Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

Déficit de mascarillas protectoras y desinfectantes en Bulgaria

Foto: BGNES

En las condiciones de un estado de emergencia y medidas cada vez más estrictas impuestas por la Célula Operativa Nacional de lucha contra el coronavirus, los municipios pequeños de Bulgaria siguen experimentando un déficit de mascarillas protectoras y desinfectantes. Del peligro de infección debido a la falta de productos básicos de higiene dan la voz de alerta médicos, funcionarios municipales y los trabajadores del servicio social.

Nuestro mayor problema es asegurar abastecimiento de equipos de protección individual y desinfectantes –ha comentado en una entrevista para Radio Nacional de Bulgaria Silvia Gueorguíeva, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Municipios– . Las empresas sociales han comenzado a fabricar mascarillas, pero aún no existe una regulación de las entregas.

Otro problema de peso, según Silvia Gueorguíeva, es que los retornados del extranjero no observan las restricciones impuestas.

Para que los alimentos y medicinas lleguen a las personas mayores solitarias, enfermas y en dificultad social el servicio social municipal en todos los 265 municipios será reorganizado. Al mismo tiempo, la mayoría de los ayuntamientos han abierto centros de suministro de comida y medicamentos con la ayuda de voluntarios. Otras de las medidas tomadas por la Asociación Nacional de Municipios son: abolir las tarifas en los círculos infantiles mientras dure la emergencia nacional; exentar del pago del alquiler los locales comerciales con actividad discontinuada en dependencias municipales; suspender la práctica de las compañías municipales de agua de cortar el agua por facturas impagadas.

Informamos sistemáticamente de los cambios en las normas y los plazos relacionados con la realización de proyectos europeos –prosigue Silvia Gueorguíeva– . Es algo muy importante en este momento ya que la mayoría de los plazos se posponen y prorrogan. Esperamos la verificación de fondos, por eso tratamos de informar a las municipalidades lo más rápido posible.

Entretanto, la Inspección Regional de Sanidad y la Inspección del Trabajo de la ciudad de Lovech han anunciado que acometen inspecciones en las empresas para comprobar si los empleadores han creado condiciones de trabajo seguras para su plantilla en relación con el coronavirus.

En la región de Smolyan (sur de Bulgaria), el número de infectados con coronavirus va en aumento: tres personas de diferentes poblaciones han dado positivo, más de un centenar están sujetas a cuarentena ya que han regresado de países europeos. Nuestros compatriotas siguen volviendo procedentes principalmente de Inglaterra, Alemania y España.

Son casi un centenar también los ciudadanos búlgaros que han regresado de países en riesgo a la ciudad meridional de Kárdzhali. Equipos de agentes de Policía y especialistas médicos ya están realizando inspecciones in situ a los búlgaros que llegan del extranjero. También ha sido abierta una línea directa para denunciar incumplimiento de las medidas antiepidémicas. Los autobuses interurbanos tienen horarios espaciados.

En la ciudad de Burgás, en la costa meridional búlgara del mar Negro, han sido confirmadas seis personas con coronavirus, cuatro de ellas personal sanitario. En esa misma ciudad también viven un drama 26 ciudadanos georgianos que no pueden abandonar Bulgaria, ya que Turquía se niega a proporcionarles un corredor verde para regresar a su país. Otros ocho ciudadanos georgianos en Burgás han sido puestos en cuarentena.

En la ciudad de Yámbol, cabecera de la provincia homónima en el sureste de Bulgaria, es inminente la apertura de una segunda unidad de cuidados intensivos en el Hospital Regional, que sólo tratará a pacientes con coronavirus grave. El hospital dispone de ocho equipos de ventilación respiratoria, y han sido ordenados cuatro más, que se esperan en un mes. En el municipio de momento no hay pacientes registrados con Covid−19. La mayoría de los vecinos de la ciudad cumplen las medidas de prevención impuestas, las calles están desiertas y el horario de compras en supermercados y farmacias también se respeta.

En la ciudad de Velingrad, proclamada capital balneológica de los Balkanes, ha sido declarado el toque de queda; después de las 20 horas, se prohíbe salir a las calles a los menores no acompañados. También se prohíben las visitas a parques, áreas infantiles y de deporte para limitar la aglomeración de personas.

Una de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Sofía contra la propagación del coronavirus es el lavado con desinfectantes de las calles y los pasos subterráneos para peatones.

Versión en español de Daniela Radichkova

Más de la sección

Los medios informativos públicos y la salud democrática en Bulgaria

El proyecto de enmiendas a la Ley de Radio y Televisión se ha convertido en manzana de la discordia en Bulgaria. ”Las leyes que regulan la realidad mediática no pueden ni deben ser redactadas por políticos. Se trata de una ley que puede y debe ser..

Publicado el 26/10/20 15:14

La profilaxis, método principal para luchar contra el cáncer de mama

Octubre el es mes mundial de lucha contra el cáncer de mama. En Bulgaria, por tradición, se han iniciado a principios del mes las campañas anuales de exámenes gratuitos para la prevención de esta insidiosa enfermedad. El objetivo es diagnosticar la..

Publicado el 26/10/20 13:39

Conferencia de representantes de las escuelas búlgaras en el extranjero

Este fin de semana se celebra la tradicional conferencia anual de la Asociación de Escuelas Búlgaras en el extranjero. El foro “Las escuelas búlgaras en el exterior: tradición, práctica, innovaciones” se celebra en línea con la colaboración de la..

Publicado el 25/10/20 07:37