Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

El Conjunto de Canto y Danzas Tradicionales Filip Kutev

БНР Новини

El Conjunto Nacional de  de Canto y Danzas Tradicionales Filip Kutev es, desde hace decenios, uno de los símbolos musicales de Bulgaria… Ha ofrecido miles de conciertos en decenas de países, en que los instrumentistas, cantores y bailarines que lo integran han movido al público a ponerse de pie para aplaudirlos. Es imposible imaginar la cantidad de personas por el mundo que escucharon por primera vez el nombre de Bulgaria gracias a este conjunto estatal representativo del arte folclórico musical y dancístico nacional. Fue creado en 1951 y hoy lleva el nombre de su fundador, Filip Kutev. El Archivo Sonoro de Radio Nacional de Bulgaria guarda un registro de este gran compositor nacional en el que él evoca el comienzo de la historia de esta emblemática agrupación.

En 1951 fue dictado un decreto estatal, que disponía crear un conjunto folclórico en Bulgaria, recuerda Filip Kutev. Dio motivo para ello el coro Piatnitski, que en 1949 había visitado Bulgaria impactando fuertemente el público. Entonces surgió la pregunta por qué no crear también nosotros semejante agrupación, siendo el folclore búlgaro tan rico y variado. No fue tarea fácil hacerlo. Me encomendaron a mí la organización y la realización de esta idea. Decidí reunir a los cantantes, instrumentistas y bailarines de mayor talento de todas las regiones folclóricas del país. Hecho esto, aparecieron los problemas del día a día de semejante agrupación pero logramos superarlos. Para mí la tarea más importante era decidir el rumbo que tomaría el conjunto. Sus primeros integrantes carecían de cualificación. Muy intencionadamente, yo había preferido los talentos autóctonos, para que fueran lo más naturales y auténticos en su actuación. Fui seleccionando canciones de texto rico en contenido, hermosas melodías y variada rítmica métrica, de las diferentes regiones del país. Sacamos el arte tradicional de los museos y le dimos nueva vida. Mi objetivo estratégico era, una vez formado el conjunto, hacer que una red de semejantes agrupaciones folclóricas cubriera todo el país. Felizmente, esto sí ocurrió sin que hiciera falta disposición alguna de parte del gobierno. Se nos acercaba gente de aldeas y ciudades de todo el país para preguntarnos cómo podrían organizar también ellos coros y orquestas folclóricas. Hoy existen centenares de agrupaciones de este tipo y están cumplirendo la loable tarea de buscar, rescatar, conservar y dar arreglo al folclore de su zona. Como resultado del surgimiento de estas agrupaciones apareció el movimiento de los certámenes folclóricos nacionales a los que la gente acudía y acude para cantar y bailar tal y como aprendió hacerlo de sus madres y padres. Nosotros apoyamos esos certámenes y vivimos a través de ellos porque presentan el folclore autóctono del que siempre extraeremos enseñanzas. Es un acervo inagotable y no dejaremos de aprender de él”



También María Kuteva, folclorista y filóloga, esposa y compañera en el trabajo de Filip Kutev, evoca los orígenes de la agrupación que hoy lleva el nombre de su marido. Su relato ofrece importantes detalles sobre la época  y el contexto cultural en que surgió la agrupación.

El comienzo fue muy difícil, dice. En aquel entonces Filip Kutev aún trabajaba en la Casa de Cultura Central del Ejército Popular, donde era responsable de la actividad musical. Procuraba convencer a sus colegas de la necesidad de que Bulgaria contara con un conjunto folclórico nacional. En aquel entonces ya existían piezas musicales compuestas sobre la base del folclor. Celebrábamos la aparición del  drama dancístico Nestinarka (por el nombre de las bailadoras  que danzan descalzas sobre ascuas vivas), una obra compuyesta por Marín Goleminov. Sin embargo, su música había sido escrita con los medios de expresión académicos. Se mostraban muy entusiasmados con la idea de crear el nuevo conjunto de música y danzas autóctonas los compositores que trabajaban en esta línea: Petko Staynov y, desde luego, Marín Goleminov. Un  profesional muy competente, profundamente convencido del valor de la nueva iniciativa, que nos dio un fuerte apoyo una vez creada la agrupación fue el compositor Dimitar Nenov. Poco a poco mi esposo logró convencer a las instituciones públicas de las que dependía todo. Filip se encargó de la parte musical. Por recomendación suya, Margarita Dikova asumió la dirección de la agrupación dancística, mientras que Iván Kavaldzhiev se ocupó de la orquesta. La encargada de los trajes era Neva Tuzsuzova, lo cual fue toda una suerte para el conjunto ya que Neva compartía la visión de mantener el estilo autóctono, respetando siempre las normas del escenario. A veces las cualidades más interesantes de las piezas folclóricas se ven ofuscadas si de modo automático se las transpone en el podio concertístico. Las primeras canciones que creó Filip tenían la única función de enseñar a los cantantes cómo cantar en un coro. Éste era integrado por muchachas de bellas voces sin ninguna formación musical, que experimentaban una felicidad indescriptible al escuchar sus canciones interpretadas por el conjunto.

Versión al español por Raina Petkova
Fotos: philipkoutev.com

Más de la sección

Un fondo especial apoyará la promoción del patrimonio cultural e histórico de los países del sudeste de Europa

Los países del Sudeste de Europa (SEE) han creado un Fondo de Cohesión para la cooperación en el campo de la cultura. La decisión se ha tomado en una reunión del Consejo de Ministros de Cultura del SEE, cuyo presidente el año pasado fue Bulgaria. El..

Publicado el 20/05/19 14:15

Academia Creativa lleva el nombre del gran escritor, poeta y dramaturgo búlgaro Valeri Petrov

El Palacio Nacional de Cultura, en Sofía, sigue recuperando de forma activa su importancia como centro cultural. Después de fundar el Centro Nacional del Libro y Club Literario “Peroto” (en español, la pluma), la directiva de esta institución ha..

Publicado el 12/07/16 15:39

2015: Radio Nacional de Bulgaria, 80 años después

El 25 de enero de 1935, el rey Boris III promulgó un decreto por medio del que la radiodifusión en Bulgaria era declarada propiedad del Estado. Esta fecha es considerada como fecha de la fundación de Radio Sofía, que más tarde se convertiría en Radio..

Publicado el 27/12/15 08:00