Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

¿Ha arrancado con buen pie la temporada en los centros de veraneo de Bulgaria?

Foto: Krasimir Martínov

La pandemia de Covid−19 ha sido despiadada hacia numerosos sectores de la economía búlgara, incluido el sector turístico de verano. Nos habíamos acostumbrado a considerar los meses de julio y agosto como los del pico de la temporada alta y realmente así había sido. Hasta ahora, por desgracia. ”Gracias” a la crisis desatada por el coronavirus, Bulgaria vuelve a registrar un pico, pero inverso, en la bajada acentuada de los veraneantes en los centros vacacionales del litoral búlgaro del mar Negro.

En el recorrido efectuado en los primeros días de julio por un equipo de reporteros de Radio Nacional de Bulgaria, se ha comprobado que los centros más perjudicados por la crisis del coronavirus son los centros vacacionales más importantes, más caros y más elitistas. En muchas zonas de la costa, los grandes complejos hoteleros de 4 y 5 estrellas semejan “villas fantasmas”. En cambio, en los centros menores y más asequibles para el turista masivo, la temporada ya va cobrando velocidad.

En el centro de veraneo más importante de Bulgaria, Slanchev Briag (Costa del Sol) funcionan apenas unos 40 hoteles. En ellos se observan estrictamente las normas de higiene, pero en un gran número de casos quienes atienden a los huéspedes son más numerosos que los propios vacacionistas, reporta la corresponsal de Radio Nacional en la ciudad de Burgás. Tumbonas vacías, paseos desiertos, largas filas de taxis aguardando clientes durante horas, y hasta días.

”La situación es desesperante. No hay clientes, no hay turistas, no hay nada. Quizás en los próximos días vayan a llegar más turistas, pero ahora su número es escaso. Para un mes como julio esto no es nada. Hemos tomado precauciones contra el coronavirus, no dejamos de lavarnos las manos, llevamos mascarilla y esperamos a clientes”, comentan los taxistas.

Suman apenas de ocho a diez los vuelos chárter registrados a diario en el Aeropuerto de Burgás, frente al medio centenar diarios en años anteriores.

El turismo es uno de los sectores más gravemente golpeados por la crisis del Covid−19, y es también el sector que más lentamente se irá recuperando −ha comentado a Radio Nacional Konstantín Zankov, experto del Instituto de Análisis y Evaluación en Turismo− .

Se están notando descensos acentuados y vuelos cancelados. Países clave para el turismo nacional e internacionalmente han cerrado casi por completo sus fronteras ante el turismo saliente. Uno de estos países es Rusia, que está generando el flujo turístico esencial, incluido el que se dirige a Bulgaria. La situación es dinámica y cambiante. No obstante, la gente no debe dejar de viajar. Es obvio que tendremos que vivir en el futuro también con la realidad del Covid−19. Simplemente hay que actuar con cautela frente a los riesgos y gestionarlos correctamente. El interés de los turistas este verano se ha ido decantando por destinos menos populares, por casas de huéspedes y pequeños hoteles”.

Últimamente se está transformando en modalidad de gran éxito de la temporada el campismo. La periodista de la emisora regional de Burgás de Radio Nacional, Elena Dimitrova, informa que los cámpines del litoral meridional búlgaro están casi llenos. Esto es lógico, dado el retraimiento que implica esta forma de veraneo. “Frente al año anterior, el número de quienes prefieren el campismo ha aumentado en más del 10%”, constata Elena Pinélova, gerente de uno de los campamentos predilectos de Bulgaria, Gradina (en español, jardín).

Forman parte de los turistas tradicionales en el litoral septentrional búlgaro del mar Negro los procedentes de Rumania. Cantimiro Tulcea, enamorado de veranear en la costa búlgara dice: ”Realmente me gusta aquí. Vengo todos los años. Ahora he venido por cuatro días. Me quedaré hasta el viernes. Me gusta el mar Negro, el clima es óptimo, y Bulgaria es un país muy hermoso”.

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: Krasimir Martínov, camping "Gradina"

Más de la sección

Los baños termales de Kárlovo: vacaciones saludables en el monte Sredna Gora

Un hotel spa de lujo en la villa vacacional de Baña o Banya, más conocida como los baños termales de Kárlovo, es uno de los finalistas candidatos a los Premios Balcánicos de la Industria del Turismo 2020. Este año los prestigiosos galardones..

Publicado el 27/11/20 13:40

Las estaciones de esquí búlgaras son seguras y permanecerán abiertas

Los centros de esquí búlgaros de Bórovets, Bansko y Pampórovo están seguros después de realizar importantes inversiones con el objetivo de cumplir con las medidas sanitarias y garantizar la tranquilidad de sus visitantes. Es la respuesta del..

Publicado el 26/11/20 20:41

El sagrado Monasterio de Rila prodiga esperanza y consuelo en las jornadas de duras pruebas

A pesar de encontrarnos confinados en nuestros hogares por miedo a la epidemia, no nos olvidamos de buscar a Dios en los lugares donde mejor será escuchada nuestra sincera oración. Los fieles colman a diario los templos y los peregrinos se ponen en..

Publicado el 25/11/20 16:27