Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Rayna Konstantínova: ”La radio es voz y convivencia, no pierdan su voz”

Foto: BNR - Ani Petrova

Rayna Konstantínova es una de las personalidades que dedicaron toda su carrera profesional a la Radio. En los últimos años estuvo presidiendo el Consejo Público de Radio Nacional de Bulgaria, durante un buen período, anteriormente, estuvo al frente del Departamento de Programas de Radio de la Unión Europea de Radiodifusión (UER) con sede en Ginebra, Suiza. No obstante, hay en su currículo más de dos décadas dedicadas a Radio Bulgaria.

Cual soldado que lleva en su bolsillo un bastón de mariscal, se inició en su carrera profesional como colaboradora común y corriente. ”Llegué a la Sección de Lengua Inglesa de Radio Bulgaria en 1973 como colaboradora literaria de grado 8, tendría entonces 24 años –recuerda Rayna Konstantínova– . Se me encomendó atender las cartas de los oyentes, que en aquella época eran muy numerosas y nos llegaban de Inglaterra, EE.UU., Europa Occidental, Australia... Era aquello muy emocionante, ya que entrabas en un mundo completamente distinto e ibas haciendo periodismo para el extranjero, cosa única que, de hecho, no había quién te enseñara. Mirando atrás, veo que fue aquélla la época más hermosa de mi juventud profesional. Trabajaba con personas jóvenes, instruidas y joviales, con un escepticismo ante las cosas, que, por lo general, es rasgo inherente a la gente inteligente. Sentíamos empatía unos para los otros, no abrigábamos prejuicios, pretendíamos que la voz de Radio Bulgaria fuera pulcra, sincera y, desde luego, competente. Y así, un día, de colaboradora literaria pasé a ser redactora.

Lo bueno era que teníamos la libertad de confeccionar espacios propios nuestros en los idiomas con que trabajábamos. Cada redacción de idiomas elaboraba programas originales, cada uno de los cuales era diferente. Desde luego también había cosas en común. Contábamos con un auditorio tremendo, y esos oyentes iban convirtiéndose invariablemente en amigos de nuestro país, pese a que, a menudo, ignoraban dónde quedaba Bulgaria en el mapamundi. Nosotros encontrábamos y destacábamos las cosas características y buenas de Bulgaria que les impulsaran a buscarnos en sus mapas −pues en aquellos años no había Internet− , ver dónde se encontraba Bulgaria, escribir y mandarnos una carta, hacerse amigos de Bulgaria.

En aquella época existían en siete u ocho países clubes de amigos de Radio Bulgaria.

Reinaba un ambiente estupendo y, lo más importante, aprendíamos a ser periodistas sin ideas preconcebidas. Llevábamos nuestro orgullo de estar haciendo periodismo en una lengua extranjera, seguíamos al margen de la censura, existente en mayor o menor medida en aquellos años. Lográbamos nadar y guardar la ropa, como quien dice. Era una época muy hermosa y emocionante en la que tratábamos con gentes que otorgaban sentido a lo que uno estaba haciendo. Me siento feliz de haber tenido la oportunidad de trabajar con una persona como nuestra subdirectora jefa Tamara Guérova, esposa del afamado poeta Alexándar Guerov, que se desvelaba por nosotros y se regocijaba con nuestros progresos, porque nosotros éramos muy entusiastas y muy distintos sobre el telón de fondo del periodismo convencional”.

Con el paso de los años Rayna Konstantínova fue ocupando en Radio Nacional diferentes puestos: estuvo al frente de la Sección de Lengua Inglesa, y en los años 90, en el período más turbulento de la historia reciente de Bulgaria , ejerció de directora de programas, subdirectora general de Radio Nacional y directora de Radio Bulgaria.

“Tras los cambios en 1989 advinieron tiempos revolucionarios –cuenta Rayna Konstantínova– . De golpe, caímos en la cuenta de que había ocurrido lo que deseábamos y lo que pretendíamos hacer. El país era un hervidero, todo iba cambiando, tuvimos la necesidad de hacer algunas cosas por primera vez y de volver a aprender. Cuando llegaron personas jóvenes que deseaban trabajar justamente esto, aprender y luego enseñar a otros que detrás de ellos vendrían, aquello era algo increíble, algo que sólo podían entender quienes lo habían vivido. Sí, esto probablemente sea nostalgia, pero es a la vez un recuerdo muy hermoso. Yo quisiera que, pese a los cambios globales en las comunicaciones, Radio Bulgaria conservara esta sensación de convivencia con quienes la escuchan. La radio es una voz, el contacto se establece por medio de la voz y detrás de ésta se encuentra un ser humano y esto precisamente crea la sensación de convivir, de compartir. Lo que actualmente echo de menos es, claro, en primer lugar el éter, y lamento que no se hayan podido digitalizar las ondas media y corta para que Radio Bulgaria siguiera siendo una emisora, antes que, simplemente, una de las miles plataformas.

Creo y me imagino que con cambios y posibilidades eventuales, Radio Bulgaria podría recobrar su contenido original.

Hay que irse aproximando al máximo al original de lo que es la Radio, y que es la elección de la gente de escuchar lo que pretenda y cuando lo quiera, la elección de un buen contenido. En la actualidad las fuentes de información son numerosas pero ¿cuántas son las fuentes de información sobre Bulgaria, tal cual es, con lo bueno y lo malo, con los problemas, los adelantos y los fracasos?

Viven en Bulgaria personas que bien se merecen ser valoradas debidamente. ¿Quién si no Radio Bulgaria lo haría y, encima, en la lengua que es la más asequible para la gente del mundo? Esto se hace no tanto con medios financieros sino con gentes que aspiran a hacer una radio de calidad y buena y diseñar programas que, en última instancia, resultan humanos y conmovedores. Cuando era directora de Radio Bulgaria cuidaba también mucho de ello.

Ojalá la gente del extranjero pueda palpar el alma de este país. Les deseo éxito en los duros tiempos que corren.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más de la sección

Radio Bulgaria y sus emisiones en lengua española

Este año conmemoramos 85 años del comienzo de los programas en idiomas extranjeros de Radio Nacional de Bulgaria. La primera emisión sale al aire, en ondas cortas, el 24 de mayo de 1936, Día de la Cultura y la Escritura Búlgaras, primero en esperanto, la..

Publicado el 19/06/21 09:10

El Monasterio de Rila y el casco antiguo de Nesébar, los sitios de la UNESCO más reconocibles de Bulgaria, muestra la encuesta de Radio Bulgaria

Con motivo del 85 aniversario de las primeras transmisiones de Radio Nacional de Bulgaria para el extranjero , su sucesora, Radio Bulgaria, lanzó una encuesta con preguntas sobre la cultura y la historia de este país. En la segunda entrega de la..

Publicado el 15/06/21 15:24

Radio Bulgaria, premiada por la Asociación de Periodistas Hispanohablantes de Bulgaria

En noviembre de 2020, la Asociación de Periodistas Hispanohablantes de Bulgaria (APHB), en cooperación con la Unión de Periodistas de Bulgaria y Roca−Bulgaria, convocó la 8ª edición de los premios periodísticos Mundos y Colores , instituidos en..

Publicado el 19/04/21 14:41