Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Los Próceres de la Ilustración Nacional en la historia de Bulgaria

Foto: BGNES

En 1922 un grupo de destacados intelectuales búlgaros salió con la propuesta de declarar el 1 de noviembre Día de los Próceres de la Ilustración Nacional: escritores, mártires y héroes del pasado glorioso de Bulgaria que desempeñaron un papel importante para elevar la conciencia del pueblo búlgaro a lo largo de los siglos. Aquel mismo año la propuesta fue aprobada por el Consejo de Ministros.
“Como nación tendemos a olvidarnos de las personas que, por sus actos, contribuyen a la emancipación espiritual de nuestra sociedad. En los años inmediatamente posteriores a las grandes catástrofes militares sufridas por el país a inicios del siglo XX, la necesidad de un renacer de la memoria nacional era más que evidente. Por eso, la élite intelectual de Bulgaria se unió en torno a la idea de dedicar un día del año a los líderes espirituales nacionales”, dice en una entrevista con Radio Bulgaria Plamen Mitev, profesor doctor en historia. 
El 1 de noviembre fue elegido para celebrar el Día de los Próceres de la Ilustración Nacional por ser la fecha en la que se rendía homenaje a san Juan de Rila (876–946) según el estilo antiguo (calendario juliano). A este santo búlgaro más importante también se le proclamó el primer prócer de la Ilustración. En el siglo XVIII descolló la figura del monje Paisíy de Jilendar, quien en la época del dominio otomano escribió su Historia Eslavo–Búlgara para mostrar a los búlgaros oprimidos que son una nación de un pasado glorioso. 
“Su seguidor Sofroniy de Vratsa, empero, llegó a superar a su maestro, dejando huellas extraordinariamente patentes del despertar espiritual de los búlgaros”, afirma, convencido, el Prof. Plamen Mitev. 
En el siglo XIX, los próceres más eminentes fueron los luchadores por la independencia nacional del dominio otomano: los héroes nacionales Vasil Levski y Jristo Botev, entre tantas otras personalidades para quienes la prosperidad de Bulgaria eran una cuestión de alta moral, crecimiento espiritual y fuerza para defender las propias ideas. 
El 1 de noviembre es también la fiesta profesional de los científicos y periodistas búlgaros.

Más de la sección

Por qué merece la pena visitar Chepelare

Los búlgaros asociamos la pequeña ciudad serrana de Chepelare, en el sur de Bulgaria , con Ekaterina Dáfovska, la primera y única, hasta el momento, campeona búlgara de juegos olímpicos de invierno, los de Nagano 1998, donde ganó el biatlón. Sin..

Publicado el 24/01/21 08:05

Recordando a Yordán Radichkov, el mago del verbo

Las palabras nunca alcanzan para describir la obra y la personalidad de un autor tan singular como Yordán Radichkov. El mundo creado por el escritor es buscado por muchos soñadores cuya fe en el Bien y las relaciones humanas auténticas aún no se ha..

Publicado el 23/01/21 08:10

San Atanasio, el fundador del monaquismo en Europa

El 18 de enero, el día después del Día de san Antonio ( Antónovden ), la Iglesia Ortodoxa Búlgara venera la memoria de san Atanasio el Grande ( Atanásovden , según la tradición popular). San Atanasio, adepto celoso de la enseñanza de Cristo, tomó parte..

Publicado el 18/01/21 08:10