Podcast en español
Tamano del texto
Radio Nacional de Bulgaria © 2023 Todos los derechos reservados

El eminente acordeonista Dimitar Anguelov: “La música es mi sueño cumplido”

Foto: archivo personal

De música y más música está repleta la biografía del afamado músico Dimitar Ánguelov. Son múltiples sus inspiraciones en el género de la música tracia, el folclore urbano, las grabaciones.

Virtuoso solista de las estilosas rondas tracias, excelente arreglista de su repertorio y director del grupo folclórico de Asenovgrad que fundó en 1965. Es, además, uno de los músicos del cuarteto Rodoliubie (Amor por la patria), compuesto por armónicos, que ha provocado una sensación entre la audiencia por su magnífico sonido. El buen humor es uno de los rasgos más típicos de sus obras instrumentales.

Este artista búlgaro nació en 1942. Ha deleitado en varias ocasiones al público en Turquía, la República Checa, Alemania, Chipre. Ha trabajado con afamadas cantantes búlgaras como Kalinka Válcheva, Elena Gramatikova, Irina TRácheva.

Dimitar Ánguelov se desempeñó asimismo en el género del folclore urbano con el grupo Melodías mágicas, encabezado por él y con el cual ganó muchos prestigiosos premios de distintos festivales y concursos.

Las canciones macedonias también han sido parte de su trayectoria como músico. Es director del coro de la Asociación macedonia Dimo Hadzhidimov de la ciudad de Asenovgrad. Realizó sus primeras grabaciones para el Fondo Sonoro de Radio Nacional en 1966. Posee una amplia discografía como acordeonista y autor de arreglos incluidos en distintos álbumes. 

Dimitar Ánguelov cuenta lo siguiente para Radio Bulgaria:

“El acordeón…Fui cautivado por la música que interpretaba mi hermano que es cinco años mayor que yo. Él era músico en la orquesta de viento de la ciudad de Asenovgrad. Su profesor le había enseñado a tocar el acordeón y a mí me gustó tanto que pensaba solo en ello. Cuando venía a casa durante sus vacaciones pasaba todo el día escuchándolo como tocaba. Mi hermano comenzó a enseñarme y era el primero y el último profesor que he tenido. 

A través de los años no me he dedicado a nada más. Tocar era mi único sueño en la vida. Las otras cosas