Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

El arte tradicional búlgaro: destino, misión y magia para la cantante folclórica María Kóleva

Foto: archivo personal

Los éxitos de la afamada cantante son notables no solo como solista. A lo largo de los años ha integrado varias formaciones de cámara y orfeones como el cuarteto Avrena, Voces Balcánicas, Dragostín Folk, el Conjunto Folclórico Filip Kutev, Aqua Delia. Prefiere que se le llame María Gáneva Kóleva, por la coincidencia de los nombres con otra cantante folclórica de la misma región de Bulgaria.

El repertorio y el estilo interpretativo de María Kóleva pertenecen a la región folclórica de Tracia. La cantante ha participado exitosamente en proyectos experimentales en el ámbito del jazz, la música aleatoria o música de azar, la música del mundo... Las grabaciones de María Kóleva para el archivo sonoro de Radio Nacional de Bulgaria como solista de la Orquesta de Música Folclórica de esta emisora incluyen canciones de la región de Kárlovo, en el sur de Bulgaria. Algunas de sus interpretaciones forman parte de los álbumes “Iconos sonoros de Bulgaria”, “La clave hacia lo sacro” y “20 años juntos”, entre otros.

Es la cantante acompañante favorita de Teodosiy Spasov, virtuoso del kaval, la flauta pastoril búlgara, su voz suena en la banda sonora de varias películas musicales. 

María Kóleva se graduó por la Escuela Nacional de Artes Folclóricas de Kótel y luego por la Academia de Música, Danza y Bellas Artes de Plovdiv. Compagina su carrera como cantante con una activa labor pedagógica. Se siente contenta de su trabajo como asistente de formación vocal en la Cátedra de Discurso Escénico de la Academia Nacional de Arte Teatral y Cinematográfico de Sofía. 

En entrevista con Radio Bulgaria María Kóleva cuenta episodios emocionantes de su carrera como cantante. “En el caso de los músicos folclóricos el comienzo suele ser en el seno de la familia. Recuerdo a mi abuela en nuestra casa de la aldea cantando unas canciones largas y mi abuelo corrigiendo la letra. Al notar mi talento, me animaron a dedicarme a la música. Mi madre era una cantante de mucho estilo, aunque aficionada. En una etapa posterior,comencé a fijarme en su modo de cantar y esto se reflejó en mi estilo. Por ejemplo, me presenté a los exámenes en la Escuela Nacional de Artes Folclóricas de Kótel con dos canciones que había aprendido de ella en mi más tierna infancia.

Todos quienes iniciamos nuestra formación en la escuela de Kótel, teniendo por maestros insignes cantantes como Valkana Stoyánova y Yovcho Karaivanov somos unos mimados del destino. Tuve la suerte de trabajar con ambos y esto dejó una impronta en mi modo de cantar, en la elección de las canciones y la letra. Desde pequeña me sentía muy bien asimismo en el canto coral y de cámara; amplían mi modo de ver el mundo y mi emocionalidad”.

María Kóleva celebró recientemente un aniversario redondo. Con este motivo, así como por sus méritos en la cultura nacional, fue galardonada con una insignia conmemorativa de la Municipalidad de Kárlovo y una insignia de honor del presidente de Bulgaria, Rumen Radev.

El aniversario es el motivo de recordar algunas de sus vivencias más emocionantes en el podio y como pedagoga: 

“Fue muy impactante para mí la participación en un concierto de artistas búlgaros en el Teatro Bolshói de Moscú. Canté un solo y no puedo describir la emoción que sentí en este escenario, no se puede expresar con palabras.

En mi caso el trabajo pedagógico prevaleció sobre el interpretativo. Ya en mis años de estudiante enseñé en la Escuela de Kótel y en otros centros docentes, trabajaba con estudiantes extranjeros, fundé conjuntos de niños en la ciudad de Kárlovo. Siempre aprecio los logros de mis alumnos. Son el espejo en que me miro y su progreso es una valoración de mi trabajo.

El arte tradicional búlgaro es una magia para mí. Tengo la sensación de que cumplo una misión ocupándome de esta materia, a pesar de las dificultades y los obstáculos. Esto me produce gran satisfacción y no renunciaría de esta magia”. 

Con Neli Petkova en Koprivshtitsa

Versión en español de Hristina Táseva

Fotos: archivo personal, BGNES

Más de la sección

Grupo folclórico femenino Guermanea

El arte de aficionados: amor, necesidad y tradición

El 1 de marzo es un día entrañable para todos los búlgaros: es la jornada en la que estamos intercambiándonos mártenitsas . Estos amuletos de hilos rojos y blancos, símbolos de la salud, la fertilidad y la bonanza y que presagian la primavera, son..

Publicado el 01/03/21 09:24

Guiurga Pindzhúrova: la fuente de sus canciones es el corazón del pueblo

El destino personal y profesional de esta renombrada cantante folclórica búlgara le deparó un lugar significativo en la cultura búlgara de la canción . Ya en las primeras reseñas sobre su arte, en los años 30 del siglo pasado, la llamaron “la hechicera..

Publicado el 10/01/21 09:10

Ritos importantes y jolgorio acompañan la festividad Bábinden

Bábinden (literalmente, día de las abuelas comadronas) es una de las fiestas tradicionales importantes dedicadas a las mujeres. Es, además, una parte inseparable de la tríada de * Vodítsi , junto con la Epifanía e Ivánovden o Día de san..

Publicado el 08/01/21 09:25