Podcast en español
Tamano del texto
Radio Nacional de Bulgaria © 2023 Todos los derechos reservados

Con paella o como salsa láctea: ¿Cómo introdujo Makiko la lyútenitsa búlgara en Japón?

Foto: archivo personal

La lyútenitsa basada en una receta original búlgara, pero Made in Japan, ha llegado al mercado del País del Sol Naciente, y su productora, Makiko Miura, ya está haciendo planes para ampliar la producción.

Makiko vive en la prefectura de Yamagata, uno de los mayores productores de pimentón y tomates de Japón. Por eso, todos los ingredientes de su lyútenitsa son de cultivo ecológico, sin fertilizantes nocivos ni pesticidas. "Los principales ingredientes de mi receta son pimientos, cebollas, tomates y zanahorias", afirma Makiko con orgullo.

Sin embargo, el camino del producto búlgaro hasta la mesa japonesa es largo y espinoso. Comenzó hace 10 años, cuando Makiko se fue a Europa. En aquel entonces trabajaba para una empresa farmacéutica. Mientras viajaba y compraba productos en supermercados de España, Francia y Alemania, descubrió la lyútenitsa búlgara y quedó fascinada.

"Hace unos 5 años, volví a Japón y empecé a pensar en cómo ofrecer la lyútenitsa búlgara aquí. En la prefectura de Yamagata, el pimiento es un producto local especial, muy parecido al europeo: grande, jugoso y aromático. Es cierto que en los mercados japoneses se ofrece otro tipo de lyútenitsa, pero ésta ni se acerca al sabor auténtico búlgaro, y yo quería crear una lyútenitsa de verdad. Después de pasar un montón de tiempo leyendo recetas en Internet, empecé a experimentar mezclando las proporciones de las verduras", cuenta Makito. 

La lutenitsa búlgara arrasa en el mercado japonés

La emprendedora japonesa preparó tres variantes y pidió la opinión de un chef de un restaurante de Tokio que había vivido y trabajado en Bulgaria. Entonces consultó a la ex gimnasta búlgara Antoaneta Vitale, que en ese momento vivía en la prefectura de Yamagata y promocionaba el deporte y la cocina búlgara en los medios de comunicación locales. "Antoaneta encontró que mi lyútenitsa era demasiado acuosa y no lo suficientemente aceitosa. Por eso me recomendó que aumentara la cantidad de aceite de oliva", recuerda Makiko. Así, tras una serie de consultas, pruebas y errores, el producto original búlgaro entró en el mercado japonés. Comenzó a plantearse la cuestión de cómo conseguir que los japoneses consuman este "puré de verduras búlgaro".

Resulta que las dos culturas alimentarias son bastante diferentes. A los búlgaros les gusta untar la lyútenitsa en rebanadas o combinarla con albóndigas, kebabcheta o judías. No son así las cosas en Japón. "En Bulgaria se consume mucha carne, pero los japoneses preferimos el pescado. Y no sólo", añade Makiko:

Paella con lyutenitsa y pimientos rellenos de arroz y lyutenitsa

"Al principio fue muy difícil adaptar la lyútenitsa al gusto japonés porque la gente de aquí no sabe cómo consumir un producto como este. Simplemente los japoneses prefieren comer arroz en lugar de pan. Por eso me pregunté cómo adaptar sus hábitos alimenticios a los búlgaros. Entonces se me ocurrió: "¿Por qué no ofrecer la lyútenitsa como complemento de los platos japoneses?". Así que mezclé la lyútenitsa con el arroz y creé una receta de paella. A los niños les gustó mucho esta receta, porque la lyútenitsa tiene un color naranja brillante. También la ofrezco como salsa láctea: la mezclo con yogur búlgaro y recomiendo la salsa en combinación con pollo al vapor", dice Makiko.

Los pimientos rellenos con la "lyútenitsa de arroz" de Makiko también atraen al paladar japonés. Su lyútenitsa se vende en paquetes de 100 y 130 gramos y van con un código QR adjunto al tarro con recomendaciones sobre cómo consumirlo.

Definitivamente, Bulgaria NO es terra incognita para los japoneses. En el País del Sol Naciente Bulgaria es conocida sobre todo por el yogur, las rosas y el éxito de las gimnastas búlgaras, aprendemos de Makiko. Por eso su lyútenitsa despertó la curiosidad y la aprobación de las masas, e incluso consiguió atraer la atención de los medios de comunicación nacionales, que señalaron con todo lujo de detalles las propiedades saludables del producto búlgaro Made in Japan. Makiko ha abierto recientemente una nueva planta de producción para satisfacer la gran demanda, y para el año que viene prepara una gran campaña de comercialización de la maravilla culinaria búlgara en la capital, Tokio.

Versión en español por Borislav Todorov

Fotos: archivo personal

Más de la sección

Aumentan un 3% las llamadas por violencia física o psicológica contra adolescentes

Todo el mundo necesita de vez en cuando a un amigo a quien confiar sus problemas y que le preste apoyo. Cuando se trata de un niño o de un menor que ya ha entrado en los turbulentos años de la adolescencia, encontrar a alguien que escuche sus..

Publicado el 25/01/23 14:44

En un año la inflación en Bulgaria ha aproximado los precios a la media europea

Los gastos de los hogares búlgaros han crecido drásticamente. En un año la suma necesaria para la manutención de una familia de tres miembros ha aumentado en 180 euros y el ingreso neto necesario alcanza los 1215 € al mes. En comparación con 2021, ya..

Publicado el 24/01/23 16:03

El clima cálido confunde a las cigüeñas y las induce a pasar el invierno en Bulgaria

2 o 3 cigüeñas, consideradas las precursoras de la primavera, ya han llegado a la aldea de Petelovo, en la región de Kardzhali. A finales del año pasado las aves ya fueron vistas por vecinos de la zona, y su aparición se hizo viral tras unas..

Publicado el 22/01/23 12:05