Podcast en español
Tamano del texto
Radio Nacional de Bulgaria © 2024 Todos los derechos reservados

Tres en uno: la combinación entre mar, montaña y aldea que tienta a los turistas en 2023

Foto: БГНЕС

Dónde si no en Bulgaria podría uno combinar las horas soleadas al lado del mar con el frescor y el verdor de la montaña y los lados favorables del turismo rural. Este verano las casas para huéspedes y los hoteles familiares que ofrecen la combinación de 3 en 1 han sido reservados al 100%.

A juzgar por el enorme interés, el mes de septiembre también se perfila como una temporada exitosa. A pesar del aumento de los precios, muchos búlgaros y extranjeros optan por esta variante para descansar. De este modo evitan el caos de los centros turísticos concurridos sin privarse de la playa, los paseos en la montaña y las pequeñas alegrías que ofrece la vida en el campo. “Las vacaciones pueden salir más baratas si dos familias alquilan toda una casa para turistas en una aldea”, dice Velizar Gotsev de bgvacancia, una plataforma de primera línea que ofrece turismo rural y casas para huéspedes en Bulgaria y agrega:

Con frecuencia estas casas se encuentran en lugares donde se pueden compaginar varios tipos de vacaciones. Esto sucede gracias a las riquezas naturales de Bulgaria. Por ejemplo, en el monte Strandzha, en el sur de Bulgaria, alrededor de la ciudad de Burgás, hay algunas aldeas Fazanovo, Pismenovo, Kosti, entre otras que están situadas en la misma parte de la montaña pero al mismo tiempo distan unos 10 kilómetros de la costa del mar.

Desde estas pequeñas aldeas se puede llegar a los centros marítimos como Kiten y Primorsko en unos 10 minutos. Uno está en una aldea, rodeado de montañas, pero cuando sube al coche llega a la playa en un abrir y cerrar de ojos”.

La mayoría de los lujares de alojamiento en estas aldeas ofrecen excelentes condiciones de descanso, como una terraza que da a la montaña, un patio donde hay animales domésticos, un huerto o un rincón especial para los niños, cocina individual, aire acondicionado, WiFi gratuito. Algunas de las casas rurales disponen incluso de una piscina y restaurante, o los anfitriones ofrecen a sus huéspedes platos tradicionales.

“Estas condiciones se ofrecen también en la costa norte. Entre Albena y Balchík se ha form