Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Los jóvenes búlgaros y las elecciones

Foto: archivo

La gente joven es el electorado al que, pese a sus esfuerzos, los partidos políticos siguen teniendo dificultades para llegar. Resulta que el “rejuvenecimiento” de los militantes de los partidos no es una condición suficiente para copar los votos de los jóvenes. Hay que desplegar esfuerzos serios y concretos con el fin de persuadirlas, así como más sinceridad y mayor compromiso en la solución de problemas en ámbitos como la cultura, la educación, la política orientada a los jóvenes.

La palabra clave que se escucha con más frecuencia en los comentarios que hacen los jóvenes en torno a la situación en Bulgaria es la de cambio.

”Mi única petición es que, sean cuales fueren los recursos necesarios para ello, exista un futuro y una oportunidad de cambio tanto para mí como para cualquier otra persona”, comenta en una entrevista para la emisora regional de Radio Nacional de Bulgaria en Varna Daniel Lukanov, estudiante de 18 años. En las próximas elecciones parlamentarias a finales de semana votará por primera vez, pero ya sabe lo que es importante para él: ”Quien pretenda participar en el poder, primero debe aprender a no dejarse gobernar. Es algo que tanto les falta a los candidatos a gobernar”.

El deseo de emitir su voto también se percibe en otros jóvenes que, sin embargo, aún vacilan en decidir a quién otorgar su confianza. No obstante, están convencidos de que han de votar, ya que conciben la votación como un deber cívico. Así lo pone de manifiesto una encuesta efectuada por la emisora regional de Radio Nacional en Varna.

“Sí que votaré –afirma Vaskresia, una joven de 18 años de edad– . Como somos nosotros los jóvenes y aseguramos que pretendemos cambiar el statu quo, la única forma de hacerlo es votando a alguien, sin importar si va a acceder o no al Parlamento”.

Pese a no ser un tema central en las conversaciones de Vaskresia con sus amigas Victoria y Andrea, las tramas políticas y lo que está ocurriendo en Bulgaria forman parte de aquéllas. Dos de las chicas barajan la posibilidad de irse al extranjero, pero lo reconsiderarían si sintieran que el comienzo del cambio pretendido. Aunque cada una de las tres tiene una definición distinta para el vocablo “cambio", coinciden en lo que para ellas es la definición esencial: ”El cambio para los jóvenes significa que no quieran irse”.

Gueorgui y Alexándar, amigos de las tres chicas, esperan poder contribuir con su voto el día de las elecciones a que se restrinja la corrupción y haya mayor transparencia y rendición de cuentas.

También ejercerá su derecho al voto Konstantin Pramatarov, que cursa estudios de Ciencias Políticas y Sinología en Viena. Dice tener deseos de retornar a Bulgaria algún día, si bien opina que mientras tanto deberán ir siendo solventados una serie de problemas en el plano sociopolíticos en el país. ”La situación política en Bulgaria semeja una auténtica parodia. Hay que socorrer a los jóvenes que deseen volver a Bulgaria y hacer que la economía del país emprenda un rumbo determinado”.

Por su dilatada experiencia, la socióloga Mira Rádeva conoce bien los perfiles que tienen los votantes de todos los grupos de edad en Bulgaria. A su juicio, los factores que determinan la participación de los jóvenes en la jornada electoral son la competencia y la responsabilidad:

“A la edad de 18 años, la gente joven tiene deseos de votar, ya que es algo novedoso para ellos. El problema es que todos los sondeos ponen de manifiesto que tienen un nivel de competencia inferior, les resulta difícil hacer una elección. En estos casos, suelen consultar a su círculo familiar más íntimo, si es que en éste se comentan temas políticos”.

En opinión de la socióloga, los jóvenes obtienen un incentivo para votar y contribuir al cambio en su patria cuando llegan a ser padres.

”Es entonces cuando, por necesidad, comienzan a poner mientes en todos los problemas que implican los impuestos, los precios, los salarios, el presupuesto, la sanidad, la educación... Estos problemas ya les van concerniendo personalmente, porque se hacen responsables de alguien, comienzan a desarrollar el nivel de sus competencias y conocimientos y se vuelven más activos”.

Adaptado por Yoán Kolev en base a entrevistas de Valeri Velikov, de la emisora regional de Radio Nacional en Varna

Versión en español por Mijail Mijailov

Más de la sección

¿Se perfila una mayoría estable para la formación de Gobierno en Bulgaria?

Puntos de contacto en lo tocante a asuntos políticos básicos y rumbos de actuación. En estos términos cabe describir, de la forma más escueta, las consultas desarrolladas el pasado fin de semana entre el partido Hay tal Nación (ITN, por sus..

Publicado el 27/07/21 12:45
Radostín Vasilev, diputado del partido Hay tal Nación

Es posible que para fines de la semana haya gabinete

“Para fines de la semana, es probable que se forme gobierno, nominado por el partido Hay tal Nación”. Así lo ha pronosticado ante periodistas el diputado de este partido, Radostín Vasilev. En horas anteriores del día, se han celebrado..

Publicado el 26/07/21 19:15

¿Cabe el consenso político en la nueva Legislatura de la Asamblea Nacional de Bulgaria?

Las declaraciones de los presidentes de los grupos parlamentarios en la primera jornada de labores de la nueva 46ª Legislatura de la Asamblea Nacional han reafirmado el deseo de un cambio en el modelo de gestión del país mantenido hasta ahora, y la..

Publicado el 22/07/21 15:14