Podcast en español
Radio Nacional de Bulgaria © 2022 Todos los derechos reservados

La independencia energética es alcanzable, pero depende de los esfuerzos comunes de políticos y expertos

Foto: BGNES

En las condiciones de una grave crisis energética, social y económica, en Bulgaria se ha retomado el tema de la aplicación del paquete Fit for 55 y la Transición Verde a una economía de bajo uso de carbono. Según los defensores de la idea verde, la transición a la reducción de las emisiones de carbono abre posibilidades para modernización y nuevas soluciones no solo en el ámbito de la energía, sino para la economía búlgara en general. Hasta qué grado, sin embargo, Bulgaria está preparada para esta transición, teniendo en cuenta que es uno de los países europeos más dependientes de los combustibles fósiles. 

Precisamente estos combustibles garantizan la independencia energética del país en las condiciones de la crisis actual, ya que el 50% del mix energético proviene de centrales de carbono.

¿Cuáles son las medidas que prevé Bulgaria para para hacer que la transición a la energía verde sea eficiente y justa con respecto a las capas más vulnerables de la sociedad? Borislav Sandov, titular de Medio Ambiente y Recursos Hídricos y viceprimer ministro de Política Climática, da una respuesta a esta pregunta:

“El tema atañe casi todos los sectores, comenzando por las enmiendas a la legislación europea que se preparan y en que Bulgaria participa a nivel de Consejo Europeo, y llegando la realización de una transición justa en el ámbito de la energía y la posibilidad de aprovechar los medios del fondo de transición justa por valor de 2 mil 500 millones de euros. Este dinero apoyará la transformación de las regiones en que se utiliza carbono y mejorará el entorno ecológico, económico y social.

Será cambiada, asimismo, la manera en que se gestionan los residuos y el sistema de depósito. Esto reducirá el volumen de los residuos en los basureros donde con frecuencia suceden incendios y se generan emisiones nocivas.

Al elegir una fuente de energía un porcentaje muy bajo de los búlgaros ese interesa  si esta fuente es limpia o no, sobre todo cuando existe el problema de la supervivencia física. Esta es la causa por la cual algunos grupos de las minorías queman residuos para calentarse en los días fríos, a pesar de las estrictas prohibiciones. Teniendo en cuenta la guerra en Ucrania y el corte de los suministros de gas para Europa, los pronósticos de cara al próximo invierno no son optimistas, sobre el telón de fondo de la creciente inflación. 

“Utilizamos cantidades de gas muy pequeñas para la producción de energía, explica el ministro. Usamos gas para la calefacción de Sofía y en unos cuantos lugares más durante el invierno pero espero que hasta entonces sea encontrada una resolución del corte de los suministros. En realidad el momento actual nos nuestra de una manera unívoca que debemos acelerar la transición energética y dejar atrás el uso de los combustibles fósiles lo más pronto posible. Aparte del problema ecológico que generan, éstos entrañan el peligro para la seguridad energética de los Estados que dependen de los suministros. Por esto es importante prestar atención a las fuentes de energía renovables que son unas fuentes gratuitas. Se trata del sol, el agua, las fuentes geotérmicas y los paneles fotovoltaicos”.


En los años 80 en el Instituto Fraunhofer, en Alemania fue diseñado un método para la producción de energía solar y el cultivo de distintas plantas en la misma superficie. Cuando están situados a una distancia suficiente entre sí de modo que garanticen un 68% de iluminación para elárea agrícola, se logra un crecimiento óptimo para los cultivos. La combinación entre las tecnologías fotovoltaicas y las tierras labradas o los pastizales tiene el potencial es un factor a favor de la instalación de sistemas fotovoltaicos.

“En estos momentos uno de los sectores de primer orden son precisamente los fotovoltaicos en las tierras agrícolas, señala el ministro Sandov. Si se construyen a una altitud de un metro de la superficie de la tierra ofrecen mejores condiciones para el pasto. Hay múltiples tierras agrícolas en que el suelo está dañado a causa de la agricultura intensiva y el cultivo de una planta con el uso de muchas pesticidas. Se ha comprobado que si en estas áreas se instalan sistemas fotovoltaicos la humedad y la fertilidad se restauran ya que le permiten a la tierra descansar. Hay muchas tesis en contra de las fuentes de energía renovables, sobre todo por parte de los lobbies de los combustibles fósiles que desean conservar los beneficios que están acumulando”.


El problema es si las fuentes de energía renovables podrán satisfacer el creciente consumo de energía eléctrica, y hasta qué punto. No es un secreto que en los próximos años harán falta enormes cantidades de energía eléctrica a causa del uso cada vez más amplio de los automóviles eléctricos. Es verdad, asimismo, que la energía verde no tiene alternativa pero sin potencias adicionales que amplíen y equilibren las fuentes de energía renovables no es posible que Bulgaria logre su independencia energética. 

Versión al español de Hristina Táseva

Fotos: BGNES, Facebook /Borislav Sandov

Más de la sección

Los búlgaros en el extranjero desean un gobierno estable y seguridad en el Estado, pero no son optimistas

Terminaron las elecciones para la 48ª Asamblea Nacional de Bulgaria. Los resultados están claros pero no se puede decir lo mismo acerca del futuro del país. Durante toda la jornada electoral, Radio Bulgaria siguió la votación de los búlgaros..

Publicado el 03/10/22 15:48

La población de Bulgaria se ha reducido un 11,5% en 10 años

La población de Bulgaria al 7 de septiembre de 2021 era de 6.519.789 personas. Las mujeres son 3.383.527 – un 51,9%, y los hombres 3.136.262 – un 48,1%. Hay 927 hombres por cada 1.000 mujeres, anunció el Instituto Nacional de Estadística. En 10 años la..

Publicado el 03/10/22 11:58
Sao Paulo, Brasil

Ben Popov, de Brasil: El problema es que la mayor parte de las promesas preelectorales no se cumplen

No hay una estadística oficial del número de los búlgaros residentes en Brasil pero, según datos extraoficiales, son unas 3.000 personas. A pesar de haberse asentado al otro hemisferio, ellos no son impasibles con respecto a lo que sucede en la..

Publicado el 02/10/22 22:50