No baja la tensión entre Bulgaria y Turquía - Sofía solicita la solidaridad internacional

Foto: BGNES

El Ministerio de Exteriores convocó para consultas a Sofía a la embajadora búlgara en Turquía, Badezhda Neiski, una semana después de haber protestado contra declaraciones de un ministro turco en apoyo a determinado partido búlgaro, tras considerar esas declaraciones como una injerencia en los asuntos internos de Bulgaria.

El día en que la embajadora fue convocada, trascendió que un alcalde municipal en el suroeste de Turquía había exhortado a los emigrados búlgaros a ese país a votar, el próximo 26 de marzo, de manera tal que los turcos en Bulgaria se vuelvan más poderosos, y, su lengua acceda a oficial. Ese mismo día el presidente de Bulgaria, Rumen Radev, celebró con los embajadores en Bulgaria de Austria, Alemania, Francia y Holanda una reunión en la que la solidaridad fue fijada como principio rector con vistas a garantizar la seguridad de los países de la UE y la custodia de las fronteras exteriores de la UE, siendo una de éstas la que Bulgaria tiene con Turquía.

Observadores políticos han comentado que “el recrudecido desparpajo de personalidades oficiales y extraoficiales turcas con respecto a la soberanía de Bulgaria” ha tenido respuesta en una serie de contramedidas de instituciones búlgaras.

El primer ministro interino, Ognian Guerdzhíkov, fue el primero en referirse a tales medidas hace tres días. Tras haber mantenido conversaciones con los dirigentes del Ministerio del Interior y de los servicios especiales, Guerdzhíkov precisó que se habían tomado medidas tendentes a reforzar la custodia de la frontera búlgaro-turca, ante recelos a una presión migratoria aumentada en los días posteriores. El jueves el ministro de Defensa, Stefan Yanev, comentó que la situación a lo largo de la frontera se mantenía próxima a la normal registrada últimamente, mientras que desde la CE confirmaban ante Radio Nacional de Bulgaria que no había indicios de eventual aflujo de migrantes a Bulgaria a través de la frontera turca. No obstante, el ministro de Defensa ha confirmado que el Ejecutivo cuenta con un plan de actuación, caso de surgir tal problema.

La información exigua en torno a la embajadora búlgara convocada a consultas a Sofía y sobre las conversaciones del jede de Estado búlgaro con los embajadores de Austria, Alemania, Francia y Holanda, es indicio de que, de momento, Sofía se abstiene de acciones radicales y ha adoptado posición expectante que está siendo coordinanda con socios de la UE de cara a una eventual evolución nueva y de mayor dramatismo en la confrontación de Turquía con Europa. No se puede pronosticar cuándo volverá a ocupar su puesto en Ankara la embajadora búlgara en Turquía pero es improbable que esto suceda antes de las elecciones del 26 de marzo.

La semana pasada el primer ministro Guerdzhíkov expresaba que esperaba que no se llegara a medidas extremas como una ruptura de las relaciones diplomáticas. Una fuente diplomática comentó, empero, ante el diario búlgaro “Segá” que el regreso para consultas de la embajadora búlgara a Sofía era indicativo de la resolución del Estado de acometer también otro tipo de acciones.

Hay que destacar que en lo tocante a este delicado asunto, el Gobierno interino se mueve en medio de una situación sumamente difícil. Por un lado, debe hacer frente a las polémicas bilaterales en torno a la votación en las elecciones parlamentarias anticipadas no sólo en el territorio de Bulgaria, sino también en Turquía, país en que hay centenares de miles de emigrados. En este sentido al Gabinete “Geurdzhikov” le han instado algunas fuerzas políticas de derechas y nacionalistas a que reconsidere la apertura de colegios electorales en Turquía y que garantice que ésta no ingerirá en los comicios en Bulgaria, incluso por medio del envío de emigrados que voten en Bulgaria. Por otro lado, el Gobierno está siendo presionado por algunas fuerzas políticas a que adopte, asimismo, acciones inmediatas para conseguir el envío de fuerzas europeas de seguridad a la frontera de Bulgaria con Turquía.

A esta etapa, el gabinete estima que la virulencia de las reacciones es fruto, parcialmente, de la circunstancia que tanto Bulgaria como otros muchos países en Europa, e, incluso, la propia Turquía, se encuentran en una situación preelectoral a la que obedece el empleo de determinado lenguaje. Está por ver si realmente habrá sido así.

En Bulgaria la campaña electoral concluye a finales de marzo y el referendo en Turquía se celebrará a mediados de abril.

Versión en español por Mijail Mijailov

print Imprimir
Más en la categoría
Evguenii Daynov y Parvan Simeonov

Bulgaria sigue aplazando lo difícil, continúa siendo gobernada sin mentalidad estratégica

Las elecciones 2017 serán recordadas por la injerencia de dos Estados en las mismas −Rusia y Turquía− y por los bloqueos nacionalistas en la frontera en un intento por impedir que ciudadanos búlgaros ejercieran sus derechos constitucionales. También..

Publicado el 28/03/17 12:51

Vaguedad en la situación postelectoral en Bulgaria

No se han hecho públicos aún los resultados oficiales de las elecciones parlamentarias anticipadas del domingo, 26 de marzo, pero los datos preliminares también resultan suficientes para afirmar que la situación se mantiene confusa en alto grado...

Publicado el 27/03/17 13:52

Asen Guenov: “Creo que poco después de los comicios afrontaremos nuevamente una situación preelectoral”

El bloguero, Asen Guenov, ha calificado el desenvolvimiento de la actual campaña electoral en Bulgaria de un “torrente de aguas fecales”. En vez de debatir los temas graves que tenemos como sociedad -en relación con el contexto interno y exterior- nos..

Publicado el 16/03/17 13:13