La estadística del Ministerio del Interior sobre la migración:¿alarmante o alentadora?

Foto: BGNES
A finales de 2018 el Ministerio del Interior hacía públicos sus datos más recientes sobre la migración en Bulgaria. El tema es delicado, algunas cifras resultan impactantes y la estadística da pie a comentarios distintos, alarmantes, unos, y alentadores, otros.

En 2018 han entrado ilegalmente a Bulgaria un total de 1807 migrantes. La cifra es notablemente inferior a las registradas en los dos años anteriores. Así, los migrantes detenidos en 2017 sumaron 2989, y en 2016, 18 844. El hecho de que Bulgaria siga siendo objeto de una presión migratoria ilegal resulta, de por sí, alarmante. No obstante, es indudable que esta presión tiende a disminuir de manera perdurable y fuerte.

Continúa existiendo, pero también notablemente reducida, una presión migratoria de Bulgaria hacia la UE. En el año 2017 el número de las personas detenidas al entrar en este país (743) era casi el doble de quienes eran arrestadas al salir de Bulgaria (445), y en 2018 las detenciones a la entrada del país (648) eran iguales a los arrestos de migrantes al salir de Bulgaria (632). El haberse igualado las cifras de las detenciones de migrantes al entrar y al salir de Bulgaria es indicio de que, a diferencia, de los varios años anteriores, continúa relativamente sin cambio el número de los extranjeros en estancia ilegal en Bulgaria.

Según algunos observadores, la costosa valla construida a lo largo de la frontera de Bulgaria con Turquía no es capaz de frenar la presión migratoria. Ellos aducen el hecho de que una buena parte de las entradas ilegales a Bulgaria se han hecho a través de la frontera verde que la valla debería proteger. En efecto, del total de los 648 migrantes detenidos al entrar en Bulgaria, 405 han sido arrestados precisamente en la frontera verde, tras haber sorteado la valla, y sólo 243 han intentado entrar por los puestos de control de frontera. Esta alarmante objeción tiene su fundamento pero tendríamos que preguntarnos por qué esta relación no se había mantenido igual en los años anteriores cuando aún no existía tal valla en las condiciones de una fuerte presión migratoria.

La estadística del Ministerio del Interior sobre la migración en 2018 pone de relieve asimismo que la estructura de la presión migratoria rumbo a Bulgaria se ha conservado y que esta migración se origina en países en que no existen conflictos bélicos. También en 2018 el mayor número de migrantes ilegales detenidos ha sido de los migrantes procedentes de Afganistán (un 47,5 % del total) e Irak (un 26.6 %), en tanto que los migrantes sirios sólo han constituido un 10,2 % de todos.

Los cambios cuantitativos en la estadística relativa a la migración generan asimismo problemas de otra índole. Existe un proceso de fugas multitudinarias de los centros de acogida y alojamiento de refugiados. Sólo en la penúltima semana del pasado mes de diciembre de estos centros se fugaron 84 personas, mientras que en ese mismo período se otorgaba estatuto oficial de residencia temporal a 59 personas. La capacidad total de albergue de los centros de alojamiento de la Agencia para los Refugiados de Bulgaria es para 5190 personas pero a finales de diciembre de 2018 residían en ellos sólo 523 personas, lo cual significa que, de hecho, apenas se utilizaba un 10 % de su capacidad. En los centros de alojamiento de migrantes de tipo cerrado, dependientes del Ministerio del Interior, se encontraban a finales de diciembre de 2018, 186 personas frente a la capacidad total de alojamiento para 700 personas, o sea, su aprovechamiento era de un 26 %. En medio de las realidades nuevas, las autoridades sobre migraciones deberán decidir, más temprano que tarde, si mantener la capacidad de acogida de migrantes a los niveles que se habían previsto para afrontar el aluvión desde el Oriente Próximo rumbo a Europa Occidental. Esta decisión se habrá de tomar en el contexto de la nueva política migratoria de la UE. En los debates en torno a esta política, Bulgaria defendía con firmeza la tesis de que era indispensable un control riguroso en las fronteras exteriores de la UE, que resultaba inaceptable que Europa Occidental devolviera los migrantes ilegales a los países en que éstos eran registrados inicialmente en el marco de la UE y que había que encauzar los esfuerzos básicamente a ir eliminando las causas para la migración en los países emisores de tal migración.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

Calidoscopio balcánico

Se han cumplido 20 años de los bombardeos de la OTAN sobre Yugoslavia Hace 20 años, el 24 de marzo de 1999, la OTAN , sin la autorización de la ONU iniciaba una campaña de golpes aéreos contra la ex Yugoslavia para frenar el conflicto bélico..

Publicado el 25/03/19 12:50

90º aniversario del movimiento espeleológico en Bulgaria

El primer estudio formal de la fauna de las cuevas de Bulgaria fue realizado por el académico Iván Buresh en el año 1922, cuando se desempeñó como director del Real Museo de Historia Natural, en la actualidad Museo Nacional de Historia Natural de..

Publicado el 23/03/19 08:35
¡Hay salvación! de Petia Radkova, primer premio

“No hay nada mejor que un día de lluvia”

Hoy ,22 de marzo, conmemoramos el Día Mundial del Agua bajo el lema”Agua para todos. Todo el mundo importa”. Por medio de campañas de información y discusiones se pretende encauzar la atención hacia los problemas de miles de millones de personas en el..

Publicado el 22/03/19 13:47