Supervivencia para seropositivos

Foto: Archivo

Ivancho y Mariyka son los protagonistas de las historias recopiladas en “El manual de supervivencia (o no) para seropositivos”, editado por la Asociación búlgara de planificación familiar y salud sexual. Sus autores son el Recolector de almas caídas, Milen Chavrov, un activista de larga experiencia que trabaja sobre problemas relacionados con el VIH/SIDA y derechos de pacientes, y la Hada del Derecho, Ivana Murdzheva, consultora jurídica de la Fundación Esperanza contra el SIDA. 

La idea era escribir unos simples consejos para la supervivencia de personas infectadas con el virus. Después de pensarlo bien yo personalmente me di cuenta que escribir consejos sin sentido y que no siempre son aplicables no es la mejor idea”, dice Milen.

Así en las páginas cobran vida nueva las historias de Ivancho y Mariyka que pueden ser personas adineradas o pobres, personalidades VIP, mundialmente desconocidos, educados o sin formación, de una pequeña ciudad de la provincia o de la mayor urbe del país. Lo que une a todos ellos es que viven con el sello de “personas portadoras del VIH” o “pacientes seropositivos”. Sus verdaderas historias han sido escritas en un estilo que convertiría el libro en una lectura muy divertida si no provocara ira y tristeza.

Las historias han sido recopiladas durante 20 años y han sido editadas para mostrarnos verdades que de principio no queremos saber porque se trata de la vida de los demás. Se trata de las historias de personas que son trasladadas de un hospital a otro y que son los últimos en entrar en el despacho del doctor porque siempre hay casos más urgentes. Estas historias nos muestran la vida del seropositivo que se convierte en “una serie de complicaciones pero no es más diferente de lo que pudiera ocurrirnos a cada uno de nosotros”. Son, además, historias sobre la valentía y la desesperanza, la lucha contra el estigma, que no ha avanzado mucho en la sociedad a través de los decenios. No es casual que los autores señalan con tristeza que “cualquier similitud con personas y hechos reales es meramente casual en la misma medida en que lo es el parecido de Bulgaria con un estado europeo”. 

Estamos cansados de ver a madres que no quieren que sus hijos visiten una guardería infantil porque allí hay un niño cuya madre ha sido diagnosticada con el VIH. Hemos visto médicos que se niegan a hacer una operación urgente porque han oído que esta persona parece que está infectada con el VIH”, y esto cuando se trata de una operación de importancia vital. Conocemos casos en que una persona infectada con el VIH visita al médico y le dice: “Tenga en cuenta que soy seropositivo y hago una terapia antiretroviral altamente activa, y el médico le responde “Ahí está la puerta”. Esto muestra que un enorme número de los médicos que conocen las vías de infectarse y saben qué es lo que deben hacer, no muestran compasión hacia estas personas”, ha manifestado durante la presentación la catedrática Radka Arguirova, presidenta de la Asociación búlgara de virología médica y miembro de la Sociedad Internacional de SIDA.

Снимка

Como saben existe la ciencia epidemiología y más concretamente la epidemiología infecciosa. En los manuales esta asignatura leemos que los principios básicos de luchar contra las enfermedades infecciosas son: primero, descubrir el agente causante, segundo, aislar el agente causante y, tercero, aislar la persona portadora del causante para que no se prolifere la enfermedad. ¿Contra qué luchamos en realidad? ¿Contra una persona o contra el virus? Parece que en nuestra experiencia de 30 años luchamos contra las personas infectadas con el VIH. Esto no debe continuar más.

En 2016 se cumplen 30 años desde que fue diagnosticada la primera persona seropositiva en Bulgaria. Hoy en día a escala mundial cada 6 segundos una persona se infecta con el virus VIH. ¿Cuál es la situación en Bulgaria? Según datos del Ministerio de Sanidad, hacia el 25 de noviembre de 2016, en el 88% de los casos la infección se produjo tras un contacto sexual. Desde principios de este año han sido detectadas 193 nuevas personas seropositivas con lo cual los portadores del VIH en Bulgaria oficialmente suman 2460 personas. Se conserva la tendencia de que el número de los hombres registrados sea 5 veces mayor que el de las mujeres. El grupo más afectado lo conforman personas de 30 a 39 años de edad. 

Versión en español por Hristina Taseva

Más en la categoría

El Salon del Automóvil de Sofía dio motivo para serias reflexiones

Este domingo, 22 de octubre, concluye en Sofía el Salón del Automóvil más grande celebrado en la capital desde hace 25 años. En 2017, en torno a 40 marcas mundiales exhibieron más de 300 automóviles con decenas de novedades tecnológicas. Por..

Publicado el 22/10/17 09:30

Dos empresas búlgaras de TI, entre las mejores de Europa

Dos empresas búlgaras se encuentran entre las 50 compañías de mejor desarrollo en 2017, según la clasificación “Deloitte Fast Technology 50”, que incluye empresas de 11 países centroeuropeos. Una de ellas, incluso, está entre “Las cinco grandes” en el..

Publicado el 21/10/17 08:30

Una asociación internacional populariza las posibilidades del ajedrez aplicado

En días recientes fue constituida en la ciudad de Pázardzhik, en el sudoeste de Bulgaria, una asociación internacional de ajedrez aplicado. Se sumaron a los promotores búlgaros expertos de EE.UU. Alemania, España, Polonia y Gran Bretaña. La..

Publicado el 20/10/17 15:00