Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

El tesoro de oro de Marcianópolis cuenta historias

Moneda acuñada en honor a la coronación de la emperatriz bizantina Elia Eudocia
Foto: Veneta Nikolova

Viajando hacia la costa norte del mar Negro son pocas las personas a las cuales se les ocurre desviarse de la autopista para ver los restos de una de las más importantes ciudades fundadas en época romana en esta parte de los Balcanes. Se trata de la antigua ciudad de Marcianópolis, capital de la provincia romana Mesia Inferior. Sobre sus ruinas fue erigida la actual ciudad de Devnia. Antes aquí existían bellos edificios públicos, una biblioteca, un baño y arco triunfal y los suelos de las casas estaban decorados con espléndidos mosaicos. Una parte de éstos están exhibidos en el único en Bulgaria Museo de los Mosaicos, sobre el cual pueden conocer más detalles aquí.

El Museo de Mosaicos de Devnya

A finales de 2019, poco antes del inicio de la pandemia de Covid-19, los arqueólogos hallaron un impresionante tesoro de oro. Mientras analizaban los restos de un edificio romano de 1.600 años de antigüedad que fue incendiado en el siglo V, los especialistas dieron con 19 monedas de oro de alto grado de pureza.

“El tesoro de oro es una prueba explícita de que hubo una gran invasión de huestes de hunos en el año 447 d.C., cuando, según los datos históricos, la ciudad de Marcianópolis fue invadida e incendiada por los hunos, cuenta el director del Museo de los Mosaicos, Iván Sutev. En realidad, la manera más frecuente de encontrar tesoros está relacionada con un devastador cataclismo natural o humano. En este caso se trata de la destrucción y la incineración de Marcianópolis.

Encontramos estos 19 sólidos, que son monedas de oro de la época romana tardía, esparcidos por el suelo del recinto. Probablemente, durante la rápida evacuación de los ciudadanos, mientras huían, o durante un enfrentamiento sangriento, estas monedas fueron esparcidas por el suelo. Después, cuando la casa fue incendiada, una pared de ladrillo se desmoronó y los sólidos quedaron debajo de ella. Gracias a esto se conservaron en un excelente estado, ya que durante largo tiempo no estuvieron en circulación. Al verlas uno podría pensar que fueron acuñadas ayer”. 

El tesoro de monedas de oro de Marcianópolis incluye 19 sólidos

En 1929 en la misma zona los arqueólogos dieron por casualidad con uno de los mayores tesoros de estas tierras: 100.000 monedas romanas de plata, que pesan 350 kilogramos, acuñadas durante el reinado de Marco Antonio. El último hallazgo de Marcianópolis data de la época de los emperadores Teodosio II y Valentiniano III y revela interesantes historias sobre la vida de las personas que vivieron hace 16 siglos.

“Estas monedas son inapreciables como hallazgo y proporcionan valiosa información, ya que presentan distintas escenas, cuenta Sutev. En una de sus caras apreciamos la efigie del emperador o de un miembro de su familia, con más frecuencia su esposa, y en la otra hay escenas de gran interés. En este caso vemos importantes acontecimientos relacionados con la vida en la corte del emperador en el siglo V. Por ejemplo, dimos con una moneda acuñada en honor de la coronación de Elia Eudocia, la esposa del emperador Teodosio II. La emperatriz bizantina viste un traje de ornamentos muy suntuosos, lleva joyas muy bellas y sobre su cabeza se aprecia la mano de Dios colocándole la corona. Otra moneda del tesoro muy interesante representa la coronación y la investidura con el título de “Augusto” de Valentiniano III, emperador del Imperio Romano Occidental y primo de Teodosio II”. 

Suelo de mosaico con la imagen de la Gorgona Medusa expuesto en el museo

Iván Sutev y su equipo esperan recibir financiación del Ministerio de Cultura para poder continuar los estudios en el edificio donde fue encontrado el tesoro de las monedas y donde dieron asimismo con mosaicos únicos en el suelo. A juzgar por la simbología del cristianismo temprano que ostentan, fueron creados en el contexto de la basílica de la época del cristianismo temprano que fue encontrada en el mismo lugar, supone el director del Museo de Mosaicos de la ciudad de Devnia.

Versión en español de Hristina Taseva

Fotos: Veneta Nikolova