Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

La música de principios de la Transición en Bulgaria: la pizca de libertad anhelada por varias generaciones

Foto: archivo BNR

“Recuerdo lo que sucedió como en una película. Era algo con lo que todos habíamos soñado, y en mis últimos años en el colegio estaba convencido de que las cosas no podían seguir así. Y por fin sucedió”, dice el cantante Stefan Valdobrev hablando de los acontecimientos del 10 de noviembre de 1989. 

La noticia de que el Partido Comunista Búlgaro, que había estado en el poder durante 45 años, destituía su líder, Tódor Zhivkov, pilló a Vasil Gueorguíev, conocido como Vasko el Parche, en su taxi, en un momento en que recogía a un cliente. Así es como el músico, que plasma en el blues las emociones de miles de búlgaros, se enteró de que había comenzado la transición del socialismo a la democracia.

“El comunismo se va, duerman tranquilos, niños”, cantaba Vasko el Parche
Siguieron años de esperanza de que la ruptura con el pasado comunista trascurriría rápidamente y que toda la verdad sobre los 45 años de gobierno comunista saldría a la luz. Lamentablemente, esto no ha sucedido del todo hasta el día de hoy. Sin embargo, en los primeros años posteriores al 10 de noviembre de 1989, la música tuvo un enorme impacto en la formación de personalidades cuyas voces se escucharon, a pesar de las restricciones que imponía la época. 

“45 años bastan, el tiempo es nuestro”: el estribillo que aunaba a los miles de búlgaros en las calles a principios de la Transición
“Creo que el arte es un mundo paralelo. Uno puede escapar en él cuando lo que le rodea deje de agradarle −dice en entrevista con Radio Bulgaria Valdi Totev, del grupo Shturtsite (Los Grillos) − . En aquellos años la música era un trozo de libertad. Nuestros aficionados más leales incluso se llevaban palizas por su osadía de demostrar abiertamente que nuestra música les gustaba. En un momento tuvimos que dejar de hacer conciertos para no ser la trampa en que caen nuestros aficionados”.

A pesar de que la democracia tiene muchas imperfecciones, Valdi Totev afirma que ha brindado oportunidades invaluables que dan sentido a todos los sacrificios hechos en el pasado:

“Hoy la gente tiene la oportunidad de elegir dónde vivir o trabajar, algo que ni siquiera soñábamos que podía sucedernos en aquel entonces. Nuestro gran privilegio es la libertad. Sabemos cómo es la vida sin ella y hemos vivido así largo tiempo”, agrega el autor de las canciones “Luz” y “Levanta la vista” que se escuchaban por las plazas en los albores de la democracia en Bulgaria. 

“Ha llegado el fin de la larga mentira de que vivíamos en el paraíso de todos los tiempos”, cantaba Valdi Totev en la balada “Levanta la vista” de la época de la Transición.
Después de tantos años de transición, la luz que vemos cuando levantamos la vista nos sigue insuflando la esperanza de que los esfuerzos merecieron la pena. Mientras tanto, también salieron a flote las imperfecciones de la democracia búlgara por las cuales, la sociedad búlgara sigue en las calles y plazas. La generación de la Transición evoca con nostalgia los mítines de los inicios de aquélla, en que cientos de miles de búlgaros cantaban al unísono con sus músicos favoritos: “El comunismo se va. Dormid tranquilos, niños”.

“Entonces, a diferencia de ahora, la protesta tenía un objetivo claro −comenta el compositor Stefan Dimitrov− . Queríamos derrocar al comunismo y ese era el deseo de toda la nación. Las canciones exitosas que compusieron mis compañeros ayudaron la materialización de este objetivo”.

En cuanto a cómo ha cambiado la participación de los músicos en la vida sociopolítica del país, Stefan Dimitrov señala que es algo que no puede hacerse por encargo:

“Es que aquella generación ha envejecido y treinta años después ya no tiene el mismo vigor. Tal vez otros músicos deben subir al escenario. Pero si no han aparecido todavía, evidentemente no es necesario”.

“Yo no soy comunista”. El mitin multitudinario de las fuerzas democráticas del verano de 1990.
Versión en español de Hristina Táseva

Más de la sección

Murphy: vídeo musical que derrocha talento, imaginación y arte

En los últimos días, en las redes sociales circula un nuevo vídeo: de la canción “Murphy”. El vídeo llama la atención por la imaginación fresca, decisiones de dirección interesantes y el enfoque juvenil de temas de la vida tan antiguos como el mundo..

Publicado el 02/12/20 13:28

Nayden Tódorov: “Los buenos resultados solo se obtienen cuando el talento va de la par con la disciplina”

El director de la Filarmónica de Sofía, Nayden Tódorov, ha regresado de Estambul (Turquía), donde ha dirigido un concierto de la Orquesta Filarmónica de Borusan, actuando como solista la violinista japoneso–estadounidense Midori. “Estoy muy contento..

Publicado el 30/11/20 14:26

Bulgaria se despide de Kamen Chanev, tenor búlgaro más exitoso

El mundialmente conocido cantante lírico búlgaro Kamen Chanev ha fallecido, ha informado la emisora regional de Radio Nacional de Bulgaria en Stara Zagora. A Chanev le diagnosticaron Covid–19 y lo ingresaron en el hospital de Stara Zagora. Mientras,..

Publicado el 26/11/20 16:18