Camellia Kutcher narra la historia del largo camino al hogar en su primera novela

Foto: Archivo personal

En Marsella, urbe multicultural de contrastes, Francois, chico de 13 años de edad, se topa con la hermosa argelina Fátima que lo llevará por el camino conducente a la maduración y concientización del sentido de la vida humana para luego, pasado algún tiempo, desandarlo rumbo al terruño.

Tras muchos años de peregrinaciones por el mundo la escritora joven Camellia Kutcher se presenta ante el público búlgaro con su primera novela titulada “Hogar”. Pese a haber querido el destino que ella repartiera su vida entre residir en Rusia, Suiza, España y Francia Camellia optó al final por radicarse en Bulgaria puesto que el hogar es donde retornas por la noche y descansas en él.

En realidad, Bulgaria ya fue para ella un hogar paterno cuando, con siete años de edad, regresó de Rusia para entrenarse intensamente en el tenis preparándose para su carrera de competidora. Hasta aquel momento la chica había vivido en su ciudad natal Syktyvkar pues su mamá era rusa. Sin embargo, a la edad de 14 años cuando estaba a punto de afrontar los duros retos del deporte Camellia cambió la cancha de tenis por una suntuosa terraza suiza a orillas del lago de Ginebra. Contemplando el romanticismo de la orilla francesa que tenía enfrente se sintió inspirada por componer sus primeros versos.

Camellia fue descubriendo el hechizo de las palabras teniendo aún muy corta edad, tras aprender sola a leer y desde aquel momento la magia de las palabras no le ha abandonado. Miss Barret, la profesora de inglés en el internado suizo a la que Camellia se atrevió a mostrar sus obras la alentó confiando en el talento literario de la joven. La autora escribió las primeras páginas de su novela hace ocho años pero las dejó para volver a escribir ya lista para terminar la historia, convertida en espejo de la sensación personal del camino del ser humano.

Se trata de una historia sufrida, de una parte de mi trayectoria vital que se fue gestando durante años en mi fuero interno pero era más bien como una especie de ambiente y percepción de los seres humanos y del mundo, dice Camellia Kutcher. La trama de la novela se desarrolla en Francia ya que como he estudiado en la porción francófona de Suiza he viajado frecuentemente a aquélla, he residido en París, hablo francés y tengo mi apego sentimental a Francia. Marsella me ha parecido el lugar más apropiado para abordar el tema del multiculturalismo puesto que, además, mis personajes Said y Fátima provienen de Argelia.es por esto que una parte de la trama se desarrolla en esta ciudad portuaria, saturada de cultura variadísima.

Al entrelazar el destino de Francois, profesor en la Sorbona con los de la argelina Fátima y su amado Said, la autora rastrea las líneas cruciales que las religiones trazan en la vida de sus personajes y, sobre todo, el sentido del deber.

Mientras estaba escribiendo esta novele lo que más me interesaba era el individuo mismo, dice Camellia. Creo que independientemente del país en que nos hemos criado, del punto del mundo en que residimos y de la religión que profesamos, se mantienen idénticos los fundamentos de los principio, cualidades y deseos humanos.es que incluso si nos remontamos en la historia unos mil o dos mil años comprobaremos que las inquietudes del alma humana siempre son universales y es justamente esto lo que intentado mostrar con este puzzle de destinos humanos entrelazados. En cuanto a la alienación hay que decir que cualquiera de nosotros la sufre en determinadas etapas de su vida: durante la infancia, en los momentos de maduración o bien a una edad más tardía. Creo, apoyándome en la repercusión que la novela tiene entre los lectores, que éstos sienten y oyen de verdad la voz del niño en sus entrañas, de ese niño que en la novela se encuentra recreado en el personaje de Francois.

Por su destino extraordinario de tener pedazos de vida dispersos por el mundo, Camellia Kutcher ha aprendido a tener una mirada global sobre lo que le rodea en todas partes, al margen de lo familiar y lo patrio y es por esto que está narrando con desenvoltura una historia que se desarrolla lejos del hogar.

La autora ya se encuentra escribiendo su segunda novela cuya acción está ambientada en Italia pero agrega que también vislumbra en Bulgaria argumentos para novelas futuras. Lo que a tal efecto le hace falta es un poco más de tiempo para superarse”, como dice ella.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

Obra de Stefan Nikolaev ante el Gran Palacio de las Bellas Artes de París

La escultura monumental Streetlight (del inglés: luz de calle) del pintor búlgaro Stefan Nikolaev será dispuesta ante la entrada del Gran Palacio  de las Bellas Artes de París. Esta es la primera presentación de un autor contemporáneo búlgaro en un..

Publicado el 14/10/18 11:05

Cuarenta y seis películas, y mucho amor en el CineLibri 2018

El enfoque temático en el amor en todas sus dimensiones ha marcado el comienzo de la cuarta edición del festival CineLibri .Bajo el lema “Amor entre líneas”, en el período del pasado día 10 al 24 de octubre próximo la cartelera del festival recoge 300..

Publicado el 13/10/18 11:30

“El Bosque Petrificado”, cerca de Varna, se convierte en escenario de la nueva película de Sylvester Stallone

Sylvester Stallone ha llegado a Bulgaria para rodar su nueva película, "Rambo 5”, basada en un guión del propio Stallone, y que cuenta con un presupuesto de más de 100 millones de dólares. A la estrella de acción, que es el impulsor de toda la saga..

Publicado el 07/10/18 10:05