Podcast en español
Radio Nacional de Bulgaria © 2022 Todos los derechos reservados

Epifanía o el fin de los “días sucios”

Foto: BGNES

El 6 de enero la Iglesia Ortodoxa Búlgara celebra una de las más veneradas fiestas cristianas, la Epifanía, Día de Jordán o Bautizo de Jesucristo. Este es el día en el que san Juan Bautista bautizó a Jesucristo en el sagrado río Jordán.

Según el calendario popular de los búlgaros, en Epifanía terminan los llamados “días sucios” que comienzan en Navidad y durante los que por la tierra van pululando fuerzas demoniacas e impuras. Desde Epifanía, después de la consagración del agua, el mundo se purifica gracias a la fuerza vivificante del agua de Epifanía. La consagración del agua se realiza durante la Gran Misa del Agua que se oficia solamente dos veces al año, el 5 y el 6 de enero. 

En vísperas de la Epifanía, después de la santa liturgia, los sacerdotes piden a Dios que bendiga y que purifique el agua. Una vez terminada la misa, el sacerdote rocía con el agua santificada a los creyentes, que después toman de ésta y la llevan a sus casas para conservarla hasta la próxima Epifanía y para utilizarla en el caso de que sean aquejados de dolencias e indisposiciones.

Después de la Gran Misa con motivo de Epifanía, según la tradición ortodoxa, se hace una procesión encabezada por el sacerdote, que se desplaza hasta un río u otro estanque que se encuentre en proximidad. Allí, los más valientes participan en el rito de sacar la cruz del agua gélida. Después de una oración, el sacerdote arroja la cruz al agua. Se cree que el primero en alcanzarla y sacarla del agua gozará de fuerte salud y bienestar durante todo el año. El pueblo búlgaro cree que si la cruz se congela en el agua el año será fértil y las personas estarán sanas. 

Según la tradición ortodoxa, en Epifanía se consagran todas las aguas de la Tierra. Por esto se considera que en este día toda el agua en el mundo se santifica y posee propiedades curativas y purificadoras. Pueden conocer más detalles interesantes sobre esta gran festividad cristiana aquí.

Versión al español de Hristina Táseva

Fotos: BGNES, archivo

Más de la sección

María, una búlgara étnica del pueblo ucraniano de Chushmeli: ”Para nosotros la vida se ha detenido”

La guerra es algo malo. Deja a su paso ciudades arrasadas, destinos humanos rotos y un gran dolor. El conflicto en Ucrania, que estaba madurando desde hacía años, a pesar de lo cual nos ha sorprendido, ha generado por la sangre de las víctimas..

Publicado el 18/05/22 11:37

Las protestas en Bulgaria, a medio gas

La precariedad económica provocada por la guerra en Ucrania y los precios en constante aumento de las materias primas energéticas crean la sensación de  turbulencias y recelos de cara al futuro, tanto en el seno de los empresarios como también..

Publicado el 17/05/22 13:02
Iglesia San Clemente de Ohrid en Skopje, de la Iglesia Ortodoxa de Macedonia

¿Llegará a ser el Arzobispado de Ohrid la manzana de la discordia de la Ortodoxia?

Recientemente el Patriarca Ecuménico Bartolomé I reconoció a la Iglesia Ortodoxa de Macedonia, pero bajo el nombre de Arzobispado de Ohrid. De este modo la Iglesia de Macedonia, que se había desgajado  de la Iglesia Ortodoxa Serbia en 1967,..

Publicado el 16/05/22 14:16