Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

El 6 de septiembre de 1885 Bulgaria vuelve a convertirse en un Estado unificado

Entrada del príncipe Alejandro I en Plovdiv, 10 de septiembre de 1885
Foto: militarymuseum.bg

El 3 de marzo de 1878 se cumplía el sueño largamente anhelado por los patriotas búlgaros: después de la presencia de cinco siglos del Imperio Otomano en Bulgaria, el país volvía a ocupar su lugar en el mapa político europeo. La libertad por fin había llegado, casi todos los búlgaros se encontraban en las fronteras del nuevo Estado y el mar Egeo de nuevo lavaba la costa búlgara. Sin embargo, la alegría de las cadenas rotas duró poco. En verano de ese mismo año Bulgaria fue fragmentada y el ideal nacional de los renacentistas búlgaros fue machacado. 

El 13 de julio de 1878, tres meses después de la firma del Tratado de Paz de San Stéfano, las Grandes Potencias dividieron Bulgaria en cinco partes: el Principado de Bulgaria, vasallo del sultán; la Provincia Autónoma Rumelia Oriental; el norte de Dóbrudzha pasó a formar parte de Rumanía; las ciudades de Nis, Pirot y Vrania, fueron anexadas al territorio serbio; y Macedonia, Tracia Oriental y Occidental quedaron bajo el poder directo del sultán. Desde aquel instante, la política del país estaría orientada a la unificación de todos los territorios poblados por búlgaros.

Por iniciativa del escritor revolucionario Zajari Stoyanov (eminente historiador, escritor y revolucionario búlgaro), en febrero de 1885 fue creado en Plovdiv el tercer Comité Revolucionario Central Secreto, que desempeñó un papel clave en la Unificación del Principado de Bulgaria y Rumelia Oriental. El movimiento unionista centró su labor no solo en la creación de una red de comités, sino en la búsqueda de apoyo político dentro y fuera del país.

Activistas del CRCS, Plovdiv, verano de 1885. Tercero y cuarto por la izquierda, sentados en la primera fila: Prodan Tishkov - Chardafon y Zahariy Stoyanov. Foto: Dimitar Kavra

El Comité Revolucionario Central Secreto fijó el 15 de septiembre como fecha de inicio de una insurrección, cuyo objetivo era derrocar del poder al gobernador principal, Gavril Krástevic, y el Gobierno de Plovdiv (la ciudad más importante en Rumelia Oriental). El 5 de septiembre los ciudadanos se reunieron alrededor del konak (la sede de la autoridad otomana), llamados por el sonar de las campañas de la iglesia. Zajari Stoyanov anunciaba en una proclamación la noble empresa con las palabras: “¡Hermanos! ¡Ha llegado la hora de la unificación!”. Así, en la noche del 6 de septiembre, tropas encabezadas por el mayor Danaíl Nikolaev tomaron el control sobre la ciudad de Plovdiv y, sin que nadie opusiera resistencia, derrocaron del poder al Gobierno y al gobernador Gavril Krástevic. Rumelia Oriental rechazó la supremacía del sultán y declaró su anexión al Principado de Bulgaria.

El Archivo Sonoro de Radio Nacional de Bulgaria guarda el relato del historiador militar Gueorgui Marin, quien transmitió los testimonios de su abuelo sobre el inicio de la adhesión de Rumelia Oriental al Principado de Bulgaria en la aldea de Golamo Konare (que hoy se denomina Saedinenie, o sea, Unificación). 

“Antes de la Unificación, desde Plovdiv fue enviado el prefecto Pétar Dimitrov. Prodan Tishkov (sargento mayor de la milicia de Rumelia Oriental y participante activo en la Guerra Ruso–Turca de 1877–1878, libertadora para Bulgaria) dijo a unos jóvenes que estaría enfermo, pidiéndoles que encaminasen al prefecto a su casa. Prodan Tíshkov residía en la casa en que se escondía Zajari Stoyanov. Los jóvenes la cercaron y, cuando Pétar Dimitrov llegó, lo detuvieron, después de lo cual hicieron sonar la campana de la iglesia y comenzaron a formar las tropas. Se reunieron unos 2500 hombres armados, el grupo mayor se encaminó a Plovdiv y el menor a organizar la lucha en el resto de las aldeas. A 3 kilómetros de Plovdiv toparon con la gendarmería ecuestre enviada a Golamo Konare para liberar al prefecto. Entonces el líder de la tropa, Prodan Tíshkov, ordenó que se arrodillaran para disparar. Quienes formaban parte de la primera tropa dispararon una vez sobre las cabezas de los jinetes. Ellos dieron marcha atrás y huyeron en dirección a Plovdiv. De allí alcanzamos el puente del río Maritsa en Karshiaka*”.

El príncipe Alejandro I de Battenberg expresó su apoyo a la Unificación y en una proclamación consintió que se denominara “príncipe del norte y del sur de Bulgaria”. Sin embargo, con sus acciones los búlgaros violaron el Tratado de Berlín que fragmentó sus tierras, lo que provocó la protesta de las Grandes Potencias y del sultán. Serbia declaró la guerra a Bulgaria, pero sufrió una derrota en una batalla decisiva cerca de la ciudad de Slívnitsa. 

„Cruzando la frontera serbio-búlgara“, del artista Antoni Piotrowski

Después de la fulminante derrota que el joven ejército búlgaro atestó al experimentado y mejor armado ejército serbio en una guerra que duró apenas dos semanas, el prestigio de Bulgaria en el escenario internacional fue creciendo. El 24 de marzo de 1886 en Estambul los embajadores de las Grandes Potencias firmaron un acta que reconocía la Unificación.

A pesar de que el territorio de la Bulgaria actual no abarca sus fronteras étnicas, en la época de su auge el país tenía salida a tres mares: el Negro, el Egeo y el Adriático. Hoy en día los búlgaros se sienten espiritualmente unidos a la Europa moderna, donde las divisiones físicas tienen cada vez menos importancia.

*Karshiaka: un barrio de la ciudad de Plovdiv

Versión al español de Hristina Táseva 

Fotos: militarymuseum.bg, archivo

Más de la sección

El monasterio de Báchkovo exhibe antiguas reliquias restauradas

Hasta finales del año el Monasterio de Báchkovo alegrará a sus visitantes con iconos nunca vistos hasta el momento que estarán exhibidos en el recinto renovado en la parte museística del convento, que será inaugurada durante una gran fiesta religiosa. En..

Publicado el 23/10/21 11:05

San Juan de Rila, el protector celestial de Bulgaria y de los médicos búlgaros

El día en que la Iglesia Ortodoxa Búlgara venera la memoria del protector celestial de los búlgaros, San Juan de Rila , los galenos del país celebran su fiesta. Ésta se celebra desde hace 25 años por iniciativa de la Unión de Médicos de Bulgaria..

Publicado el 19/10/21 11:40
Prof. Nikolay Ovcharov

Un anillo de plata asesino es uno de los hallazgos valiosos hechos en Misionis

Misionis, un asentamiento de la Antigüedad Tardía, que existió durante más de 150 años, sito en proximidad a la ciudad de Targóvishte (el principal centro administrativo y económico del homónimo municipio del noreste de Bulgaria)  es uno de los seis..

Publicado el 17/10/21 11:10