Las duras lecciones de la montaña durante las excursiones en primavera

La montaña, en primavera, parece muy atractiva para senderismo y recreo de fin de semana. Los excursionistas ocasionales se la imaginan como el parque vecino: con los árboles vestidos de verde, el césped floreciente y el trineo de los pájaros sobre sus cabezas. Sólo los casquillos de nieve en los picos más altos sugieren que el invierno ha encontrado allí refugio.

En primavera son muchos los ejemplos de cambios climáticos bruscos en la montaña; a veces hasta tienen consecuencias trágicas. Adquirir experiencia en el montañismo lleva su tiempo. Por lo tanto no hay que tirarse a ciegas en lo desconocido. Después de todo, se trata de disfrutar de la belleza de la naturaleza que no exponerse a riesgos imprevistos, dice Zhelazko Mechkov, guía de montaña y rescatador.

СнимкаProcuro descubrir y gozar de la belleza de cada montaña que visito –comenta– . Disfruto de la sensación de calma, de una vida plena, independientemente de si voy por mero placer, para hacer escalada o simplemente para una caminata. En primavera, el error más común de los excursionistas en la montaña es el de subestimar el tiempo, en términos de condiciones atmosféricas. Tan pronto la nieve se derrite en gran parte de la montaña, la gente la percibe como si allí ya reinase el verano. Sin embargo el verano todavía está lejos, las temperaturas a menudo caen por debajo del cero. Los lugares más peligrosos son aquellos donde todavía hay nieve, debido a posibles resbalones. En primavera se observan amplias variaciones en la temperatura entre las zonas más altas y las más bajas de la montaña. Las condiciones atmosféricas varían, de repente empieza a llover y, en mayores altitudes, las precipitaciones se pueden convertir en nieve. Estos cambios atmosféricos a menudo engañan en cuanto al equipamiento, cómo prepararse para el itinerario escogido. La gente a menudo es impaciente. Espera encontrarse con una montaña acogedora –una impresión que ésta dejó en ellos el verano. Saliendo sin preparación, se sorprenden de que el terreno por el que discurre la ruta que siguen es completamente diferente de lo que recuerdan.

Según el guía de montaña, allí la gente aprende a tener paciencia, a no lanzarse en algo que no se conoce. Si uno no sabe qué rumbo coger, mejor sentarse y pensar; el tiempo mostrará si es hora de seguir adelante o esperar el momento adecuado. Y, ¿qué es lo que recomienda Zhelazko Mechkov a los amantes del senderismo en primavera?

Снимка

Lo que más a menudo suelo recomendar es que no se hagan grandes cambios en el equipamiento, sea invierno o verano. Siempre hay que llevar en la mochila ropa gruesa, y el calzado debe ser impermeable y antideslizante. Conocer el terreno es una ventaja pero no siempre es posible conocer los itinerarios que seguimos. Por lo tanto se requieren conocimientos básicos de cómo usar un mapa y una brújula. Aún antes de salir de casa hay que planear la ruta a seguir y calcular el tiempo necesario para cubrir la distancia. Es muy importante, asimismo, conocer el pronóstico meteorológico. Es mejor salir temprano por la mañana para que, en caso de emergencia, haya tiempo suficiente para reaccionar. Por ejemplo, para que los equipos de rescate puedan llegar a tiempo si el turista necesita ayuda. Las cosas que hay llevar obligatoriamente en la mochila son un mapa y una brújula, un par de ropa de abrigo y calzado de repuesto. Incluso en verano es indispensable llevar guantes, gorro, calcetines de repuesto, una linterna, navaja, fósforos o un encendedor. Son importantes, asimismo, las cada vez más populares baterías externas para teléfonos móviles. Es que, cuando no hay cobertura, la batería del teléfono se gasta rápidamente, y en la montaña el teléfono móvil es la única conexión con el mundo. Para ser socorrista de montaña hay que llevar la montaña en el corazón. Uno debe sentirse allí como en casa para poder ayudar a las personas en problemas
, concluye Zhelyazko Mechkov.

Versión en español por Daniela Radíchkova
Fotos: Archivo y BGNES

print Imprimir
Más en la categoría

Un paseo refrescante por las grutas de la Cordillera de los Balkanes en el área de Vratza

El Parque Natural de los Balkanes de Vratza, en el noroeste de Bulgaria, destaca por sus muchos atractivos naturales. Protegidas por densos bosques de hayas, y hábitat natural de especies de plantas raras sus laderas forman parte de la porción occidental..

Publicado el 16/07/17 09:05

La ciudad de Téteven, el maravilloso paraíso de los Balkanes que conserva su espíritu y tradiciones a lo largo de los siglos

La pequeña ciudad de Téteven, en el centro norte de Bulgaria, se encuentra al pie de la Cordillera de los Balkanes. Sus verdes colinas y las aguas cristalinas del río Vit, que cruza la villa, proporcionan frescura en el calor estival. En días..

Publicado el 04/07/17 15:54

Paseo primaveral por las inmediaciones del río Devinska

A sólo dos kilómetros de la ciudad de Devin, en medio del Monte Ródope envuelto en leyendas, está uno de los senderos ecológicos más pintorescos en la zona “Struilitsa –Lukata”. Va bordeando el desfiladero del río Devinska zigzagueando entre insólitas..

Publicado el 11/06/17 09:00