el Grande, en el monasterio de Chirpan acuden centenares de fieles. Les da la bienvenida el padre Boris, que cuida con gran fervor del monasterio y cuenta su historia con detalle.

Es increíble pero allí se conserva el lugar de oraciones, postnitsa, o sea el lugar donde el santo acudía en ayunas para rezar, y en el que san Atanasio se comunicaba con Dios. Se trata de un nicho en la roca que ahora atrae a los cristianos. Se cree que si uno pasa por el nicho esto le traerá salud. Además, allí uno puede averiguar cuántos pecados tiene, dice Nancy Marinova, directora ejecutiva del Museo de Historia de Chirpan.

La leyenda dice que si uno es un gran pecador no podrá pasar por la roca y ésta se cerrará ante él. Hasta el momento esto no ha sucedido, lo cual nos da la esperanza de que los búlgaros sean personas buenas y creyentes. El monasterio es muy visitado. Desde hace unos años existe una conexión vial desde la autopista de Maritza que facilita el acceso. El lugar atrae no solo con las curiosidades naturales y con el nicho en la roca. En la iglesia del monasterio hay un icono excepcional de san Atanasio, traído a Bulgaria en 200, que fue regalado personalmente por el patriarca de Alejandría Petros VII de Egipto. Se conoce el caso de un niño que no podía hablar durante 14 años y después de las oraciones de sus padres ante el icono, las liturgias y gracias al agua del manantial comenzó a hablar. Son muchas las historias que cuentan las personas y por esto el lugar es tan atractivo para los creyentes.

Otro objeto sagrado para los búlgaros se guarda en el monasterio, es un manuscrito exacto del evangelio de Reims. Es un manuscrito sobre pergamino en eslavo eclesiástico del año 1395 que consta de dos partes escritas en los alfabetos cirílico y glagolítico. El original se encuentra en la biblioteca de Reims, en Francia, pero el único manuscrito que se le ha hecho se guarda en el monasterio de Chirpan, precisa Nancy Marinova. 

El evangelio de Reims se conserva aquí. Llegó a principios del siglo XX como una donación. Un grupo de compatriotas nuestros que visitaron Francia se dieron cuenta del gran valor que tiene el evangelio para Bulgaria. Ellos hicieron un manuscrito y lo donaron al monasterio. Solamente podemos hacer suposiciones de por qué lo dejaron precisamente aquí. Tal vez el monasterio y sus oraciones aquí les ayudaron en un momento difícil y donaron el manuscrito como forma de agradecimiento. El evangelio está vinculado estrechamente con la historia búlgara y con la de Francia. Se sabe que durante decenios los reyes franceses que subían al trono prestaban juramentos precisamente sobre este evangelio sin conocer su contenido ya que está escrito en el alfabeto cirílico. Parece que la suntuosa decoración y las letras bellamente escritas los impresionaron mucho para escoger este libro en idioma extranjero y usarlo en el rito más importante  en su Estado.

Versión en español por Hristina Taseva

Fotos: bulgariatravel.org y wikipedia

Más de la sección

Un icono mosaico búlgaro está entre los más venerados en Nazaret

La ciudad israelí Nazaret es conocida como “la flor de Galilea”, así como “la ciudad de la Anunciación”, el lugar donde la Virgen María recibió la buena nueva de que había sido escogida para dar a luz al Hijo de Dios. Otrora vivieron en..

Actualizado el 26/03/20 01:16

El padre Ánguel Ánguelov: “La fuerte fe que tenemos desde hace siglos nos ayudará a superar fácilmente el reto”

La iglesia de Santa Sofía, que se yergue en el centro de la capital búlgara, es una parte inseparable de la historia de la ciudad y es considerada como uno de sus símbolos. En palabras del padre Ánguel Ánguelov, responsable del templo,..

Publicado el 25/03/20 12:21

Tres joyas arquitectónicas de la antigua capital búlgara de Veliko Tarnovo

La ciudad de Veliko Tarnovo tiene su lugar especial en el corazón de cada búlgaro. Hasta hoy en día sigue conservando y manteniendo viva la memoria histórica de su grandeza como capital antigua del Segundo Reino Búlgaro. Incluso después de su conquista..

Publicado el 18/03/20 12:21