Siguen las acusaciones de corrupción en la reconstrucción del centro de Sofía

Fotos: BGNES
La semana pasada terminó, y la nueva comenzó con un escándalo en proceso de exacerbación entre la diputada por el opositor Partido Socialista Búlgaro, Elena Yóncheva, y el ministro de Cultura por el gobernante partido GERB, Boíl Banov. El escándalo en cuestión está relacionado con las acusaciones de Yóncheva contra Banov por malversación en las obras de reparación del centro representativo de la capital búlgara, la Plaza Nezavísimost (Plaza de la Independencia).

Este pasado domingo, Yóncheva confirmó sus acusaciones declarando que las conversaciones telefónicas grabadas que había hecho públicas, en las que el entonces viceministro y actual ministro de Cultura, Boíl Banov, aconseja cómo extender el plazo para la reforma, son auténticos. También el domingo, Banov publicó en su página oficial de Facebook que las grabaciones son manipuladas y que hacían ya cuatro años que su autor lo chantajeaba, pero que él no puso denuncia porque el chantaje no era directo. En la entrevista de ayer, Yóncheva prometió presentar hoy denuncias y pruebas sobre las infracciones ante la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude​ (OLAF), así como ante la Fiscalía. En realidad, el Ministerio Público ya se ha autoiniciado en este caso y ha empezado una investigación, por lo que Yóncheva fue citada el pasado viernes a un interrogatorio. El primer ministro, Boyko Borisov, declina comentar el caso en concreto pero el domingo adoptó una posición al respecto calificando las acusaciones de “bulo” y advirtió que “la confrontación saboteará a quienquiera que gane las elecciones”.

El tema domina las páginas de los medios informativos búlgaros de hoy. El diario Sega coloca en su primera plana el título “Los contribuyentes han pagado muy caro por la reparación del centro”. Según la publicación, para no devolver dinero a la Unión Europea, el Ministerio de Cultura búlgaro pagó por unas obras sin terminar, y, luego, gastó, adicionalmente, millones para reforzarlas y construir la fontanería y los alcantarillados. El rotativo afirma disponer de documentos que, supuestamente, revelaban una serie de “peculiaridades” que beneficiaban a la empresa que realizaba la reconstrucción y perjudicaban al contratante, el Ministerio de Cultura. Por su parte, el sitio informativo Mediapool hace hincapié en que cuatro días después de que estallara el escándalo, el primer ministro Borisov se ha negado a entrar en el tema y ha aconsejado a los políticos a “medir sus palabras”. Llama la atencion que, tal vez debido a lo intrincado del caso, como también a la espera de los resultados de la investigación, la mayoría de los periódicos prefieren atenerse literalmente a las declaraciones de la diputada Elena Yóncheva y el ministro Boíl Banov, sin aventurar ningún comentario.

Recopilado por Stoímen Pavlov
Versión en español por Daniela Radíchkova

Más en la categoría

Quedarse vivos, un libro mensaje a los jóvenes de que conducir es responsabilidad antes que entretenimiento

La Policía de Tráfico búlgara mantiene estadísticas sobre los muertos y heridos en las carreteras nacionales desde 1951. En aquel año en accidentes de tráfico murieron 202 personas y 790 resultaron heridas. Hasta el 1990, los datos de muertes por..

Publicado el 22/04/19 15:15
Стево Пендаровски и Гордана Силяновска Снимки: БГНЕС

Calidoscopio Balcánico

Incertidumbre para la segunda vuelta de los comicios presidenciales en Macedonia del Norte La participación en la primera vuelta de las presidenciales en Macedonia del Norte apenas ha llegado al 42% del total de más de 1,800,000 electores..

Publicado el 22/04/19 14:50

El holandés Patrick Smithuis ha encontrado su alma en la reserva natural búlgara que ha creado

Patrick George Smithuis es un protector de la naturaleza y director de documentales. Llegó a Bulgaria por primera vez en 1994 por trabajo, pero se quedó en el país "por amor", como dice él. Amor a su esposa, a la que conoció en Bulgaria, y amor al..

Publicado el 21/04/19 08:00