Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

La escalada del Covid-19 en vísperas de las elecciones puede hacerles una mala jugada a los partidos políticos

Sólo quedan cinco días más de la campaña electoral en Bulgaria

Foto: pinterest

¿Conseguirán los candidatos a nueva Legislatura parlamentaria triunfar frente al contendiente más recio en estos comicios-la epidemia de coronavirus? ¿Lograrán modelar la intención de votos de los electores a favor suyo? No se animan a despejar estas incógnitas ni siquiera los sociólogos y los expertos políticos, en cuyas declaraciones esquivas se va consolidando la imprevisibilidad como característica más segura de los inminentes comicios.

El Relaciones Públicas en el ámbito político Liubomir Alamanov califica la campaña electoral en el país de rara y aclara no haber visto desde hacía tiempo una cesta de promesas tan colmada. ”Si se cumpliera hasta sólo un 10% de lo que se promete generosamente, muy probablemente dentro de un año viviríamos en una especie de paraíso”, dice él en la emisora regional en Plovdiv, de Radio Bulgaria:

Liubomir Alamanov

”Los partidos andan algo temerosos, ya que la gente ha comenzado a darse cuenta de que el actual modelo del sistema político se ha distorsionado - dice el analista -. No se trata de partidos estándar, se trata de grupos por intereses, los cuales no defienden valores o políticas determinados, sino su afán por instalarse en el poder. Las protestas, la crisis del Covid-19 y lo que ha ocurrido en el último par de años han disparado el escepticismo de los búlgaros. Ahí reside el hecho de la existencia de tan importante cuota cívica en las listas electorales. Y si este hecho resulta totalmente comprensible para algunas formaciones nuevas, no lo es para los partidos más veteranos que habían formado parte del poder y deberían contar con estructuras y candidatos en la cabecera de las listas”.

El analista considera las listas repletas de candidatos actores, deportistas e influencers, sendos anzuelos elementales con los que los electores no picarán. Esto es válido, en cierta medida, para los médicos candidatos a diputados, quienes fueron cobrando gran popularidad por la epidemia y ahora se les emplea como señuelos para atraer algunos votos”.

“No hay que olvidar que algunos partidos políticos se encuentran en su enésimo mandato en el Parlamento y que, de haberlo querido, hubieran promovido reformas hasta ahora, de modo que no importa que puedan tener entre sus candidatos a un par de médicos, opina tajante Liubomir Alamanov. Ahora la gente no presta demasiados oídos a las promesas electorales porque se siente ansiosa y temerosa. Es que cada búlgaro tiene , entre sus familiares, parientes y conocidos a alguna persona que haya sido golpeada por el coronavirus, se haya quedado sin empleo o tema por su futuro. Esta ansiedad puede mover a la gente a que vote por el mal conocido, y no por la esperanza ignorada, quizás”.

Según el sociólogo Tsvetozar Tomov, a los gobernantes les conviene más que la participación electoral sea baja y que los electores sigan con sus temores de cara al proceso de votación, ya que en vísperas de las elecciones la tensión en torno a la Covid-19, no deja de aumentar. Sin embargo, si la situación llega a tener dimensiones catastróficas ello podrá hacerles a los políticos una mala jugada, augura el sociólogo en la emisora regional en Varna de Radio Nacional, y agrega: 

Tsvetozar Tomov

”Vamos encaminados al pico más duro de la epidemia, que ocurrirá en la víspera de la fecha de los comicios, dice Tomov. Mientras, la vacunación se está estancando, se dispara el número de contagios, de ingresos, de gente en cuarentena, y va en aumento la tensión en torno al tema de la Covid-19. A medida que se aproxime la fecha de las elecciones irá aumentando el número de muertes, ya que la mortalidad se dispara pocas semanas después de producirse el pico de la enfermedad. De modo que será muy complicado prever hasta qué punto todo ello podrá alterar el cuadro actual, esbozado a través sondeos sociológicos”.

El sociólogo prevé unos comicios que transcurrirán rodeados por el miedo y la creciente desconfianza con respecto a los gobernantes. A juicio del analista el miedo puede incidir en la intención de voto y provocar su caída en picado y, al mismo tiempo, la desconfianza frente al poder puede motivar un voto de castigo.

"Mi mayor recelo, empero, es que tras estas elecciones se dispare la tensión política en el país”, resume el sociólogo.

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: Pinterest, archivo BNR, BGNES

Más de la sección

Sindicalistas en protesta acogen, velas en mano, a Frans Timmermans en Sofía

"La economía búlgara consume mucha energía y es dependiente del carbón. Por esto la transición a la energía verde ha de ser fluida para las regiones y la población”, ha expresado el primer ministro interino de Bulgaria, Stefan Yanev, en el foro sobre..

Publicado el 15/10/21 11:41

Arranca una tercera campaña electoral en Bulgaria en lo que va de año, esta vez en formato 2 en 1

Desde hoy, 15 de octubre, Bulgaria está en campaña electoral. Por primera vez en la historia democrática del país, los búlgaros estamos llamados a votar por tercera vez en unas elecciones legislativas en menos de un año. Las elecciones..

Publicado el 15/10/21 06:30

Las sorpresas en vísperas de las elecciones presidenciales en Bulgaria

Bulgaria se encuentra en el umbral de una campaña electoral en formato 2 en 1, primera en su historia democrática. La celebración de comicios presidenciales y legislativos en una misma fecha, el 14 de noviembre, está generando una serie de..

Publicado el 13/10/21 13:55