Bulgaria 20 años después del 10 de noviembre de 1989

El 10 de noviembre de 1989, un día después de la caída del Muro de Berlín, caía el dictador comunista búlgaro Todor Zhivkov. Lo derrocó un grupo de sus propios camaradas de la cúpula del Partido Comunista, con el visto bueno del líder reformista soviético Mijail Gorbachov. Ese día comenzaba en el país balcánico un difícil cambio: la transición del régimen totalitario con un solo partido, gobernante, y un dictador, a la democracia pluripartidista y el sistema económico con mecanismos de mercado e iniciativa privada.
La caída de Zhivkov no significó la caída del régimen comunista en Bulgaria, pero fue una condición imprescindible para la democratización del país. Zhivkov personificaba la dictadura, la falta de libertades políticas, el colapso de la economía socialista de rígida planificación central y una barrera ante los vientos de la Perestroika. Para el triunfo total de la democracia hubo que esperar bastante, pero en cambio fue pacífico. La recién nacida Unión de Fuerzas Democráticas, opositora a los comunistas que ya se llamaban socialistas, emprendió una ardua lucha por cambios radicales y, de paso, por el poder. Gobernaría el país en varios períodos, con éxito ambiguo. Los socialistas, también. Comenzaba la privatización de la propiedad del Estado y el paso a la economía capitalista. La coalición anticomunista, ya con líderes nuevos, pero desangrada por discordias, errores y ambiciones, perdía membresía e influencia. La confianza en los políticos de todos los colores quedaba en agua de borrajas. El antiguo rey de Bulgaria llegó a ser primer ministro de la República, también con éxito ambiguo. Algunos amasaron fortunas, muchas de ellas sucias, otros empobrecieron, nació la nostalgia por el régimen anterior. Surgieron mafias, crimen organizado y corrupción, lacras que no han desparecido. Pero el balance general de la transición es positivo. En especial, en política exterior. La socióloga Evgenia Kalinova expresa:
“Bulgaria fue admitida en la OTAN y la Unión Europea. Desde este punto de vista, la transición democrática del país ha terminado. Pero la sociedad está muy dividida en ricos, los menos, y pobres, los más, y los resultados sociales de la transición democrática que comenzó aquel 10 de noviembre no satisfacen a la población.”

Venceslav Nikolov

Más de la sección

El incinerador del centro de Sofía plantea preguntas sin respuesta clara

El Ayuntamiento de Sofía y la Compañía de Calefacción de Distrito de Sofía llevan desde 2008 considerando la incineración de residuos en Sofía. Sin embargo, desde entonces el Ayuntamiento carece de avances positivos en la legislación de gestión de..

Publicado el 14/10/19 13:21
Foto: EPA/BGNES

Calidoscopio balcánico

Albania, Serbia y Macedonia del Norte se preparan para formar un “pequeño Schengen” El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, y los primeros ministros de Macedonia del Norte y Albania, Zoran Zaev y Edi Rama, respectivamente..

Publicado el 14/10/19 12:44

Compañía búlgara figura entre las plataformas primordiales a nivel mundial para formación en tecnologías de la información

Dar con un inversor propenso a ofrecer financiación a la formación no es tarea fácil. Sin embargo, es lo sí que ha logrado hacer la compañía búlgara Coursedot, que en 2016 obtuvo financiación a partir del fondo “Eleven”, apoyado en aquel..

Publicado el 13/10/19 08:10