Nina Nikolina presenta viejas canciones favoritas en nuevo arreglo

La afamada cantante búlgara Nina Nikolina ha grabado y publicado con éxito proyectos en cuatro estilos musicales: folklore, etno, pop y latino. Se graduó por la Escuela Nacional de Artes de la ciudad de Pleven, en el norte de Bulgaria, especializándose en canto folklórico y contrabajo, así como por la Academia de Música, Danza y Bellas Artes de Plovdiv –la Capital Europea de la Cultura 2019– , donde estudió dirección de coros y orquestas de música folklórica búlgara, así como pedagogía musical. Ha lanzado una decena de álbumes y presenta la cultura y la música tradicional búlgaras en varios festivales internacionales de folklore. Además, ha grabado duetos con intérpretes de diferentes estilos musicales y con actores que también cantan. Hizo su debut en el cine en 2017, formando parte del elenco de El rey de los belgas, una coproducción de Bélgica, Holanda y Bulgaria, dirigida por Peter Brosens y Jessica Woodworth. En la cinta Nina Nikolina interpreta el papel de la cantante folklórica búlgara Ana que cautivó al monarca belga. Tras el reconocimiento mundial del filme, en 2018, los realizadores invitaron a Nina Nikolina a participar en el rodaje de su nueva película, The Barefoot Emperor (el emperador descalzo), la secuela de El rey de los belgas, en la que compartirá reparto con Geraldine Chaplin.

El 8 de febrero, en el Sofia Live Club, Nina Nikolina presentará su nuevo programa de conciertos. Interpretará canciones folklóricas de diferentes regiones de Bulgaria en arreglo de jazz étnico, acompañada por Kalín Velyov (batería y percusión), Martín Tashev (trompeta y voz), Yasen Velchev (teclados) y Taña Parvánova (voz).



Cada uno de los músicos aportará algo de diferentes rincones del mundo. Cada uno de ellos se ha aproximado a algún otro tipo de folklore que lo ha impresionado. Habrá instrumentos musicales de Brasil, de Cuba, y Martín contribuirá con improvisaciones vocales procedentes de Marruecos, de África
–explica Nina Nikolina– . En realidad, he soñado con este nuevo proyecto durante mucho tiempo pero lo he estado aplazando porque tenía que finalizar otras cosas. El programa que presentaré está compuesto por canciones tradicionales que han sido interpretadas muchas veces no sólo por mí, sino también por otros artistas, en arreglos de jazz y étnico. El público podrá escuchar temas que son muy conocidos, así como otros que nunca he cantado y que he estado rastreando durante años. Además, en el recital contaré las leyendas relacionadas con las canciones. También habrá canciones cómicas de la región Shope que necesitan de traducción porque no todos entienden este dialecto. Va a ser un programa interesante y abigarrado.

Nina Nikolina dice que se crió con el folklore:

El músico de la casa es mi mamá, ella es la directora de un coro de música folklorica. Desde pequeña escucho canciones tradicionales búlgaras, desde pequeña he estado rodeada de trajes folklóricos, y éstos siempre me han gustado. Mi mamá formó en mí un buen gusto musical. Cuando te dedicas al folklore hay que hacerlo con profesionalidad. Fue mi mamá quien me enseñó esta estética. La música folklórica puede sonar de forma diferente pero debe ser auténtica. Creo que esta es una manera para que el folklore llegue a los jóvenes. Este proyecto les es próximo.

En cuanto a la cultura musical de los jóvenes de hoy, Nina Nikolina opina lo siguiente:


Creo que la cultura musical de la nueva generación está vinculada a la época en la que vivimos. La información está en todas partes, cada uno escucha lo que le plazca. En mi opinión, la educación en la familia es muy importante. Si los padres les enseñan a sus hijos a
ir al cine, al teatro, a los conciertos, y les enseñan a escuchar, sentados quietos, con el tiempo sus retoños entenderán que el arte y la música, en concreto, es un alimento para el alma.

Nina Nikolina abriga la esperanza de que estas viejas canciones folklóricas, favoritas de los búlgaros, lleguen en su nueva versión a algunas ciudades europeas, y, quizás, a Ultramar. Según ella, sería interesante por igual para los búlgaros expatriados y sus amigos extranjeros.

Versión en español por Daniela Radíchkova
Fotos: Archivo personal

Más de la sección

Bulgaria se despide de Milcho Levíev, un músico con carisma que deja un patrimonio musical invaluable

El gran músico de jazz falleció el 12 de octubre en Salónica, donde se había afincado en los últimos años. La capilla ardiente del artista está instalada en la Sala de Conciertos Bulgaria de la capital búlgara, Sofía. Milcho..

Publicado el 18/10/19 08:15

Escolares búlgaros, galardonados en el Festival Internacional de Jazz de las Escuelas Públicas de Cincinnati

Hace unos días, en Cincinnati (EE.UU.) finalizó la primera edición del Festival Internacional de Jazz de las Escuelas Públicas de Cincinnati al que se presentaron orquestas de 22 escuelas norteamericanas. La única formación de otro país en el..

Publicado el 16/10/19 13:38

La Ópera de Stara Zagora actúa en Sofía después de estreno en Italia y antes de dar inicio a la nueva temporada

Estamos contentos de tener la oportunidad de realizar producciones tan interesantes . Son palabras de Ogñán Draganov, director de escena y gerente de la Ópera de Stara Zagora, que en los últimos años no deja de sorprender con ideas, proyectos..

Publicado el 11/10/19 14:02