Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

El riesgo de coronavirus: ¿subestimado o sobrevalorado?

Nikolai Kostov
Foto: BGNES

La epidemia del coronavirus, originado en China pero que se está propagando incluso en Europa preocupa a los ciudadanos y a una parte de los empresarios de Bulgaria. Pese a no haberse registrado hasta ahora ningún caso comprobado de un búlgaro contagiado por el virus en el país, la gente está tomando medidas de prevención para evitar el contagio. Son testimonio de ello las existencias casi agotadas de mascarillas en las farmacias de Bulgaria. Nikolay Kostov, presidente de la Asociación de Dueños de Farmacias en Bulgaria, ha comentado ante Radio Nacional de Bulgaria que el déficit reside en el hecho de ser China el fabricante principal de tales mascarillas, país que ahora se ha visto forzado a producir cantidades destinadas en exclusiva para sus necesidades propias y, prácticamente, ha quedado prohibida la exportación de tales mascarillas médicas a otros países.

En entrevista para la Radio Nacional la epidemióloga Bozhidarka Kairakova*, directora de la Dirección “Supervisión de las Enfermedades Contagiosas” de la Inspectoría Sanitaria Regional de Sofía, ha aconsejado a los ciudadanos que viajen a una región afectada por el contagio observar una higiene personal muy rigurosa señalando que las vías de entrada del virus son los ojos, la nariz y la boca y por ello es muy importante la buena higiene de las manos. Otro consejo importante es limitar, de ser posible, los contactos con personas visiblemente enfermas.

Una encuesta con ciudadanos pone de relieve que la gente joven mantiene una postura distinta con respecto a la infección. Algunos acogen las noticias sobre el tema con ánimo burlón y las definen como la enésima psicosis masiva. Otros, empero, consideran que:

Estamos subestimando un tanto el riesgo y es que la salud es lo primordial para meditar sobre ella. Por otra parte, como se recordará, hace años hubo en los EE.UU. una psicosis masiva por el ántrax, que se disipó con relativa rapidez. En aquel momento la gente temía viajar a los EE.UU. Persiste el problema esencial que es ¿cómo ha proliferado realmente esta enfermedad? Soy partidaria de las teorías conspirativas y creo que nada de lo que ha pasado haya sido casual. No es normal que el actual virus se cobre tantas vidas y que no haya todavía quien lo pueda frenar, dice una mujer joven.

Otro de los problemas reside en el grado de información que tiene la ciudadanía sobre los primeros síntomas de la enfermedad. Esta información  es insuficiente y ello entraña riesgos de complicaciones.

En realidad, yo no me siento lo suficientemente bien informada. Me imagino que los síntomas sean similares a los de las convencionales enfermedades gripales virales, dice una mujer de mediana edad. Procuro mantener una elevada higiene personal y me parece que en ésta reside la clave para la prevención contra cualquier tipo de enfermedades contagiosas. Mis preocupaciones por el nivel de la salud pública también se asocian a esta higiene.

Si una persona tiene dudas de haber contraído el coronavirus, no debe perder de vista que es una condición indispensable para someterse a los test, presentar síntomas de la dolencia ya que, de lo contrario, los test serían negativos. Los síntomas más frecuentes son la fiebre alta y los síntomas de neumonía inicial. No obstante, para minimizar el riesgo de un diagnóstico erróneo, uno, a la menor sombra de duda de alguna infección debería consultar a su médico de familia. A menudo, sin embargo, se desatiende este consejo y probablemente a ello se debe la estadística negativa según la cual más del 50 % de los búlgaros no consultaron ni una sola  vez, en un año calendario, a su médico  de familia. Lo atestigua una de las respuestas a la pregunta de si la gente consulta frecuentemente a su respectivo médico de familia: Voy a ver a mi médico de familia frecuentemente ya que estoy aquejada por una dolencia crónica. Sin embargo, cuando se trata de virus y resfriados, no voy a consultarle inmediatamente; tomo mis medidas preventivas echando mano de las recetas de la abuela y me las aplico durante todo el invierno. Es de esta manera como procuro mantener mi salud a un buen nivel para ser apta para el trabajo.


Ha brillado como un rayo de esperanza en la lucha contra el coronavirus la declaración de Zhang Hanhuey, embajador de China en Moscú, según el cual, a finales de este mes de febrero o en marzo se recuperará el día a día normal tanto en el foco de contagio, la ciudad de Wuhan, centro administrativo  de la provincia de  Hubei como en el resto de las provincias chinas. El embajador ha resaltado que en China ya se encuentra elaborada una vacuna contra el virus si bien ha agregado que se necesita algún tiempo más para ensayos complementarios de esta vacuna.

*Dra. Bozhidarka Kairakova - Directora de la Dirección de Control de Enfermedades Infecciosas de la Dirección de Salud Regional de Sofía

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: BGNES, co.china-embassy.org

Más de la sección

Covid−19 en Bulgaria: Día 24

Anulado el uso obligatorio de mascarillas en espacios públicos en Bulgaria Debido a la falta de consenso público, el ministro búlgaro de Sanidad, Kíril Ananiev, ha revocado la orden de uso obligatorio de mascarillas protectoras en espacios..

Publicado el 31/03/20 20:46

El mar borrascoso revela quiénes son los buenos capitanes

Incluso en tiempos de medidas extraordinarias contra una amenaza que aleja físicamente a las personas, el verdadero artista no se encierra en sí mismo, sino que abre sus sentidos aún más para explorar el mundo a su alrededor. Así, muy de prisa,..

Publicado el 31/03/20 17:45
Colegio Profesional de Industria Ligera

La crisis del coronavirus pone de manifiesto la compasión y la bondad de los búlgaros

En nuestro día a día estamos acostumbrados a los ceños fruncidos, a la impasibilidad ante los que estén en apuros y a las reacciones de nerviosismo e intolerancia, pero los días de retos que vivimos desvelan cada vez más el bien que llevamos en..

Publicado el 30/03/20 12:20