Podcast en español
Tamano del texto
Radio Nacional de Bulgaria © 2024 Todos los derechos reservados

La negativa a participar en las elecciones: la resistencia pasiva de un 60% de los búlgaros

Foto: Iliyana Dimitrova

Las elecciones municipales que terminaron hace pocos días en Bulgaria mostraron nuevos y en algunas poblaciones estremecedores niveles de apatía respecto al principal instrumento mediante el cual los ciudadanos pueden incidir en los procesos políticos en el país: su derecho a votar en conformidad sus convicciones.

A pesar de que los búlgaros en las pequeñas poblaciones se muestran más involucrados con el proceso electoral, son sintomáticos los resultados de la segunda vuelta en las grandes ciudades: en Sofía ha votado el 34.64% de las personas que tienen el derecho a voto, en Plovdiv votó apenas el 24.22% de los vecinos de esta segunda ciudad más grande de Bulgaria, en Varna acudió a las urnas el 30.65%. De este modo los nuevos gobernantes de las poblaciones cuentan con el apoyo de una pequeña parte de la población y esto los convierte en personas vulnerables a la hora de imponer políticas y tomar resoluciones.

Según el politólogo Dr. Stoycho Stoychev, la baja participación electoral, del 44.94% en la primera vuelta de las elecciones y del 36.87% en la segunda vuelta (según los datos de la Junta Electoral Central) se debe a la polarización de la sociedad, y todavía no ha alcanzado su auge pero es más alta en comparación con las elecciones municipales de 2019. 

Dr. Stoycho Stoychev

La polarización ha provocado una contraposición total de dos alternativas que se excluyen mutuamente y ha causado aversión entre los electores que son más moderados. El efecto directo de esto es la baja participación electoral.  Independientemente del hecho de que Vasil Terziev será alcalde de la capital en los próximos cuatro años, él ha sido elegido con los votos de la mitad de las personas que se animaron a votar. En las otras ciudades la configuración es similar. La polarización está presente. A los candidatos ya elegidos les resultará difícil generar la confianza de que son alcaldes de todos los ciudadanos”. A juicio de Stoychev, los diputados deberían sacar una conclusión de la baja participación electoral ya que precisamente de ellos depende restablecer la confianza en el proceso electoral al dejar de proponer enmiendas al Código Electoral.

 “Si todas las campañas electorales transcurren bajo el signo del cambio de la tecnología o de las reglas en el último momento podemos esperar que una gran parte de los votantes tengan la duda de que el resultado será una función de estos cambios. Será mejor si la tecnología de votación experimenta menos cambios”.

Aparte de ser una responsabilidad de los ciudadanos, las elecciones son también una responsabilidad de los políticos, ha señalado en una entrevista la Prof. Desislava Boshnakova, directora del Departamento Comunicaciones en Masa en la Nueva Universidad Búlgara. 

Prof. Desislava Boshnakova

“La campaña de un político debe ser ante todo una campaña orientada a la votación en general y después ya puede ser una campaña en la cual insta a los ciudadanos que voten por él. Desde hace años tengo la sensación de que todos trabajan activamente para destruir la baja confianza que el búlgaro tiene en las instituciones. Aniquilaron incluso el modesto el deseo de las personas de acudir a las urnas”.

A su juicio, el intento de infravalorar la inteligencia de los electores siempre ha sido castigado por ellos.

El psicólogo Dr. Plamen Dimitrov analiza las causad de la baja participación electoral y del gran número de electores que eran una mayoría muda en estas elecciones. Con su larga experiencia en Bulgaria y en el extranjero, relacionada con la estimulación de la activa, competente y permanente participación en el proceso electoral, el Dr. Dimitrov ha hecho estudios similares en Bulgaria desde las primeras elecciones democráticas en Bulgaria a principios de los años 90 del siglo XX. 

Dr. Plamen Dimitrov

“Debemos a los EEUU la aparición del término “mayoría muda” pero en Bulgaria éste es un indicio de la mudez de la realidad con la cual los ciudadanos chocan, viendo el paisaje de las prácticas políticas, dice el doctor. Lo que nos ha impresionado durante la última investigación ha sido el hecho de que hay tendencias que se vuelven crónicas y que nos impiden valorar la legitimidad de los candidatos elegidos”.

A juicio de Plamen Dimitrov la elección de los ciudadanos tiene que ver no solo con la votación, sino con la negativa de participar en las elecciones, la llamada resistencia pasiva, la renuencia de apoyar un sistema que no da lo que se espera de él.

La no participación en las elecciones también forma parte de la vida política, ha declarado el psicólogo social Dr. Nikolay Dimitrov y ha señalado una diferencia sustancial entre lo que la provoca en Bulgaria y en el resto del mundo.

Dr. NIkolay Dimitrov

“En los sistemas políticos normales este acto se acepta como una manera de mostrar a los participantes en las elecciones que te resistes porque el resultado de esta votación no es de gran importancia para ti”.

Lo que observamos en Bulgaria es que el elector no ve el provecho directo y personal que le traerá la votación”.  

El Dr. Dimitrov ha comentado la causa por la cual la campaña de cara a las elecciones municipales no despertó gran interés entre los electores:

“Ha sido aburrida y vaga. Durante todo el tiempo estaba presente la sensación de que todo ha sido decidido con anticipación”.

Versión al español de Hristina Táseva 

Fotos: Iliyana Dimitrova, BGNES, BTA, Ani Petrova-BNR

Más de la sección

¿Llega el fin del dominio de los tres operadores móviles en el mercado de los servicios de telecomunicación en Bulgaria?

El aumento de los precios de los servicios móviles responde a lo que está previsto en los contratos firmados con los consumidores, así como a los requisitos de la práctica europea. Es lo que declara la Alianza de la Industria Tecnológica, en la cual..

Publicado el 27/02/24 17:05

La Dra. Eugenia Vukadinova de Roma: “La sanidad búlgara está altamente comercializada y eso daña su imagen”

Llega a Italia con su novio, supuestamente por dos semanas, sin sospechar que el destino tiene otros planes para ella. Hoy, 30 años después, la doctora Eugenia Vukadinova está separada de su pareja desde hace algún tiempo, tiene una hija de 24 años..

Publicado el 27/02/24 12:01

“Calcetines inteligentes”: la iniciativa que ayuda a las personas con demencia en Bulgaria

Cuidar a las personas mayores que a menudo entran en pánico porque han olvidado el camino a casa. Este sentimiento de empatía es el que mueve la iniciativa de los "calcetines inteligentes", con que los alumnos del Club de Robótica de la Escuela "Panayot..

Publicado el 26/02/24 12:10