Podcast en español
Tamano del texto
Radio Nacional de Bulgaria © 2024 Todos los derechos reservados

Sobre las fuentes de los montes Ródope y la sabiduría del agua

Un encuentro con el abuelo Sally y con las lecciones del tiempo

6
Foto: Archivo

Quien viaje por los montes Ródope orientales no puede quedar indiferente pasando por delante de las cientas de fuentes que se encuentran a los lados de la carretera - cada cual más grande y hermosa. Las hay más impresionantes, otras son más modestas, hay incluso algunas que han sido adaptadas como áreas de picnic, con barbacoa, zonas infantiles y otras comodidades.

Por qué hay tantas fuentes allí y quién las construye, eso lo descubriremos en el reportaje de Galina Stefanova para BNR-Kardzhali. Ella nos recibe junto al abuelo Sally, quien fue responsable de la construcción de la primera fuente en el pueblo de Bashevo, mucho antes de que se construyera el suministro de agua en el pueblo. Hombro a hombro, junto con otros habitantes del pueblo, el abuelo Sally llevó el agua hasta la plaza del pueblo (el megdán) para que las mujeres no tuvieran que ir a duras penas hasta los manantiales.


Cuando se le pregunta por qué hay tantas fuentes en los montes Ródope y quién se encarga de construirlas, los sonrientes ojos del anciano se humedecen:

“Todos. Las fuentes las construyen todos. La gente local encontró en ellas una forma de conmemorar a los seres queridos que les han ido dejando. Un padre, un hijo, una madre…al perder a alguien, a la gente le sale del alma hacer algo para honrar su memoria”, cuenta el abuelo Sally. “Al descubrir el manantial en los Balcanes, decidieron llevar el agua a la gente a través de las fuentes que encontramos ahora por el camino. Sus embalses son independientes y no tienen nada que ver con la red municipal de agua.”

El abuelo Sally ya roza los 90 años, pero sigue recibiendo turistas en su antigua casa de piedra, en el pueblo de Bashevo. Uno no puede pasar por su casa sin tomarse un café turco (café de puchero), que él mismo prepara mientras abre su corazón e invita a su huésped a la conversación. Cuando se le pregunta por qué la gente construye precisamente fuentes de agua para conmemorar a sus seres queridos fallecidos, el hombre responde:

"El agua es lo más importante, es lo primero. Tanto los muertos como los vivos necesitan agua. Si te has acostado enfermo y alguien te da un vaso de agua, esa bondad será recordada. El agua es un alma viva. Lo mejor que hizo el alcalde Resmi Murad fue traer agua a todo el pueblo, a cada casa, con la tecnología más moderna. Porque hoy día sigue habiendo personas que no tienen agua potable, que traen agua salada del mar, y la hierven para quitarle la sal y poder beberla. No darle acceso al agua a la gente, eso solo lo puede hacer una muy mala persona”.

El abuelo Sally

Durante su vida, el abuelo Sally ha construido dos fuentes por las cuales la gente todavía le sigue bendiciendo. Encontró agua a tres kilómetros del pueblo, en lo alto de los montes Balcanes, un agua limpia y pura, y la trajo al pueblo con la ayuda de mangueras:

"En aquel momento no contábamos con la tecnología. Cuando encontré el manantial de la montaña, el agua fluía hacia el río. Reuní a los vecinos para que me ayudaran a cavar el canal y así traer el agua. Primero hice una gran fuente en el patio, para toda la comunidad. Antes de eso, las muchachas, cansadas ​​de trabajar, tenían que echarse al hombro los peroles y los cubos, e ir donde hubiera un pozo para buscar agua. Y con estos dos peroles, no da para nada…Hace falta agua para cocinar, para lavar, para limpiar… Y, hasta que el alcalde no decidió traer el agua a todas partes, los vecinos venían aquí, a esta fuente, a abastecerse."

Hace años, la fiel compañera del abuelo Sally, le dejó y, desde entonces, la soledad no deja de pesar sobre su corazón. Si la menciona, sus ojos se llenan de lágrimas. Dice que si en el pasado a las niñas se hubiese permitido estudiar, su esposa podía haberse convertido sin problema en doctora. Nos cuenta que tienen dos hijos que viven en Kardzhali y Petlino, y que podría irse con ellos si lo quisiera. Pero prefiere su casa - su hogar, aquí, donde se siente en paz.

Autor: Darina Grigorova, con la entrevista de Galina Stefanova, de BNR Karzhali

Versión en español: Alena Markova

Fotos: Gueorgui Arguirov, BNR-Karzhali, Archivo

Galería

Más de la sección

La búlgara Albena Danaílova, segunda concertino en el concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena

La violinista búlgara Albena Danaílova será primera ayudante del concertino Rainer Honeck en el concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena el 1 de enero de 2024. El director será  Christian Thielemann.   Antes de cobrar popularidad..

Publicado el 29/12/23 21:45

Efeméride: Fiesta de san Esteban

El 27 de diciembre la Iglesia Ortodoxa homenajea al primer mártir cristiano, san Esteban. Igual que Jesucristo, él podía hacer milagros poniendo sus manos sobre enfermos a quienes curaba. A pesar de que los datos sobre su vida son escasos, en Bulgaria..

Publicado el 27/12/23 07:40

Nochebuena en la cultura búlgara tradicional

En la cultura folclórica búlgara la noche que antecede el natalicio de Jesucristo se conoce por varios nombres. Desde luego, con mayor frecuencia la denominados Badni vecher, o sea Nochebuena, y el sentido principal de las tradiciones y los ritos son..

Publicado el 24/12/23 06:35