Tras la normalización de las relaciones políticas con Macedonia sigue un calentamiento en los asuntos eclesiásticos

Foto: BGNES

En respuesta a la solicitud de la Iglesia Ortodoxa Macedonia de establecer la unidad con la Iglesia Ortodoxa Búlgara, que sirva de base de la unidad eucarística con el resto de Iglesias ortodoxas locales, el Santo Sínodo de Sofía se ha comprometido a cooperar plenamente para establecer el estatuto canónico de la Iglesia Ortodoxa Macedonia. Se ha creado una comisión sinodal para las negociaciones necesarias con la Iglesia macedonia y el resto de Iglesias ortodoxas locales, lo que sugiere que la decisión de apoyo es un único acto que sólo marca el comienzo de un proceso largo y complicado.

La Iglesia Ortodoxa Macedonia ha expresado su gratitud por el apoyo, y el primer ministro macedonio, Zoran Zaev, espera que otras iglesias ortodoxas imitan el ejemplo búlgaro. En ambos países, prelados y figuras públicas han acogido calurosamente el acontecimiento, y algunos han definido la posición de la Iglesia Ortodoxa Búlgara de un acto valiente que corrige injusticias históricas. Mientras el Santo Sínodo celebraba su concilio sobre el tema, ante el palacio Sinodal una multitudinaria vigilia silenciosa esperaba una decisión positiva.

Algunos califican de valiente la posición de la Iglesia Ortodoxa Búlgara pero según otros, es más bien prudente y diplomática. Actualmente el Arzobispado de Ojrid –como se llama la Iglesia en el territorio de Macedonia– se encuentra en situación de cisma impuesta por la Iglesia serbia en los años 60. A principios del siglo XXI hay, de hecho, dos arzobispados de Ojrid: por un lado, la Iglesia Macedonia oficial, que no es reconocida por el resto de iglesias hermanas en el mundo, y por el otro, la dominada por sacerdotes pro-serbios y reconocida por la Iglesia Serbia como autónoma, si bien no autocéfala. Según algunos teólogos, si reconoce una Iglesia no canónica como la macedonia, la Iglesia Ortodoxa Búlgara corre el riesgo de colocarse en un estado de cisma. Por otro lado, los cismas sólo pueden ser cancelados por las Iglesias que los han impuesto. En este caso el cisma fue impuesto a la Iglesia Macedonia por la Iglesia Serbia, lo que implica que la Iglesia Búlgara no puede ser la primera en reconocer la Iglesia Macedonia como autocéfala.

En este complicado contexto de normas canónicas, la postura de la Iglesia Ortodoxa Búlgara es, en realidad, la única razonable. El Santo Sínodo de Sofía no ha reconocido la autoproclamada como autocéfala Iglesia Ortodoxa Macedonia porque la autocefalía es posible sólo si es reconocida por las otras 14 iglesias ortodoxas. La Iglesia Ortodoxa Búlgara sólo ha prometido contribuir a este reconocimiento general. Lo ha hecho no sólo por benevolencia hacia la Iglesia Ortodoxa Macedonia, sino también por su propia experiencia amarga de haberse encontrado en un estado de cisma hasta 1945, que le fue impuesto por el Patriarcado de Constantinopla en 1872 por autoproclamarse autocéfala (independiente) y no autónoma, como lo estipulaba el firmán del sultán.

Los más recientes acontecimientos entre las Iglesias ortodoxas de Bulgaria y Macedonia son en gran medida positivos también en un contexto más amplio. Por un lado, coinciden con un proceso de normalización tangible de las relaciones políticas entre ambos países, y por el otro, con una tendencia a encontrar una salida al contencioso entre Skopie y Atenas por el nombre de Macedonia. El mismo día en el que la Iglesia Ortodoxa Búlgara decidía cooperar con miras a regularizar el estatuto de la Iglesia Ortodoxa Macedonia, medios de comunicación macedonios informaban de que el Gobierno en Skopie se inclinaba a aceptar las variantes de compromiso del nombre del país: República Nueva Macedonia o Macedonia del Norte. Aún no hay confirmación oficial de la noticia pero se puede constatar que se ha avanzado hacia la salida de Macedonia de su estado de aislamiento internacional, tanto político como eclesiástico.

Versión en español por Marta Ros

Más en la categoría

Iniciativa infantil a favor de niños con problemas de salud

Se acerca el 1º de marzo, una de las fiestas búlgaras más hermosas, cuando todos, niños y mayores, nos amarramos a la muñeca o nos ponemos en la solapa un pequeño adorno hecho de hilos blancos y rojos entrelazados llamado mártenitsa, por el nombre de la..

Publicado el 21/02/18 15:28

Un proyecto ayuda a los adolescentes a sobrellevar los trastornos alimentarios

¿Se puede medir la vida en peso corporal? Resulta que sí, si la imagen en el espejo y la escala de la báscula no cumplen con los requisitos del ideal masivo. Detrás de cada trastorno nutricional hay un problema emocional, y cuando se trata de..

Publicado el 20/02/18 15:01

El reino de chocolate de Iván e Ivalina

El chocolate es esa tentación irresistiblemente dulce que todos amamos. Es difícil que pase un día sin que robemos unos segundos para disfrutar de algunos pedazos de magia de leche y cacao. Para algunas personas, sin embargo, esta delicia es..

Publicado el 20/02/18 13:01